Muy disfrutable tercera temporada de Doctora en Alabama

29 octubre 2014

Josh Cooke y Rachel Bilson en la tercera temporada de Doctora en Alabama

El pasado domingo finalizó AXN White la emisión de la tercera temporada de la serie “Doctora en Alabama” (Hart of Dixie), una temporada que ha estado francamente bien y que he disfrutado mucho. Después de una buena primera entrega y una irregular segunda en su parte inicial, esta tercera devuelve a la doctora Zoe Hart (Rachel Bilson) a Bluebell tras huir de allí después de que Wade (Wilson Bethel) le dijera que la quería. Pero Zoe no vuelve sola sino que lo hace con el que veis en la foto superior, un escritor neoyorkino llamado Joel Stevens (Josh Cooke), del que es pareja y que le aporta estabilidad.

Inestabilidad es lo que tiene George Tucker (Scott Porter) que también dejó el pueblo en verano para irse de gira con la cantante Lily Anne (Amy Ferguson) y vuelve hecho un desastre total. Después se echa varias novias pero se da cuenta finalmente de con quién quiere estar.

Lemon (Jaime King) también tiene alguna que otra relación y se pasa una temporada en casa de su abuela, incluso, la forma para que la actriz pudiera pasar la recta final de su embarazo y el postparto sin aparecer en cinco episodios, y su hermana Magnolia (Claudia Lee) apenas aparece porque como rebelde que es acaba en un internado.

Promo de la tercera temporada de Doctora en Alabama

Lavon (Cress Williams) parece muy feliz con Annabeth (Kaitlyn Black) pero esta acaba tomando una decisión muy drástica para su relación, mientras el alcalde sigue tratando los problemas del pueblo y con su rivalidad con el pueblo de al lado.

Finalmente está Wade (Wilson Bethel), el personaje de “Doctora en Alabama” que más ha evolucionado y muestra de ello es incluso que en esta tercera temporada yo creo que no sale ni descamisado en ninguno de los episodios. Inicia una relación bastante estable también, negocio con Lemon, y es que las escenas entre ambos no tienen desperdicio, y se convierte hasta en un propietario de éxito.

Amores, desamores, colegueo, secundarios robaescenas y hasta algún que otro número musical ha tenido esta temporada de la serie que ha mantenido muy bien el ritmo durante los veintidós episodios que la han compuesto. Ha habido mucho humor también y un episodio final realmente bueno y con sorpresas.

La cuarta temporada solo tendrá diez episodios por el embarazo de Rachel Bilson y se rumorea que podría ser la última aunque la CW no ha confirmado nada aún. ea como fuere, hay ganas de ver qué pasa.


Miranda llegará a su fin con dos especiales de Navidad

26 octubre 2014

Promo de Miranda

Tanto hablaban en mi timeline de Twitter de la comedia británica “Miranda” que en febrero de 2013 me puse a verla y en una semana la ventilé porque, como ya dije tras ese visionado, es “such fun”. Mucho tiempo levamos esperando los fans de la serie a que vuelva y su creadora y protagonista principal, Miranda Hart, avisó que hasta 2015 no podría ser por sus compromisos.

Pero no habrá que esperar hasta el año que viene y es que antes habrán dos especiales de Navidad con los que, tristemente, “Miranda” llegará a su fin como la propia Hart anunció el otro día cuando presentó su libro sobre la serie “The Best of Miranda”. La actriz ha dicho que el libro es para celebrar la serie y para homenajear a quienes la han hecho posible y a quienes la hemos visto.

La verdad es que es una pena que se acabe porque nos vamos a quedar con una veintena de episodios y es que a veces las buenas series tienen muy pocos (ejemplos hay muchos a lo largo de la historia) y en especial las británicas con esas temporadas tan cortas.

Al menos siempre nos quedarán los revisionados para disfrutar de la torpeza y frikadas de Miranda, del “such fun” y otras frases de su madre Penny (Patricia Hodge), de su amiga Stevie (Sarah Hadland) y su forma de hacer aparecer la careta de la cantante Heather Small e imitar su voz cantando “What Have you Done Today to Make you Feel Proud”, y de ver en qué queda la relación de la protagonista y su amado Gary (Tom Ellis).

Sí, echaré de menos “Miranda” y creo que será carne de revisionado cada poco tiempo porque es una de las comedias más hilarantes que he visto en la vida. Pocas me han hecho llorar tanto de risa.

Si no la habéis visto nunca os la recomiendo muy mucho.


La despedida del detective Barry Frost en Rizzoli & Isles

25 octubre 2014

Lee Thompson Young en s episodio de despedida en la cuarta temporada de Rizzoli & Isles

No estoy segura de si ya había empezado la grabación de la quinta temporada de “Rizzoli & Isles” o no, pero supongo que sí, cuando Lee Thompson Young no acudió a los estudios Paramount de Los Ángeles donde graban la serie. Fueron a buscarle pero quien entró a su casa se lo encontró muerto con todos los signos de que quien interpretó al detective Barry Frost en la serie, se había suicidado. Era un 29 de agosto de 2013.

La quinta temporada arrancó hace tres semanas en Calle 13 en España y en el primero de los episodios el detective Frost estaba de vacaciones. Podían haber decidido que se fuera del cuerpo sin una despedida pero tal vez no hubiese tenido mucho sentido (en las series de los años 70 y 80 hubiesen hecho eso seguro), así que decidieron despedirle.

No fue un episodio lacrimógeno el segundo, porque la vida sigue y Jane (Angie Harmon), Korsak (Bruce McGill) y Frankie (Jordan Bridges) tenían que resolver otro caso y Maura (Sasha Alexander) encontrar pruebas forenses, pero la figura de Barry Frost estuvo presente en el episodio incluso apareciendo cual figura que Lily Rush (Kathryn Morris) veía en cada episodio de “Caso Abierto” (Cold Case) cuando hacía justicia a sus muertes.

Y a partir de aquí spoilers.

Aunque la pena estaba en el ambiente, el caso resultó interesante aunque más ver cómo se contenían los actores porque una cosa es despedir a una persona, a un amigo, en la ficción, y otra muy diferente tenerlo que volver a hacer cuando se ha hecho en la vida real. Así, con algunas escenas en las que había conversaciones sobre funerales y la muerte, llegó el final con los protagonistas en una iglesia dando el último adiós a su compañero y amigo y con un panegírico leído por su mejor amiga, Jane Rizzoli que no pudo llorar durante todo el episodio excepto al llegar a casa y ver la postal que Frost le había mandado desde su lugar de vacaciones.

El actor, tristemente, decidió poner punto y final a su vida a los 29 años de edad, el personaje acabó su vida con los mismos años en un accidente de coche cando regresaba a casa para reincorporarse al departamento de policía de Boston tras sus vacaciones.

Fin de los spoilers.

Es raro no ver a Frost en la serie, ver su mesa vacía y su muñeco robot en el lugar en el que lo tenía. Aún no he visto el tercer episodio pero creo que su hueco lo han rellenado aunque, pienso que con Jane, Vince y Frankie tienen el departamento más que cubierto.


Gracepoint: El innecesario remake de Broadchurch

17 octubre 2014

Promo de la primera temporada de Gracepoint

Cuando leí que iban a hacer un remake de la serie británica “Broadchurch” en Estados Unidos, no entendí el por qué, y menos teniendo en cuenta que la serie protagonizada por David Tennant y Olivia Colman se acababa de emitir allí a través de BBC America.

Al empezar a verla aún lo entiendo menos porque si “Gracepoint” no está copiada plano a plano de su serie madre, poco le falta. Toda escena es un continuo deja-vu, al menos en los dos primeros episodios, si has visto “Broadchurch” y no es que ayude tener al propio David Tennant repitiendo personaje. Al menos le han cambiado el nombre, aunque no se puede decir lo mismo del personaje que hace Anna Gunn que al igual que el que interpretó Olivia Colman, ganando un BAFTA por él, se llama Ellie Miller.

Si en “Broadchurch” era el pequeño Danny Latimer quien aparecía muerto, en “Gracepoint” es Danny Solano (Nikola Filipovic), hijo de Mark (Michael Peña) y de Beth (Virginia Kull), matrimonio amigo también de la detective Miller y su familia. El desarrollo de la trama es el mismo, con sospechosos y coartadas a comprobar por los detectives que llevan el caso.

Por ahí están también Nick Nolte y Jackie Weaver como Jack Reinhold y Susan Wright, así como otras caras conocidas de la pequeña pantalla como es el caso de Kevin Rankin que hace del cura del pueblo, Paul Coates, o Kevin Zegers en el papel del periodista y sobrino de Miller, Owen Burke.

Particularmente, ni siquiera llamaría a “Gracepoint” adaptación porque el pueblo hasta parece el mismo y la ambientación es prácticamente calcada a la de “Broadchurch”. Aportar, no va a portar nada aunque sí parece que el asesino, o la asesina, no será el mismo que en la original porque ya solo faltaba que lo fuera.

Realmente no puedo destacar nada de momento, ni tan siquiera las actuaciones del reparto donde veo muy forzado, por ejemplo, a Michael Peña que es un actor que me gusta pero no me acaba de encajar aquí. Veremos cómo sigue la cosa pero vaya que creo que “Gracepoint” será una serie de diez episodios que quedará como una anécdota en la historia de la pequeña pantalla.


Red Band Society: Entretenida dramedia en un inverosímil hospital

16 octubre 2014

Promo de la primera temporada de Red Band Society

 

Albert Epinosa publicó en el año 2008 el libro “El Mundo Amarillo” en el que narraba sus vivencias durante los diez años que tuvo cáncer, enfermedad que se le diagnosticó por primera vez a los 13 años de edad. Del libro surgió la serie “Polseres Vermelles”, o lo que es lo mismo “Pulseras Rojas”, que tuvo mucho éxito en la televisión catalana y bastante en sus emisiones en la TV nacional española, así como en otros países.

Desde hace unas semanas su remake estadounidense, “Red Band Society”, coproducido por Steven Spielberg se emite en FOX y yo estoy completamente enganchada porque es una serie que da muy buen rollo y que tiene unos personajes bastante buenos. La trama se da en un inverosímil hospital Californiano, que yo no me creo que haya centros así, principalmente en la plantas de pediatría ya que los protagonistas son adolescentes con diversos problemas. Está el líder no oficial, Leo (Charlie Rowe), a quien le amputaron una pierna a causa de su cáncer; su mejor amigo en el lugar es Dash (Astro), quien consigue porros aunque no debería fumar por su fibrosis quística y al que le gusta apostar; la chica con la que tuvo una breve relación que le gustaría retomar es Emma (Ciara Bravo) que es anoréxica; y está el chico del coma, Charlie (Griffin Gluck) al que algunos ven cuando están anestesiados.

Charlie ejerce las veces de narrador y aunque piensen que no se entera de lo que pasa, sí que percibe todo, hasta lo que hace su nueva compañera de habitación, una chica muy popular en si instituto a la que el corazón le deja de funcionar bien, Kara (Zoe Levin), aunque muchos insisten en que por su personalidad es imposible que tenga corazón. El último chico protagonista es Jordi (Nolan Sotillo), quien aparece solo en el hospital para que le traten de su cáncer y que enseguida se hace amigo de Leo quien acaba creando el club de las pulseras rojas, por las pulseras identificativas que tienen cada uno de ellos.

Reparto de Red Band Society

En su mundo hospitalario los adultos que están en sus vidas son el doctor Jack McAndrew (Dave Annable), la joven enfermera Brittany Dobler (Rebecca Rittenhouse) que se lleva bien con los adolescentes pero que es muy inocente e ingenua; y la enfermera jefe Dena Jackson (Octavia Spencer) que tiene fama de dar miedo pero que lo que pretende es hacer bien su trabajo y que los pacientes a su cargo estén lo mejor posible.

Algunos personajes adultos que también aparecen son los padres de varios de los pacientes, el enfermo hipocondríaco Ruben (Griffin Dune) quien donará todo su dinero al centro y en enfermero gay y buen amigo de la enfermera Jackson, Jenji (Wilson Cruz).

En cada episodio los adolescentes tienen sus historias tanto médicas como personales e interactúan tanto entre ellos como con los adultos. A falta de ver el quinto episodio, los cuatro primeros de “Red Band Society” me han gustado. Como decía, es una serie de buen rollo a pesar del tema principal que trata. Los personajes tienen su personalidad bien marcada desde el primer momento y, aunque no se inventa nada más allá de esos estereotipos, cada uno no tiene por qué ser lo que parece de buenas a primeras.

Dave Annable y Octavia Spencer en la primera temporada de Red Band Society

Resulta entretenida, desde luego, y a pesar de que parece que no le está yendo bien en audiencias, espero que FOX no se apresure a cancelarla porque calidad tiene. Merece la pena conocer a este grupo y seguir sus andanzas, porque además aunque pudiera parecer, no es una serie que vaya a por la lágrima fácil del espectador, hay incluso más momentos que quieren ir a lo divertido que a la tristeza.

Algún día tendré que ponerme con “Polseres Vermelles”, pero de momento seguiré disfrutando de “Red Band Society” y del buen hacer de sus actores, especialmente de Octavia Spencer que con su sola presencia llena la pantalla.


Madam Secretary, una amena serie política y familiar

14 octubre 2014

Téa Leoni y Tim Daly en el piloto de Madam Secretary

Una de las nuevas series estadounidenses de la temporada 2014-2015 es “Madam Secretary” que se emite los domingos en CBS. Creada por Barbara Hall, a quien siempre habrá que dar las gracias por desarrollar esa gran serie llamada “La Juez Amy” (Judging Amy), “Madam Secretary” es una serie de corte político y familiar protagonizada por Téa Leoni en el personaje de Elizabeth “Bess” McCord, una exagente de la CIA convertida en profesora de universidad a la que el presidente de Estados Unidos y viejo amigo suyo, Conrad Dalton (Keith Carradine), llama para ofrecerle el puesto de Secretaria de Estado tras la muerte del que ocupaba el puesto.

No muy convencida acepta, porque POTUS (President of the United States en inglés, el presidente de Estados Unidos en castellano) no iba  tomar un no por respuesta, y hereda el equipo de trabajo de su predecesor, con la jefa de personal Nadine Tolliver (Bebe Neuwirth) a la cabeza, Matt Mahoney (Geoffrey Arend) elaborando sus discursos, Daisy Grant (Patina Miller) como portavoz ante la prensa, y Blake Moran (Erich Bergen) haciendo las veces de su ayudante personal.

Su equipo no la recibirá precisamente con lo brazos abiertos, al menos le cuesta más ganarse a Nadine, y menos el jefe de personal de la Casa Blanca Russell Jackson (Zeljko Ivanek) quien no se esfuerza por tratar con ella. Pero los problemas de Elizabeth no vienen solamente por lo que en cada episodio tenga que resolver como Secretaria de Estado, sino también en lo familiar porque los suyos deben adaptarse a la nueva vida, lo que incluye poder acabar en el ojo público.

Fotograma de la primera temporada de Madam Secretary

Pero Elizabeth tiene un marido comprensivo y paciente, Henry (Tim Daly), que se encarga de las trifulcas que pueda haber entre sus hijos: la hija mayor que abandona la universidad Stevie (Wallis Currie-Wood), la adolescente Alison (Kathrine Herzer) y el crío de doce años Jason (Evan Roe), quien siempre tiene algo que decir sobre política.

“Madam Secretary” no se parece nada a “El Ala Oeste” (The West Wing) pero sí que puede recordar a “Señora Presidenta” (Commander in Chief) la serie que duró una temporada en ABC entre septiembre de 2005 y junio de 2006. En aquella la vicepresidenta de Estados Unidos, encarnada por Geena Davis, tomaba el mando de la Casa Blanca tras el fallecimiento del presidente, teniendo que lidiar con muchas cosas laborales pero también familiares. Y como en ella, “Madam Secretary” es autoconclusiva ya que cada crisis que resuelven Bess y su equipo se da en un episodio.

Me está gustando y toco madera porque ya hay rumores sobre una posible cancelación y eso que su audiencia sobrepasa los 11 millones de espectadores en EEUU pero las demos no ayudan. Es entretenida y Téa Leoni cumple con creces en su papel. Eso sí, hay algo que a mí me parece sobrante y es esa intriga de si al amigo de la protagonista que le contó que estaba seguro de que habían liquidado al Secretario de Estado lo mataron también.

Recomendable.


El buen comienzo de la cuarta temporada de New Girl

9 octubre 2014

New Girl, promo de la cuarta temporada

Al finalizar su irregular tercera entrega dije que seguiría viendo “New Girl” a pesar de su considerable bajón y he de decir que el buen ritmo que cogió al final de esa temporada lo está manteniendo en la cuarta. Con el último episodio pendiente todavía, los tres primeros han sido bastante divertidos para mi gusto y lo mejor es que Schmidt ha vuelto al loft con sus amigos.

En el arranque de temporada interactuaron todos, que es cuando mejor funciona la serie en mi opinión. Pero el segundo y el tercero siguieron con la dinámica de una trama para dos y otra para el resto; en el segundo siendo la primera para Schmidt (Max Greenfield) y Jess (Zooey Deschanel) y en el tercero para esta y Cece (Hannah Simone) porque a estas dos amigas les podían sacar bastante más partido juntas que precisamente este episodio en el que Rob Reinner repitió como padre de Jess ha sido, hasta ahora, el mejor de todos.

Genial que el quinteto se haya convertido definitivamente en un sexteto con Coach (Damon Wayans Jr.) como personaje fijo pero es que Schmidt parece haber recuperado el protagonismo perdido. Aunque al principio Schmidt era un poco inaguantable le cogí cariño enseguida y lo cierto es que si el tiene un protagonismo interesante, “New Girl” también gana. Eso sí, no me gusta el camino que ha tomado el personaje de Nick (Jake Johnson) que cada vez parece más tonto.

A ver si empiezan a sacar partido a la historia de Winston (Lamorne Morris) con la Academia de Policía que en el segundo capítulo ya hubo algo relacionado, pero creo que tienen una historia jugosa en ella si saben aprovecharla o quieren, claro está. Y si nos vuelven a dar episodios en los que nos devuelvan al colegio donde Jess y Coach trabajan.

Sí, me está gustando el inicio de la cuarta temporada de “New Girl”, al menos a priori si mantienen el buen ritmo podríamos decir que promete, así que toco madera para no equivocarme.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 105 seguidores

A %d blogueros les gusta esto: