Y 30 Rock llegó a su fin

3 febrero 2013

Jane Krakowski en la finale de 30 Rock

Si no has visto la finale de “30 Rock” (Rockefeller Plaza) no sigas leyendo.

Cuando Jenna Maroney (Jane Krakowski) entonaba en el programa 150 de “TGS with Tracy Jordan”, la canción de “Rural Juror” hacía mucho más que despedir el show en el que empezó a trabajar con su amiga Liz Lemon en la NBC. Decía adiós al programa, decía adiós a sus espectadores y decía adiós a sus compañeros.

I will never forget you, Rural Juror
I’ll always be glad I met you, Rural Juror

Nunca te olvidaré Rural Juror, siempre me alegraré de haberte conocido, Rural Juror.

Se puede cambiar “Rural Juror” por “TGS” pero, trasladándolo a la realidad, a “30 Rock”, Jane Krakowski nos estaba diciendo adiós de parte de todos a quienes durante más de seis años y siete temporadas hemos disfrutado con las andanzas de los personajes de la serie a la que el pasado jueves se puso punto y final en la NBC y que ayer mismo finalicé yo.

Dos episodios seguidos, 42 minutos pasados para despedir por todo lo alto mi comedia preferida de los últimos años, una de las mejores que se han hecho sin duda, y que como Tracy Jordan decía al poner punto y final a “TGS” no mucha gente ha visto, algo que también se puede aplicar a la realidad porque nunca tuvo una audiencia extraordinaria.

Tina Fey y James Marsden en la finale de 30 Rock

“Hogcock”, la primera parte de la finale, empezó con la familia Lemon Chros. Con Liz (Tina Fey) quedándose en casa sin saber qué hacer y Criss (James Marsden) llevándose a Terry y Janet, sus hijos adoptivos y unos Tracy y Jenna en miniatura, al colegio. Pero Liz no está hecha para la vida casera y Criss para la vida laboral así que deciden intercambiar papeles.

Jenna empezó a buscar, sin éxito, nuevos proyectos en los que aparecer. Fue poner el pié en Los Ángeles y volverse a Nueva York horrorizada deseando cumplir su sueño de trabajar en Broadway. Muy bueno el gag de “Ley y Orden: UVE” (law & Order: SVU).

Kenneth (Jack McBrayer), como presidente de la NBC, tenía muy claro los proramas que quería sacar en antena y en su lista de cosas a evitar había muchos tópicos, pero también la calidad.

Alec Baldwin en la finale de 30 Rock

Jack quería ser feliz como le deseo su madre Colleen (Elaine Stritch), presente en el episodio por medio de una foto en el nuevo despacho de Jack, y acabó discutiendo con Liz poniendo el punto y final a su relación… prácticamente.

Una cláusula rocambolesca que le otorgaba a Tracy (Tracy Jordan) treinta millones de dólares si el programa no llegaba a los 150 shows acabó por unirles a todos de nuevo, a pesar de que Tray intentó que el programa no pudiera salir en antena, una vez más para despedir “TGS” como merecía.

Tina Fey y Tracy Morgan en la finale de 30 Rock

Tracy desaparece, cómo no, Liz va a buscarle a un club de striptease y allí, a diez minutos del final de “30 Rock”, tienen una charla muy seria. Por primera vez Tracy Jordan habla en serio sin añadir tonterías después (bueno, una al final, per es Tracy) y Liz se sincera y le dice que trabajar con él no ha sido fácil, que la ha frustrado pero que como el corazón humano no está correctamente conectado con el cerebro, le quiere. Ohhhh… Sí, aquí empecé a llorar como una magdalena algo irónico teniendo en cuenta que se trata de una comedia que muchas veces me ha hecho llorar de risa.

Me tocó la fibra sensible, pero es que había más después para el no parar. Tracy y Jenna disfrazados de Hitler despidiéndose antes de empezar el último show; Jenna cantando la anteriormente citada “Rural Juror” y Liz… Yéndose a buscar a Jack porque pensaba que se iba a suicidar.

Pero no, Jack Donaghy no quería quitarse la vida, quería marcharse en barco para encontrarse a sí mismo. A Liz le empieza a decir dándo un rodeo que la quiere sin pronunciar estas palabras y ella para abreviar le dice que también le quiere. Y Jack se va para volver al momento con una gran idea, según él.

Tracy Morgan y Jane Krakowski en la finale de 30 Rock

En el estudio H de la NBC, Tracy, junto a todo el equipo de “TGS” (y de “30 Rock”) se despide…

…Y, un año después, Pete (Scott Adsit) que había huído se encuentra con su mujer que le reclama, Jack vuelve al mundo de los negocios y llama a Liz, quien es guionista de una serie protagonizada por Grizz (Grizz Chapman), del séquito de Tracy junto a Dot Com (Kevin Brown), que compagina su vida laboral con la personal a la perfección, para que llame a Tray y le felicite. El padre de Tracy ha vuelto después de marcharse muchos años atrás para comprar tabaco, y Jenna recoge un Tony.. que no era para ella pero se adelantó a quien le correspondía recibirlo.

Jack McBrayer en la finale de 30 Rock

Y acabamos con Kenneth en su despacho hablando con una chica con gafas que le presenta la idea para una serie basada en las historias que le contaba su bisabuela y que Ken acepta y le encanta. What the what? (homenaje a Liz Lemon, of course) ¡Kenneth no envejecía nunca!

Así se nos ha ido “30 Rock”, por todo lo grande, con sonrisas y lágrimas. Y, por supuesto, la echaré de menos, y sí, siempre me alegraré de haberla conocido. Afortunadamente, nos quedan los revisionados.

Gracias Tina Fey por crear esta maravilla.


Final de la floja segunda temporada de Las Reglas del Juego

1 julio 2010

Anoche ví el capítulo doble final de la segunda temporada de “Las Reglas del Juego” (Leverage), serie de la que el año pasado hablé muy bien porque me pareció l mejor estreno que había visto pero que en esta segunda entrega no ha estado a la altura de su predecesora.

Ha habido capítulos buenos pero otros ni siquiera han sido muy entretenidos, que digamos. No sé, tal vez haya influído un poco que Sophie (Gina Bellman) haya estado ausente casi toda la temporada, apariciones muy breves tuvo durante casi todos los capítulos, por la baja maternal de la actriz. La relación Nate (Timothy Hutton)-Sophie ha quedado diluída durante casi toda la temporada y también la dinámica de grupo ya que, aunque hubo una sustituta, Tara Cole (Jeri Ryan, su relación con el grupo no era, ni mucho menos, como la de Sophie. El abrazo final que le da Parker (Beth Riesgraf) a Sophie cuando aparece lo dice todo.

Y es que el final de temporada de la primera entrega fue muy bueno, y éste ha sido correcto sin más. Mejor la segunda parte que la primera que fue algo aburrida, una segunda parte en la que tuvimos sorpresa y es que la mencionada Sophie apareció para salvar al equipo ya que Nate la había cagado. Y es que esta temporada ha sido un Nate algo destructivo y ese no es el que a mí, particularmente, me gusta ver.

La cogí con ganas por el buen sabor de boca que me había dejado y sólo me queda esperar que la tercera temporada, que se emite ahora en Estados Unidos, sea mejor.


Final de la quinta temporada de Mentes Criminales

28 junio 2010

Con cliffhanger. Así acaban las temporadas de la serie “Mentes Criminales” (Criminal Minds) y el de la quinta temporada, que emitió el pasado viernes AXN, no iba a ser menos. Lo ví anoche ya que lo grabé y vaya, interesante estuvo y al final te quedas con ganas de más, pero no fue ni por asomo el mejor cliffhanger de la historia de la serie, de lo cinco que ha habido lo coloco, de hecho, el último de la lista.

No es que no me gustase el capítulo, no fue de los mejores pero no estuvo mal, pero se dio bastante protagonismo al detective que interpretó Eric Close (“Sin Rastro – Without a Trace”) porque el asesino en serie de turno, interpretado por Tim Curry, quería vengarse de él. Así que muchos minutos de pantalla los llenó su historia, que por interés que tuviera para el desarrollo de la trama, quitó minutos a los protagonistas reales de la serie.

Como temporada, esta quinta entrega ha estado bien. Empezó genial y después se encadenaron unos cuantos capítulos que ni fu ni fa, pero empezaron a aparecer los episodios buenos con mucho protagonismo tanto para Emily Prentiss (Paget Brewster) como para Derek Morgan (Shemar Moore) y Aaron Hotchner (Thomas Gibson) que tuvieron escenas memorables. No es mi temporada preferida, pero insisto en que ha tenido capítulos brillantes con críticas sociales incluídas en más de una ocasión.

Veremos qué nos depara la sexta entrega de la serie, entrega de la que ya dije será, así lo ha dicho, la última de Paget Brewster, y en la que el personaje de JJ (A.J. Cook) desaparece.


Apoteósico final de la sexta temporada de Anatomía de Grey

28 junio 2010

Anoche Fox españa emitió el último episodio (el número 24) de la sexta temporada de “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy) y en vez de grabarlo como he hecho desde que empezó, decidí que tras la más que interesante primera parte de la finale, con sangre, lágrimas, muertos y heridos por todo el Seattle Grace, aguantaría el sueño para ver “La Muerte y Todos Sus Amigos”, que así se llamó el capítulo final de la temporada, segunda parte como digo de “Santuario” del que ya hablé la semana pasada.

Recapitulando, el señor Clark Michael O’Neill) entró al hospital a vengarse por la muerte de su mujer a la que desconectaron de la máquina y aunque en un principio parecía que sólo iba a por Derek (Patrick Dempsey), hizo una matanza y siguió buscando a sus otros dos objetivos Lexie (Chyler Leigh) y el jefe Weber (James Pickens Jr.) que no entró en el centro hasta cerca del final cuando por un despiste de la policía consiguió colarse y quien hizo que Clark se pegase un tiro, al menos eso dejaron entrever.

Hasta ese momento final, hubo muy buenas escenas como, por ejemplo, cuando Christina (Sandra O) le dice a Meredith (Ellen Pompeo) que no la piensa dejar salir para que el señor Clark la mate y Meredith la estampa contra una estantería y corre donde yace Derek moribundo tras haber recibido un apr de disparos; cuando la propia Christina le dice a su amiga que para salvar a su marido ella debe quedarse fuera sin intervenir para no ponerla nerviosa y que acabe matándolo; cuando en ese mismo quirófano aparece Owen (Kevin McKidd) tras dejar a Teddy (Kim Raver) en la puerta y al paciente al que operaban para ir a por su novia y al entrar en la sala de operaciones vemos que el señor Clark apunta a Christina; o cuando esa misma escena acaba con Meredith ofreciendo su vida a Clark por la de Derek pero al final a Owen recibiendo un disparo por ayudarla y a Christina y Jackson (Jesse Williams) fingiendo la muerte de Derek para que el pistolero se fuera.

Mención especial para Chandra Wilson por darnos otra de sus grandes escenas como Miranda Bailey que, tras descubrir que los ascensores estaban desconectados se da cuenta de que no puede hacer nada por ahrles Percy (Robert Baker), se aparta para llorar y se queda junto a él, que comprende todo enseguida; o cuando Clark tras ser herido al intentar matar a Lexie llega a pediatría y entra en busca de ayuda donde están Arizona (Jessica Capshaw) y Callie (Sara Ramírez) junto con una cría, y Callie con dos ovarios le da unas vendas al hombre y le dice que se marche que allí sólo hay críos, tras lo que conseigue tanto calmar a la paciente como a la propia Arizona que al final del episodio le dice que quiere tener diez hijos con ella. Y Meredith teniedo un aborto y ayudando a Owen como si nada… muy fuerte.

Sí, un sangriento y apoteósico final de temporada que ha demostrado que a pesar del culebrón que es “Anatomía de Grey”, cuando se ponen más serios consiguen hacer buenísimos capítulos. Y ésto, me lleva a valorar la sexta temporada que me ha parecido buena. Tras el bajón de la cuarta y el coñazo de la quinta con el tumor de Izzie (Katherine Heigl), una vez que nos quitamos de encima a la doctora Stevens, nos hemos podido entrar en otro tipo de tramas. Vale que la de Meredith siempre tendrá que ver con Derek, que Christina no evolucione y le busquen tres pies al gato a su relación o que a veces los amoríos predominen por encima de las historias médicas, que a mí aprticularmente me gustan, pero hay que reconocer que “Anatomía de Grey” es lo que es y si gusta es culpa de los personajes y esas historias y si no seguro que es porque el espectador busca una trama médica más profunda.

Repito que me ha gustado esta sexta temporada y que la serie aún pude dar mucho de sí. Otras han caído mucho desde su estreno pero ésta se mantiene y creo que también tiene culpa dello la introducción de personajes nuevos que le dan más frescura y dan pié a nuevas tramas. Y, para acabr, decir que estoy contenta de que Kim Raver le hayan dado más capítuos de los queiba a estar en un principio y de que la relación de Callie y Arizona, aunque desesperante en ocasiones, haya llegado a buen puerto.


Final de la sexta temporada de Mujeres Desesperadas

25 junio 2010

Anoche ví en Fox el final de la sexta temporada de “Mujeres Desesperadas” (Desperate Housewives) que como valoración global se merece la palabra decente. Sin más, esta serie cayó en picado en su segunda temporada y, aunque remontó el vuelo, nunca será como su primera entrega. La frescura la fue perdiendo a pasos agigantados y creo que deberían haberla cancelado ya. La sigo viendo sí, pero por los Scavo porque me encantan y porque tiene toques que me sacan la sonrisa.

El misterio de la temporada se ha dividido entre la familia Bolen, los nuevos vecinos de Wisteria Lane y el estrangulador del barrio. Lo que los Bolen ocultaban no era para tanto al final, ya que huían de un matón, y el del estrangulador bueno, se podían barajar diferentes opciones y me sorprendió descubrir quién era al final.

Con algún capítulo muy bueno, la temporada ha tenido varias entregas aburridas gracias a las que he pensado que si se deshicieran de Bree (Marcia Cross) y Susan (Teri Hatcher) no lo sentiría. La primera por cansina, por querer deshacerse de Orson (Kyle MacLachlan) tras ponerle los cuernos y amrear la perdiz con esa historia ¿al final para qué? Para que él la dejase a ella en el último capítulo y es que el actor dijo que se iba, lógico teniendo el cuenta en gran recorte de su personaje. Y encima lo del hijo secreto de Rex que les hace chantaje ¿para qué? Relleno, paja, llamadlo como queráis. A la segunda porque su historia está más que estancada, Susan no evolucionará nunca y lo que más aprovechan de Teri Hatcher es su vis cómica.

Por suerte, aunque ya tardaron, nos quitaron de encima a la loca de Katherine (Dana Delaney), a la que pasé a llamar la loca lesbiana porque hay que ver la facilidad con la que tienen los personajes de la ABC con cambiar sus preferencias, léase Callie Torres en “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy) o la propia Katherine Mayfair. Y volvió Julie Mayer (Andrea Bowen) y la estrangularon, no murió pero por suerte tampoco se quedó mucho.

Así que como cosas buenas puede decir que vivan los Scavo, que sin ellos hubiese dejado de ver la serie, que Lynette (Felicity Huffman) sigue siendo la mejor y que forma una gran pareja con Tom (Doug Savant). También me han gustado los Bolen, capitaneados por Angie (Drea de Matteo) que es una pena que no sigan la temporada que viene, y siempre es genial ver a Karen McCluskey (Kathryn Joosten).

Y, la temporada acabó con un cliffhanger, un viejo conocido, Paul Young (Mark Mosses) vuelve a Wisteria Lane a ocpar la casa de Susan que se tiene que ir de allí con su familia por las deudas de Mike, y con el descubrimiento de que alguien tiene un hijo que no sabe que es de el. Intriga de medio elo para una siguiente temporada que contará con Vanessa Williams.


Anatomía de Grey 6.23 – Santuario

24 junio 2010

Este domingo Fox emite la segunda parte de la season finale de “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy) cuya primera parte pasaron el domingo pasado y que acabó con un brutal cliffhanger.

La historia empieza con la voz en off de Meredith (Ellen Pompeo) contando cómo ha pasado su vida en el hospital y que es un sitio que le encantaba hasta ese día. ¿Por qué? Pronto descubrimos que el señor Clark (Michael O’Neill, jefe del Servicio Secreto del presidente en “El Ala Oeste”) se pasea por el hospital y, nos podemos tener algo malo, porque el hombre denunció al hospital y a Derek (Patrick Dempsey) por matar a su mujer. Y digo lo de algo malo porque cuando has visto muchas series y películas, muchos personajes diferentes realizando determinadas acciones, es fácil saber cuando alguien esá a punto de pegarse un tiro o a explotar a causa de un cabreo o de tristeza.

Pues bien, los personajes del Seattle Grace tienen varios casos urgentes que atender y la cámara se mueve frenéticamente. Owen (Kevin McKidd) y Christina (Sandra Oh) discuten porque ella pasa de él, y es que dolida por lo de Teddy (Kim Raver), deja al doctor. Arizona (Jessica Capshaw) y Callie (Sara Ramírez) también discuten en la planta de pediatría porque Callie piensa que ella ha intentado dejar sus deseos de lado por estar con la pediatra pero que Arizona no ha hecho lo mismo por ella. Mark (Eric Dane) habla con Lexie (Chyler Leigh) a la que echa de menos y Meredith (Ellen Pompeo) va donde Derek a decirle que está embarazada aunque no se atreve al final. Miranda (Chandra Wilson) está con una paciente y con Percy (Robert Baker).

Así, el señor Clark va por el hospital y pregunta a varias personas por el despacho del jefe. Como están bastante ocupadas pasan de él. Pero llega al almacén donde está Reed (Nora Zehetner) y como ésa no le dice lo que quiere le mete un tiro entre ceja y ceja, con tan mala suerte que aparece Alex (Justin Chambers) y se lleva otro disparo, aunque consigue arrastrarse hasta el ascensor. Y así, el señor Clark empieza su sangría mientras el hospital queda cerrado y los trabajadores y pacientes van enterándose poco a poco de lo que pasa.

El señor Clark entra a la habitación donde están Bailey y Percy y a él le dispara cuando le dice que sí es cirujano y a ella, que la saca arrastras de debajo de la cama, la deja en paz cuando le miente diciendole que es enfermera. Bailey se caga de miedo, tanto que cuando con ayuda de la enferma a la que cuidaban intenta salvar a Percy, pregunta que de dónde cae agua y la paciente le responde que de su cara, que está llorando.

Y así, el señor Clark llega a su víctima, Derek Sheperd, quien parece calmarle y tranquilizarle hasta tal punto de que Clark baja su pistola pero aparece qien le había avisado de todo, porque ella descubrió el cadaver de Reed y fue a contarselo toda ensangrentada. La cansina pone-ojitos-al-macizo April (sarah Drew) sale del despacho del jefe del hospital y le dice con un jolgorio propio de Heidi cando corría a ver al abuelito “Dr. Sheperd menos mal que está bien” (o algo similar), y Clark dispara Derek siendo desde el otro lado etstigos de cómo cae fulminado Christina y Meredith.

Cuando en “Anatomía de Grey” se ponen catastrofistas saben hacer sus mejores capítulos, y éste desde luego que lo es. El cliffhanger fue muy efectista aunque es muy poco probable que Derek muera. A estas alturas ya nos habríamos enterado del abandono de la serie por parte de Patrick Dempsey ¿no? UNo de los mejores episodios de la temporada.


Cuéntame se despide hasta 2010

20 diciembre 2009

La undécima temporada de “Cuéntame” acabó el jueves. En septiembre, si mal no recuerdo, los Alcántara volvieron con nuevas historias que recordaban a las antiguas ya que si antes era Toni (Pablo Rivero) el interesado en política, ahora era Carlos (Ricardo Gómez) el que se metía en ese mundillo. Aunque para político Don Antonio Alcántara Bardadillo (Imanol Arias) que con el triunfo de Adolfo Suárez en las primeras elecciones democráticas, consiguió un puesto en el Ministerio de Agricultura.

Mercedes (Ana Duato) conoció a un mexicano de origen español en las clases de baile a las que fue con Valentina (Alicia Hermida), historia que parecía que podía dar más de sí pero que fue de lo más inocente y que me hizo recordar a aquellos capítulos en los que salió Emma Suárez cuyo personaje tentó al patriarca de los Alcántara. Ya que he citado a Valentina, ha tenido amores y desamores con Anselmo “el Matamulas” (Paco Sagarzazu), padre de Paquita (Ana Arias) que ha sido madre de gemelas con lo que Miguel (Juan Echanove) ya tiene cuatro hijas, sus tres bebés y su ya creciditahija rancesa, Françoise (Aida Folch) que ha tenido lios amorosos con un taxista casado que al final le ha salido rana.

La pequeña de los Alcántara, María, es otra niña de nombre Céline Peña, y a la mayor, Herminia (María Galiana) le han reducido bastante el papel. Otros que han salido porquito han sido Desi (Roberto Cairo) y Clara (Silvia Espigado). En cambio, tanto Karina (Elena Rivero) como Juana (Cristina Alcázar) han copado más minutos de pantalla. Lo de Karina normal porque menuda chapa entre que si me enrollo o no con Carlitos, que ya de Carlitos poco tiene aunque es un chaval de dieciséis años.

Me ha dado pereza ver todos los capítulos de “Cuéntame” porque si hace unos años me aburrí y dejé de verla, poco me ha faltado para que haga lo mismo. Lo he dicho antes, la historia se repite bastante y los caítulos de vez en cando se hacen algo eternos, aunque bien es cierto que me he quedado dormida con la mayoría. Decían que se iba a acabar la serie con Franco, pero ya seguro que llegan a los 80 en la que si no es la serie más longeva de la televisión de nuestro país, poco le faltará para ello.

Debo decir que el mejor capítulo de la temporada fue el último, no porque se acabara, sino por el tema de la Navidad, que a diferencia del truño que hicieron el año pasado y del que hablé en esta entrada, el capítulo de este año ha sido bien entretenido y gracioso y además, ha habido una gran escena entre Herminia y Mercedes donde María Galiana y Ana Duato demostraron la gran complicidad que hay entre ellas.

“Cuéntame” volverá el año que viene a La 1 pero… ¿no va siendo hora de que piensen en acabarla? Los Alcántara ya se han ido de San Genaro en lo que hubiese sido un gran punto y final pero no, la audiencia sigue respaldándola y al menos habrá una duodécima temporada.


Quinta temporada de Weeds (2)

18 octubre 2009

Mary-Louise Parker y Demián Bichir en Weeds

A qué poco saben los trece capítulos de la quinta temporada de “Weeds” y es que una vez vistos, a una se le quedan ganas de más, pero habrá que esperar pacientemente a que estrenen la sexta temporada en Estados Unidos, seguramente el año que viene.

Si mucho cambió la vida de la familia Botwin la temporada pasada, en esta última entrega de la serie Nancy (Mary-Louise Parker) ha sido madre por tercera vez y de otro chico, Stevie Ray, fruto de su relación con el político mexicano Esteban Reyes (Demián Bichir) con el que se ha casado, en un enlace tan poco convencional como esta original serie. Andy (Justin Kirk), tras decirle a Nancy que la quería, se decide a olvidarla y le pide matrimonio a la doctora Audra Kitson (a la que da vida la cantante canadiense Alanis Morissette), que trabaja en una clínica abortista. Silas (Hunter Parrish) crea su propio negocio con Doug Wilson (Kevin Nealon) pero un “pequeño” suceso hace que pierdan la droga, eso sí, esta temporada el hijo mayor de Nancy ha madurado. Lo contrario le ha pasado a su hermano Shane (Alexander Gould) al que la falta de una figura paterna (no, Andy no cuenta) y el ambiente en el que ha vivido durante los últimos meses le han convertido en una especie de sociópata, tanto que ha acabado la temporada pegándole en la cabeza con un mazo a Pilar Zuazo (Kate del Castillo) la que controla a Esteban Reyes y a la que la propia Nancy había pedido al traficante Guillermo (Guillermo Díaz) que liquidase.

Por otro lado, Celia Hodes (Elizabeth Perkins) fue secuestrada por su hija y el novio de ésta en México pero logró huir de allí para acabar viviendo en el garaje de Nancy y meterse a vendedora de cosméticos. Pero tras gastarse todo su dinero en comprar los productos y ver que no podía venderlos, consigue quedarse con la droga de Silas y Doug y hacer que su ex-marido Dean (Andy Milder) le ayude a meter un poco de hierba en cada cosmético. Así Celia se forra… hasta que la descubren y Doug, Dean y hasta su hija Isabelle (Allie Grant) deciden darle un escarmiento, para pasar a ser sus socios. Vaya que Celia se convierte en una especia de Nancy (hasta se cambia el color de pelo y se hace adicta a la cafeína para parecerse a su “amiga”) y junta a los antiguos socios de ésta, los citados Dean y Doug y Sanjay (Maulik Pancholy), su hija e Ignacio (Hemky Madera).

El mundo de Nancy se sigue desmoronando por más que quiera proteger a su familia, ¿qué pasara en la siguiente temporada? Acabo con un deseo, que esta serie se vea recompensada de una vez en alguna entrega de premios porque se lo merece y si no la serie, sus actores ya que tanto a Mary-Louise Parker como a Elizabeth Perkins ya les han privado de muchos Emmy y al resto los han ninguneado.


Fin de la séptima temporada de Monk

29 septiembre 2009

Reparto de Monk 2

Quien la vea en el canal de cable Calle 13 que no se asuste, que seguirá teniendo la séptima temporada de “Monk” los domingos a las 21:30 horas hasta que acaben de darla entera. Ayer el canal autnómico ETB-2 acabó de emitirla y la verdad, después de decepcionarme bastante la sexta entrega y llegar a pensar que Monk se había vuelto muy cansino, la séptima me ha sorprendido gratamente.

Con sus capítulos buenos y sus capítulos regulares, las dieciséis entregas han hecho que esta séptima y penúltima temporada de la serie sea buena. Las historias han sido interesantes por lo general y aunque Adrian Monk se ha vuelto un poco loco de vez en cuando, quedarse encerrado en un submarino no le ayudó, al menos no ha sido tan Monk como en la anterior temporada. Además, han salido un montón de actores conocidos como David Strathairn, Steve Zahn, Hector Elizondo, Kathryn Joosten y Ricardo Antonio Chavira (que repitieron), Erik McCormack, Casper Van Dien y la gran Gena Rowlands, que fue nominada como Mejor Actriz Invitada en una Serie de Comedia en la última edición de los premios Emmy.

En Estados Unidos está acabando, como ya dije, la octava emporada con la que se va a poner punto y final a la serie. No sé cuando la emitirán en España pero ojalá que sea pronto, al fin y al cabo solamente son quince capítulos. Yo ya tengo mi teoría de cómo acabará “Monk”, con Adrian atrapando a quien mató a su queridamujer Trudy. Desde luego sería un gran final.


Lebrel y Castle acaban temporada

1 septiembre 2009

Los Misterios de Laura

Anoche acabaron dos cortas, muy cortas, primeras temporadas de dos series policíacas. AXN puso fin a “Castle”, cuya temporada ha tenido sus capítulos buenos pero también sus flojos, como el de anoche. Lo mejor, la relación de amor-odio del escritor Rick Castle (Nathan Fillion) y la detective Kate Beckett (Stana Katic), y la presencia de Susan Sullivan.

Por su parte, La 1 acabó los seis capítulos de “Los Misterios de Laura”, con una audiencia que para el verano no está mal por lo que ha decidido renovarla. No creo que dure mucho más allá de otra temporada porque sigo pensando que la serie es floja (lo mejor, sin duda, María Pujalte), pero Televisión Española le ha dado un voto de confianza. De los seis capítulos emitidos, el mejor el del ajedrez en el que Carlos Hipólito (conocido por poner la voz adulta de Carlitos en “Cuéntame”) hacía de asesino.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 100 seguidores

%d personas les gusta esto: