Revolution: Dos temporadas de altibajos que merecían un buen cierre

26 mayo 2014

Careta de Revolution

 

Este post contiene spoilers sobre toda la serie así que si no la has visto no sigas leyendo y si no la has acabado, cuidado con lo que lees.

Nunca fue perfecta pero al menos entre tanta serie policíaca y demás “Revolution” trató de engancharnos con otra historia de supervivencia en la que un grupo de personas con sus defectos trataba de, digámoslo así, salvar el mundo. Un mundo que no era lo que solía ser porque no tenía energía y donde Estados Unidos estaba dividido en varias partes habiendo un general malo malísimo con el que había que acabar.

Los primeros episodios de la serie creada por Erik Kripke sirvieron para presentar la situación y darnos una visión algo general de los personajes. Por un lado el que iba a ser el héroe de la historia, con ayuda obviamente, Miles Matheson (Billy Burke) quien había sido en la milicia de Sebastian Monroe (David Lyons) su mano derecha pero que abandonó a su buen amigo porque no estaba de acuerdo con sus ansias de poder y su forma de retenerlo; por otro a su sobrina Charlie (Tracy Spiridakos), una joven muy cansina que de pequeña se quedó sin madre y por la milicia, con Tom Neville (Giancarlo Esposito) al frente, sin padre y con su hermano Danny (Graham Rogers) secuestrado.

Billy Burke y David Lyons en el 1x10 de Revolution

Y aunque Miles es reticente al final decide ayudar a su sobrina, quien de ayuda llevaba a Aaron Pittman (Zak Orth), amigo de la familia desde hacía mucho, y a Maggie (Anna Lise Philips) quien era la novia de su padre y con la que no se llevaba demasiado bien, y que no duró mucho tampoco. Mientras que Miles recluta a su buena amiga Nora (Daniella Alonso). Su misión: ir donde Monroe a por Danny aunque allí se encuentren con Rachel Matheson (Elizabeth Mitchell), quien años atrás se había entregado a Miles por orden de Monroe para que dejaran en paz a su familia.

Una vez rescatado Danny, “Revolution” tuvo un parón de cuatro meses y la historia cambió totalmente siendo mucho más interesante y mejor hasta el final de esa primera entrega porque, con Danny muerto, la misión del grupo al que se unió Rachel, era acabar con Bass Monroe y su milicia. Pero Rachel y Aaron se embarcaron en un viaje para intentar devolver la energía al planeta porque, ella era la creadora de los nanorobots que la absorbieron y él trabajó en su equipo.Zak Orth y Elizabeth Mitchell en la primera temporada de Revolution

Lo que consiguieron fue que Nora muriera, que Charlie se enfadara muchísimo con su madre, que Monroe no fuera su único enemigo y que por los viejos tiempos (era amigo de Miles y de Rachel) incluso les ayudara a que quien en su día contrató a Rachel, Randall Flynn (Colm Feore), no les matara.

Pero Flynn lanzó bombas nucleares, mucha más gente murió y así los patriotas quisieron recuperar todo el poder después de años sin hacer nada para que el presidente del país cuando el apagón, y quien estaba detrás de Flynn, se quedase como cabeza del país. Como ya me explayé en el post que escribí tras la finale, no me voy a repetir.

Daniella Alonso y Tracy Spiridakos en la primera temporada de Revolution

“Revolution” ha durado dos temporadas, cierto es que la primera mejoró mucho, que el arranque de la segunda fue muy prometedor pero que la trama de los patriotas se alargó demasiado, tanto que la serie se merecía una tercera temporada para lograr un buen cierre, porque ese cliffhanger final que suponía una revolución total de los nanos era más que interesante. Pero nunca sabremos qué pasaría… Los buenos triunfarían al final porque Rachel y Aaron lograrían acabar con lo que ellos empezaron pudieron encontrar la paz interior que sobre todo ella necesitaba por ser culpable de casi todo.

Echaré de menos la serie la temporada que viene porque a pesar de sus altibajos la he disfrutado. No es que los guiones fueran la leche pero al historia era interesante y entretenida. Ahora, culpo a los guionistas más que a la NBC por cargársela, por irse por las ramas cuando podían haber dedicado una temporada entera a cargarse a los patriotas y a ir a por los nanos.

Giancarlo Esposito en el piloto de Revolution

También han habido otros fallos como no sacarle el partido suficiente a Tom Neville cuando Giancarlo Esposito era uno de los mejores miembros del reparto, y en la segunda temporada su historia fue bastante sobrante en mi opinión porque poco aportó, o poner en boca de Monroe que quería recuperar la República aunque tal vez fuera para conservara su hijo a su lado, así como que Charlie y Rachel no acabaran de llevarse bien por culpa de ambas, en realidad porque la cansina del arco nunca llegó a saber lo que su madre hizo por su familia ni comprendió su actitud tras lo sucedido en la Torre, y la segunda por no haber sido sincera con su hija y por llevar esa carga tan pesada dentro que nunca pudo quitarse aunque sí tratar de que su país no se fuera al carajo para su hija.

Pero bueno de nada vale quejarse, “Revolution” se ha quedado así en una entretenida serie con altos y bajos de dos temporadas en la que las carencias y el irse por las ramas hasta se han podido perdonar en ocasiones por tener a David Lyons alegrando la vista y llevando tan bien su personaje y a Elizabeth Mitchell que es muy grande. Ambos interactuando con casi todos han demostrado su calidad. Giancarlo Esposito dio todo lo que pudo y he de decir que Billy Burke creció con su personaje. Y ese fantástico episodio llamado “Dreamcatcher”, el mejor de la serie, siempre estará en mi retina.

Hasta siempre “Revolution”…  Aunque la revisionaré.

 


Segunda temporada de Revolution, o cómo abrir un gran frente que se quedará en cliffhanger para siempre

24 mayo 2014

Finale de Revolution, 2x22 Declaration of Independence

Se acabó lo que se daba, a dos episodios del final ya sabíamos que NBC había cancelado la serie (aunque, tristemente, me lo olía desde hacía tiempo) así que solo quedaba cruzar los dedos para que la finale de la segunda temporada de “Revolution”, y a la postre último episodio de la serie, resultara satisfactoria.

Me guardé el penúltimo episodio para hacer una doble finale y acerté de pleno porque creo que tanto el 2×21, “Memorial Day” (Día de Recuerdo), como el 2×22, “Declaration of Independence” (Declaración de Independencia), han sido de los mejores episodios de una temporada con altibajos, porque la serie lo ha sido, en la que no solo culpo a la NBC de haberla maltratado con tanto parón, sino a los guionistas por entretenerse contando una historia y sacarnos el bombazo de otra con la que me han dejado con la miel en los labios. Rabia da, pero como era previsto, no tanto.

A partir de aquí spoilers, así que si no has visto la temporada completa, mejor que no sigas leyendo.

Steven Culp en la segunda temporada de Revolution

Ya comenté los cinco primeros episodios de la segunda entrega, esos en los que veíamos a los protagonistas meses después de que Randall Flynn (Colm Feore) soltase las bombas y cómo les había afectado lo sucedido, sobre todo a Rachel (Elizabeth Mitchell), y cómo querían vengarse como Charlie (Tracy Spiridakos) y Tom Neville (Giancarlo Esposito), a quien podían haber sacado más partido. Pero la trama principal la dejaron bastante clara, los Patriotas que habían aparecido como salvadores eran los malos de la película porque a pesar de ir de verdaderos estadounidenses, las intenciones del Presidente Jack Davis (Cotter Smith), un tipo similar a George W. Bush, eran acabar con todos los enemigos y quedarse con el país.

Así que al final Bass Monroe (David Lyons) acaba combatiendo mano a mano con su gran amigo y hermano aunque no de sangre Miles (Billy Burke), a pesar de que Rachel se la siga teniendo guardada por lo que le hizo a ella y por matar a su hijo. Charlie nunca fue un apoyo para su madre, así que el personaje de Gene Porter (Stephen Collins), padre de Rachel, creo que le vino muy bien. Y no solo Bass que Neville quería doble venganza, primero por perder a su mujer Julia (Kim Raver) y segundo por perder a su hijo Jason (JD Pardo), aunque a este lo matara Charlie (y con razón).

David Lyons en la segunda temporada de Revolution

No me olvido de Connor (Mat Vairo), el hijo de Bass quien fue a buscarle a Mexico con Miles y Rachel para que estuviera con él y al que le promete la República para acabar decepcionándole porque su vínculo con Miles es mucho mayor.

Sí los Matheson, con Gene, los Neville y los Monroe acaban combatiendo juntos, más o menos, y al final una trampa hace que los Matheson y Bass logren evitar una guerra más ofreciéndole a Frank Blanchard (M. C. Gainey), tipo importante en Texas, al Presidente en bandeja.

Hasta llegar ahí, los guionistas dieron vueltas entre campos de reclutamiento donde lavaban el cerebro a los reclutas y les programaban para que fueran máquinas de matar, a Willoughby en peligro constante y con los Patriotas mandando en él, a un Presidente de tejemanejes muy chungos, gas mostaza, una epidemia provocada, y unas cuantas muertes por disparos, espadas o navajas como la de la pobre Marion (Reiko Aylesworth, otro spoiler andante porque he visto morir a sus personajes en tres series), que cayó por Ed Truman (Steven Culp), mandamás de los Patriotas en Willoughby que podría haber cambiado de bando perfectamente.

Stephen Collins y Reiko Aylesworth en la segunda temporada de Revolution

El bombazo del que hablaba al principio es el de los nanos, o como dijo Rachel su proyecto de ciencias”. Los nanos absorbieron la energía del planeta y por eso no había electricidad, ir a la torre en la primera temporada no sirvió para restaurarla pero Aaron (Zak Orth) no tardó en comprender al principio de la segunda entrega que algo pasaba con los nanos por las luciérnagas. Así sucedió lo de ese gran episodio, el decimoquinto llamado “Dreamcatcher” (Cazador de Sueños) en el que los nanos podían retener a las personas, como intentaron con Aaron y consiguieron con Priscilla (Maureen Sebastian), en otro mundo.

Los nanos hicieron que Aaron quemara a gente como si fuera Carrie, que un montón de ratas murieran o que las luciérnagas revolotearan como lo hacían. Rachel y Aaron lograron recuperar a Priscilla pero los nanos clamaron venganza, aunque ellos no lo supieran… Así acabó la segunda temporada y la serie, dejando la puerta abierta a una tercera temporada en la que los nanos y la lucha contra ellos iban a ser el tema principal de “Revolution”.

Fin de los spoilers.

Maureen Sebastian, Zak Orth y Elizabeth Mitchell en la segunda temporada de Revolution

He disfrutado la segunda temporada que empezó muy bien, se torció a la mitad con episodios poco relevantes por alargar totalmente la trama de los Patriotas, y que a pesar de ese cliffhanger y de la ingenuidad de los responsables de la serie ha acabado bien. Sí, para mí ha sido una finale satisfactoria de temporada. Menos de serie pero qué se le va a hacer.

Fotos: NBC


Revolution: Cuando los patriotas son los malos

28 octubre 2013

Promo de la segunda temporada de Revolution

Cinco episodios lleva la NBC emitidos de la segunda temporada de “Revolution” y cinco episodios, como no, llevo vistos porque sí, sigo enganchada y me parece muy entretenida. Además, si tras los cuatro meses de parón el año pasado la serie volvió rompiendo con lo visto en parte, ahora ha roto con el pasado.

Si no llevas la serie al día no sigas leyendo que hay spoilers a tutiplén.

Seis meses después de que Randall Flynn (Colm Feore) apretase el botón soltando las bombas nucleares sobre Atlanta y Philadelphia, los protagonistas están separados. Por una parte está el grupo de Miles (Billy Burke), Aaron (Zak Orth) y Rachel (Elizabeth Mitchell) en Willoughby, Texas. A Aaron le dan desmayos de vez en cuando y ahora se ha vuelto Carrie, mientras que Miles protege a Rachel más que nunca aunque al padre de ella, Gene Porter (Stephen Collins, genial como siempre), no le guste. Y ella… Ella sigue siendo una badass. “Eres una mujer complicada”, le suelta Miles en el quinto episodio y ella simplemente le dice que sí. Pero Rachel se sigue sintiendo culpable y a veces sigue pareciendo que quiere arreglar el desaguisado ella misma pero sabe que no está loca, y es que tuvo una etapa de nerviosismo extremo.

David Lyons y Tracy Spiridakos en el 2x03 de Revolution

Por otro lado está la señorita cansina, es decir, Charlie (Tracy Spiridakos) que pasa de estar con su madre y se marcha para vengarse de Bass Monroe (David Lyons) con el que acaba yendo a Willoughby porque primero Bass le salva la vida y segundo por él se entera de que a su madre la buscan.

Y buscando a su mujer encontramos a Tom Neville (Giancarlo Esposito) en un campamento de refugiados en Georgia junto a su hijo Jason (JD Pardo), pero no tarda en darse cuenta de que su mujer fue pasto de la bomba. Al campamento llegan soldados y algún cabecilla del antiguo gobierno de Estados Unidos con supuestas buenas intenciones que Neville no se traga aunque se acerca a quien al final resulta no tener tan malas ideas, la delegada Allenford (Nicole Ari Parker) quien le dice dónde tienen preso a su hijo, porque Neville se mete con los patriotas y a Jason se lo llevan, y le explica lo que hacen con quienes se llevan del campamento: cambios de conductas con LSD y otras drogas.

Mapa EEUU de Revolution

Sí, los patriotas son los malos por una vez. Aún no están del todo claro sus propósitos pero la reconquista de todo el país seguro que la tienen en mente. Y por eso llegan a Willoughby donde opera la Ley de Texas que es un territorio con gobierno propio.

Y se sigue sin electricidad, claro, pero como que da igual, los protagonistas tienen una batalla más grande con la que lidiar y esa es evitar que los patriotas, como lo era Randall Flynn, lleven sus planes ,cualesquiera que sean, a cabo. Y tomo prestado algo que leí el otro día, la Milicia Matheson. Porque la tienen que hacer ya que los patriotas, como se demostró en el cuarto episodio, tienen espías y alguien tiene que empezar una lucha.

Por ello se ha juntado a la familia Matheson, Aaron y Monroe, y espero que cuando Neville saque a su hijo de donde esté (si no lo hace tampoco le echaré de menos) se unan a ellos también.

Billy Burke, Zak Orth y Elizabeth Mitchell en el 2x05 de Revolution

La Milicia de Monroe pasó a la historia ¿cómo vencer a los patriotas? Esa parece que será toda la trama principal de la temporada y en ella juega un papel importante la política una vez más en un país dividido en el que no hay electricidad pero sí armas de fuego, espadas y malhechores.

El arranque ha sido bueno, no nos están dando la chapa con la relación Rachel-Miles y aunque no acabo de ver que Aaron pueda hacer que alguien se prenda en llamas solo porque se enfade, de ahí la mención de antes a Carrie, sigue habiendo algo que pasó tras las bombas que no nos han contado y que quiero saber.

“Revolution” sigue teniendo un gran potencial y como decía entretiene mucho. Veremos cómo sigue pero no parece que se vaya a torcer la historia porque desde su arranque el año pasado ha mejorado.


Cuarta y media quinta temporada de Breaking Bad

31 agosto 2013

Breanking Bad (Season 4)

Sí, voy muy retrasada con “Breaking Bad” pero lo bueno de haber visto prácticamente las tres primeras temporadas seguidas, tener un parón de dos años y ponerme al día con ella durante mis vacaciones hace que así no tenga que haber esperado un año casi para ver su desenlace.

La cuarta temporada de la serie no me gustó nada como empezó, de hecho me aburrieron sus dos primeros episodios. Claro que llegó el siguiente y ya enganchada sin pero alguno. Y es que la dinámica entre Walter White (Bryan Cranston) y Jesse Pinkman (Aaron Paul) se rompe porque el segundo acaba trabajando codo con codo con Mike (Jonathan Banks) por orden de Gus Fring (Giancarlo Espósito), lo que a Walt le lleva a pensar que el dueño de Los Pollos Hermanos quiere matarle, claro que que amenacen a su familia se lo deja bastante claro.

Walter tiene otro socio en el negocio, su mujer Skyler (Anna Gunn) que decide que deben blanquear el dinero y vuelven al origen, al lavadero de coches. El duelo White-Fring está servido porque al fin y al cabo con Jesse les basta para hacer la meta azul.

Pero claro, si algo muestra “Breaking Bad” desde el principio es la transformación de ese padre de familia y profesor de química pluriempleado normal y corriente en un narcotraficante sin escrúpulo alguno si no debe tenerlos. Y en la cuarta temporada, el señor White demuestra tener bien pocos algo que hace que se merezca lo peor.

Su influencia sobre Jesse, que casi se autodestruye una vez más, es tan impresionante que este que está a punto de matarle lo haría sin miramientos si supiese todo lo malo que su señor White ha hecho y que incide directamente sobre él. Genial el final de temporada y ese careto que se le queda a Gus Fring, por cierto.

Por otra parte, está la historia de Hank (Dean Norris) que sigue con su recuperación y que, a pesar de su etapa “nunca volveré a trabajar”, recupera las ganas de pillar a Fring y quienes trabajen para él porque está convencido de que a pesar de dar dinero para la policía, él está detrás de la metanfetamina azul.

Anna Gunn y Bryan Cranston en la quinta temporada de Breaking Bad

Y así en la primera parte de la quinta temporada, estrenada el año pasado, los White acumulan más dinero del que pueden lavar en su vida. Skyler entra en una especie de catatonia y no quiere a sus hijos en casa por miedo, miedo que también tiene a Walt porque ya no sabe lo que es capaz de hacer, y mejor que no lo sepa nunca.

Walter y Jesse tienen un socio inesperado aunque el segundo se replantea su trabajo, algo que a su mentor no se le pasa por la cabeza porque hace toda una declaración de intenciones (la avaricia rompe el saco, ahí lo dejo).

Y mientras unos quieren relanzar su negocio y otros dejarlo, la DEA no consigue que los hombres de Fring hablen pero el cerco se acaba estrechando y la brillante primera mitad de la quinta temporada deja con un cliffhanger en el que Hank hace un descubrimiento de lo más importante en el lugar más insospechado (viva la ironía). No me olvido de algo y es que nada ni nadie parece ya parar a Walter.

Ya falta menos para el desenlace de “Breaking Bad” así que informaré cuando lo vea. Y, lo cierto es que promete mucho.


Primera temporada de Revolution

8 junio 2013

David Lyons, Daniella Alonso y Billy Burke en la season finale de la primera temporada de Revolution

He disfrutado mucho la temporada de “Revolution”. Lo digo desde ya. Era una de las series nuevas de la temporada que quería ver y no me ha defraudado, es más, ha superado con creces mis expectativas.

Cuando hace tres años acabó “Perdidos” (Lost), las cadenas se empeñaron en buscar una serie que la reemplazara. “Revolution” no es esa serie porque, simplemente, ninguna lo será creo yo, pero ha tenido sus similitudes con aquella. Un guión con muchos matices y bien realizado, unos personajes (no todos, desde luego) con interés, algo de misterio y acción, mucha acción.

Y al igual que en aquella, la serie de Erik Kripke tiene buenos que no son tan buenos y que tienen sus fantasmas interiores, y malos que tampoco lo son tanto o que lo son más que también tienen sus cosas.

Sigo insistiendo, como ya he escrito alguna vez, que mis personajes favoritos de la serie son Rachel Matheson (Elizabeth Mitchell), tardaron en sacarle partido pero menuda badass; Bass Monroe (David Lyons) y Tom Neville (Giancarlo Esposito). Hay otros personajes buenos como el de Randall Flynn (Colm Feore) y alguno que podía dar más de sí como Aaron (Zak Orth), Nora (Daniella Alonso) y Miles (Billy Burke) porque será el primero en los créditos, el héroe protagonista de esta serie coral pero me sigue pareciendo flojo porque es muy estereotipado y el señor Burke no es que sea un actorazo, todo sea dicho. A mí, personalmente, no me transmite demasiado.

Billy Burke en la primera temporada de Revolution

Sí, no me olvido de Charlie (Tracy Spiridakos) que había mejorado un poco antes del parón pero que después, en fin, que empatía con ella cero, la verdad. Y ya Jason Neville (J.D. Pardo) es para dar de comer aparte. Junto a Danny Matheson (Graham Rogers) ha sido el cansino de la temporada.

Dicho esto, la serie empezó de una manera y tras el parón de cuatro meses siguió de otra por los hechos acontecidos, quien la viera sabe que alguien murió. Y ahí “Revolution” mejoró mucho desarrollando una trama algo más misteriosa en lo que a la falta de energía se refiere, más política y más interesante bajo mi punto de vista.

Zak Orth y Elizabeth Mitchell en la primera temporada de Revolution

Y, así se llega a una buena season finale con cosas muy interesantes como ese relación de amor-odio de Monroe y Miles en que que cual Jacob y Hombre de Negro parece que no pueden matarse el uno al otro; con una muerte inesperada; una revelación no menos inesperada y la aparición de un personaje con el que seguro que nadie contaba.

Y ahora sí, unos spoilers con alguna pregunta al aire de cara a la segunda temporada:

-¿Qué pasa entre Monroe y Miles y ese “todo lo que he hecho ha sido por tí” que le suelta el primero al segundo.

-¿Qué hubo realmente entre Miles y Rachel que hasta Nora lo nota?

-¿Por qué se han cargado a Nora? Heroína hasta el final y necesaria.

-¿Qué hará Monroe? ¿Esconderse? ¿Luchar para hacer el bien y redimirse?

-¿Irán a por Neville de inmediato?

-¿Quién es el presidente? ¿George Walker Bush?

-¿Dejará Neville que Jason se vaya de su lado?

-Si el presidente quiere recuperar el control de los Estados Unidos de América, algo que ha facilitado Flynn ¿irá a por los traidores de otros bandos?

Fin de los spoilers.

Daniella Alonso y Tracy Spiridakos en la primera temporada de Revolution

Me ha entretenido y me quedo con ganas de más, así que toca esperar a septiembre para que “Revolution” vuelva a la pequeña pantalla esperando que no pierda el buen camino por el que va.


Revolution vuelve tras cuatro meses de parón

8 abril 2013

NUP_153440_1055.JPG

¡Qué rápido pasa el tiempo! Esperaba con ganas la vuelta de “Revolution”, porque a mí me estaba gustando y entreteniendo, y un parón de cuatro meses se antojaba muy largo pero el tiempo vuela y hace un par de semanas la serie regresó a las pantallas norteamericanas en la NBC y demás cadenas que la emiten, y también está de vuelta en SyFy en España. Y, menuda vuelta…

El primer episodio de la segunda parte de la temporada, el número 11, fue un no parar. Recapitulando, dejamos al grupo formado por Miles (Billy Burke), Charlie (Tracy Spiridakos), Nora (Daniella Alonso) y Aaron (Zak Orth) con los rescatados Rachel (Elizabeth Mitchell) y Danny (Graham Rogers) siendo apuntados por la ametralladora de uno de los helicópteros de Monroe (David Lyons) que tiene electricidad gracias a Rachel.

Y ahí engancha precisamente el episodio, en la huida de los seis. Pero, como no se pueden permitir ni un momento de respiro, los líos y los dramas no tardarán en sucederse. Así Miles y Rachel van a buscar ayuda a un excompañero de trabajo de ella no con el resultado del todo esperado, mientras los demás van a una base de los rebeldes donde Nora se reencuentra con un antiguo compañero.

Y ahora sí, spoilers a saco hasta nuevo aviso.

Rachel y Miles son atacados por el excompañero de la primera que trabaja con el tal Randall Flynn (Colm Feore) al que avisa para que vaya a por ella en especial. Pero le sale el tiro por la culata porque escapan y se llevan un bazoka que acabará siendo empuñado por Danny, después de que Miles se quede grogui, para terminar con uno de los helicópteros que atacan la base rebelde.

Y ahí pasa algo muy gordo que creo que muchos esperábamos. Después de diez episodios para liberar al sinsorgo Danny, parece que el chico por fin hace algo y le cuesta muy caro ya que acaba con unos cuantos balazos en el pecho ante la estupefacción de su tío, la cara de impotencia de su madre y la de incredulidad de su hermana.

No aplaudí, cosa que me sale espontáneamente cuando algún personaje que me cae mal muerde el polvo y, el pobre Danny no era santo de mi devoción porque, no pintaba mucho a pesar de que la primera parte de la temporada se centró en ir a rescatarle. Y no lo hice no porque me importara que su tío probablemente se echara la culpa por haber sido derribado en el peor momento o porque su hermana después de todos los esfuerzos para rescatarle le dijera adiós para siempre, sino por esa madre que claramente vive atormentada, y lo que le queda (espero) por haber tenido que dejar a sus críos atrás y tras reencontrarse con ellos acaba pasando lo que pasa por su culpa.

Y, para más inri, ¡acaba sacándole una capsulita del cuerpo!

Fin de la primera parte de los spoilers que, luego, llegan más.

Graham Rogers en el 1x11 de Revolution
Nos vamos al segundo episodio tras el parón, el duodécimo que empezó muy a los “Lost” con esa música apropiada para el funeral de Danny, las cruces de madera y las caras lánguidas de rigor.
Charlie no quiere acercarse a su madre (visto lo visto después puede no extrañar) y se hace una temeraria. Mientras Miles y Nora van a buscar a un antiguo compañero de él para que les ayude y Rachel, Aaron y Charlie acaban metidos en la cueva del lobo.

Y, si el primer episodio fue trepidante, este fue más contenido con muchos flashbacks sutiles explicativos de por qué determinados personajes hacen lo que hacen.

A partir de aquí, unas líneas de spoilers.

No aplaudí, decía antes, cuando muere Danny, pero sí cuando Rachel le pega un sopapo a Charlie aunque se arrepiente al instante. La verdad, no era el momento y tampoco lo correcto.

Lo de Flynn buscando a Rachel tiene su intringulis y es que la señora Matheson tiene mucho, pero mucho, que ocultar. Y, Monroe aparece brevemente pero deja una frase lapidaria: “no me fío de nadie”. En realidad me pregunto si Tom Neville (Giancarlo Esposito) acabará en el bando contrario en el que su hijo Jason (JD Pardo) intentará entrar una vez sido desterrado por su padre en el episodio anterior.

Fin de los spoilers.

Recapitulando, sigue enganchándome la serie. No es algo grande pero cumple logrando mantener el interés y además en el episodio 13 Rachel va a largarle todo a Aaron así que nos enteraremos de todo lo que la señora Matheson hizo. Hay que decir que lo que esperaba, que Rachel se comportara como una badass total se está cumpliendo con creces pero tristemente Charlie no le llega a la suela de los zapatos como heroína por mucho manejo del arco, las flechas y las armas de fuego que tenga de repente.

Claro que, Rachel está a medio camino entre ser una villana y una heroína cargando con algo muy grande sobre sus hombros. De ahí que el personaje me resulte tan interesante. Por cierto, Elizabeth Mitchel sería la actriz mejor pagada de la tele si le dieran pasta por llorar y correr (solo hace falta verla en “Lost”, “V” y en la propia “Revolution”).

Ahora habrá que ver por qué se fue la electricidad exactamente aunque sutilmente nos lo dejaron caer en el episodio doce, si llegarán hasta Monroe fácilmente para consumar la venganza, si madre e hija acabarán llevándose más (parece que hay luz al final del túnel), cómo será la alianza Monroe-Flynn y el papel de Neville en la misma y si descubriremos el por qué de tanta fricción entre la señora Matheson y su cuñado. Eso sí, señores guionistas obvien el triángulo amoroso que parece estar en el aire.

Veremos porque interesante está. La serie llegará a los diecinueve episodios y parece que el final de la primera entrega puede ser cerradito por si acaso aunque, toco madera para que la mantengan en antena.


La finale premidseason de Revolution

30 noviembre 2012

Si no llevas “Revolution” al día, mejor que no sigas leyendo por los spoilers que puedas ver, más que nada.

La NBC emitió el lunes pasado el ultimo episodio de “Revolution”, la finale premidseason y es que la serie no volverá hasta el 25 de marzo del próximo 2013. Claro que a lo mejor si alguna serie de midseason no funciona bien, la cadena deba adelantar su regreso.

Ya dije hace unas semanas que me había enganchado. Sí, me gusta “Revolution”, tiene sus fallos pero tiene buenos toques en el guión, especialmente de ironía, y la historia engancha. Los dos últimos episodios me han gustado mucho y, si no cambia, la serie va hacia un buen camino, en mi opinión.

Descubrimos que Rachel (Elizabeth Mitchell) es quien más sabe sobre el apagón porque ella creó los colgantes junto a su marido y sus dos compañeros de trabajo, a quienes conocemos porque les hemos visto tanto en los flashbacks como en el tiempo real, y que Monroe (David Lyons) la tiene prisionera para que haga un amplificador cogiendo a Danny (Graham Rogers) para que ella colabore (claro que tener esta idea quince años después no hace a Monroe muy listo ¿no? Este es uno de los fallos).

Pero Rachel, quien no pinta prácticamente nada al principio (tener a Elizabeth Mitchell y que no saliera apenas es un delito) y que sale para llorar episodio sí y episodio también, es una chica lista, claro que no esperaba menos de ella. Dejó a su familia para irse prisionera, su propio cuñado le pone las esposas, se supone que para que a ellos no les pasara nada. Retenida durante mucho tiempo por quien era su amigo y con un tipo loco, Strausser (David Meunier) que no sabemos exactamente qué le ha hecho pero la tortura de algún tipo entra en el guión, se acaba reencontrando con su hijo (la escena “soy tu madre” fue de traca) y decidiendo que ¿para qué hacer un amplificador de la señal eléctrica si puede hacer una bomba y que Monroe y parte de sus secuaces vuelen por los aires?

Pero Monroe se saca un as de la manga y como el karma ataca, afecta a Rachel que decide que matar al as de Monroe para que a ella no la aparte está bien y por fin, a los nueve episodios Rachel Matheson tiene algo de acción.

Hacia donde está ella se dirige el grupo de llamémosles, héroes, que a pesar de que un supuesto miembro de la resistencia les traiciona y sufren alucinaciones, con canciones de los Zeppelin incluidas, a causa de que van a Philadelphia por un túnel que se queda sin oxígeno, acaban llegando sin problema. Charlie (Tracy Spiridakos) se debería haber desnucado por el golpetazo que se da contra una escalera pero, después de tener una imagen muy vívida de su padre Ben (Tim Guinee), acaba por escuchar a su tío Miles (Billy Burke) y abre los ojos.

No, a Charlie no se la mata tan fácilmente y menos antes de reencontrarse con su madre. Pero no adelantemos acontecimientos. Charlie ha sido un verdadero grano en el culo para Miles pero al final ha acabado cogiendo cariño a la chica, al fin y al cabo es sangre de su sangre. Charlie también tiene a Aaron (Zak Orth) su protector aunque parezca más un tipo al que deban proteger, de hecho por eso dejó a su mujer con un grupo de gente con el que pensó que estaría más segura. Y Nora (Daniella Alonso) ha pasado a ser una especie de confidente de la chica, y más tras la inesperada muerte de Maggie (Anna Lise Phillips) que, pensaba que iba a durar más pero creo entendí pronto por qué decidieron acabar con el personaje.

Miles confía en el que dice es su único amigo en Philadelphia, no sentó bien a la Milicia que desertara, pero le traiciona y Tom Neville (Giancarlo Esposito) atrapa a Charlie, Aaron y Nora. Así Charlie acaba reencontrándose con su familia. Primero con su madre, que al verla está segura de que es ella como si no hubiera pasado el tiempo, aunque Charlie no está muy por la labor de que le de un abrazo porque la situación le viene grande, y después con su hermano.

Los tres acaban en una central eléctrica (o algo similar) donde está el amplificador que debe poner en marcha Rachel, algo que si no hace provocará la muerte de uno de sus hijos. Le dicen que elija quien pero ella se niega y Charlie se pone delante del arma que al final no se dispara porque su madre acepta. Pero, tras volver al calabozo ambos hermanos huyen, Danny se queda anonadado (y por primera vez en lo que llevamos de serie cambia la expresión de la cara) cuando Charlie deja KO a un guardia y coge un arma que no sabe usar pero le da igual; y van a por su madre encontrándose por el camino con Miles que los salva de otro guardia.

Van con Nora mientras Miles, sorprendido al enterarse de que Rachel está viva, va a buscarla aunque, sola con Strausser acaba arreglándoselas sola para matarle sin piedad alguna y demostrando lo bien que se le da usar objetos punzantes. El reencuentro entre Rachel y Miles hace que salten chispas pero no hay beso, no procedía por el momento y el lugar en el que están y seguro que sabremos su historia tarde o temprano, sino un tortazo por parte de ella seguido de la aparición de Monroe.

Así, mientras Aaron pone unos explosivos fuera para abrir una vía de escape, Miles indica a Rachel por dónde salir y se enfrenta a Monroe, su mejor amigo su hermano de quien en ese mismo episodio conocemos que solo tiene a Miles en el mundo tras el fallecimiento de su familia y que este acaba repudiándole por lo que hizo, por lo que hace. Miles dejó la Milicia porque no estaba de acuerdo con los métodos de Bass pero no pudo matarle porque hubiese sido como matar a sangre de su sangre. Aunque le repudia y luchan, con espadas, a puñetazos. A duras penas consigue escapar cuan saltimbanqui y reunirse con el grupo que corre en terreno abierto hasta parar en seco a causa de un ruido que hacía tiempo que no escuchaban… Un helicóptero. Un primer plano de la ametralladora del mismo nos deja hasta el 25 de marzo, o el 26 en su caso, con un cliffhanger.

¿Qué pasará? Estoy muy intrigada. Hay algo que no he comentado y es cómo sabía Miles dónde escondían a sus sobrinos. Fue a casa de Neville y le esperó para que le encontrará amenazando la vida de su mujer Julia (Kim Raver) con una espada. Neville es un tipo duro pero si le tocan a su mujer hace lo que sea porque no sufra. Claro que para eso la frialdad la pone ella. Julia debería acabar siendo una miliciana más. Menuda pareja de malos. Y es que los malos de “Revolution” son algo más interesantes que los buenos que están más estereotipados a mi parecer.


Menciones al reparto. Tracy Spiridakos recibe palos de mucha gente pero creo que está convincente en su papel, Billy Burke es solvente, David Lyons es todo un descubrimiento para mí y me pareció brillante en el episodio décimo, Giancarlo Esposito es un tipo que con esa voz y esos ojos negros consigue poner los pelillos de punta en ocasiones y ¿qué voy a decir de Elizabeth Mitchell? Que le saquen el partido que se merece que pega mucho en estos personajes bad ass.

Sí, “Revolution” me gusta y ojalá exploren posibilidades como las de una revuelta o la lucha de poderes entre Neville y Monroe.


Revolution, un piloto con tufillo a otras cosas

22 septiembre 2012

Aviso de spoilers.

La misma semana se su estreno en la NBC estadounidense ya se puede ver en España la nueva serie producida por JJ Abrams, “Revolution”, que ha estrenado Syfy en cable y digital tan solo cuatro días de la premiere. Es una de las que están llamadas a ser “series del año” y su estreno tuvo una buena audiencia pero veremos porque tiene tufillo a muchas cosas y la serie puede quedarse en nada.

Creada por Eric Kripke, responsable de “Sobrenatural” (Supernatural), “Revolution” empieza con un apagón eléctrico global del que Ben Matheson (Tim Guinee) parece saber algo porque le indica a su mujer Rachel (Elizabeh Mitchell) que dicho apagón está llegando e intenta contactar con su hermano Miles (Billy Burke) para avisarle, supongo, pero poco puede decirle.

Así, la historia nos traslada a quince años después y a un paisaje desolador y apocalíptico. Ben vive en un poblado con su hija Charlie (Tracy Spiridakos) y Danny (Graham Rogers) y otras personas entre ellas su mejor amigo Aaron (Zak Orth) y su novia Maggie (Anna Lise Phillips) porque en algún momento en ese iempo transcurrido se supone que su mujer muere (esto nadie se lo cree y menos de haber cambiado a la actriz original por Elizabeth Mitchell porque la veían mejor para el papel).

Total que con ciudades anegadas y desiertas, poblados y casas en medio de la nada y hasta aviones abandonados (¡ponga un avión en su serie!) la gente parece que se ha habituado a vivir sin electricidad pero su mayor problema es la milicia. Al frente de la misma el sargento compañero de Miles en los marines, Sebastian Monroe (David Lyons) que cuenta con un nutrido grupo de milicianos y un peligroso capitán en sus filas, Tom Neville (Giancarlo Espósito).

La milicia va a buscar a Ben al poblado, este le da un pendrive a Aaron para que lo proteja una unidad en la que grabó unas fotos que intentó enviar a su hermano la noche del apagón, y acaba muerto siendo Danny secuestrado. Ben le pide a Charlie que vaya a Chicago a buscar a su hermano Miles y eso es lo que hace la chica acompañada de Aaron y Maggie a pesar de sus reticencias. Encuentran a Miles pero la milicia también y acaban, cómo no, huyendo.

Otro que huye es Danny, que escapa de la milicia refugiándose en casa de una mujer, antes de ser capturado de nuevo, que tiene el mismo pendrive que Ben le da a Aaron con el que se conecta a un casero sistema informático y de comunicación. Una especia de Internet de los ochenta.

“Revolution” es otra de estas series con misterio en la que los protagonistas deben sobrevivir luchando con armas si es necesario, en la que hay huídas, problemas familiares, malos malísimos y buenos buenísimos. No será la nueva “Lost” porque “Perdidos” es algo de una vez en la vida pero intenta seguir su estela así como el de otras series recientes, léase “The Walking Dead”, “FlashForward” o “Truñonova” (“Terra Nova”, ya sabéis).

El piloto tiene más fallos que virtudes pero no me aburrí viéndolo. Su principal virtud la encontré en el personaje de Giancarlo Esposito que me pareció de lo más creíble como malo malísimo que parece que solo usa las armas si le apuntan con ellas. He de decir que se agadece que parte de la voz cantante del piloto fuera de la mano de Tracy Spiridakos y que si le sacan jugo a la valiente Charlie podría llegar a ser un muy buen personaje aunque, he aquí un contra y es que Charlie me recordó a la protagonista de “Los Juegos del Hambre” (The Hunger Games) y, me consta por cosas que he leído tras ver el episodio, que hay más gente que también les encontró el parecido aunque, puede ser porque la chica es bastante echada para adelante y por su manejo del arco.

Los fallos… Los estereotipos están a flor de piel, su corte familiar del cual debe huir como de la peste y que cae mejor el malo Neville que los buenos como el cansino de Danny (sí, ya le veo como un cansino) o la antipática doctora aunque, muy lista por otra parte por lo que a lo mejor me acaba sorprendiendo. Pero sí, los estereotipos no ayudan y menos con algún personaje que no se sabe a qué juega como ese miliciano que salva a Charlie dos veces.

¿Más fallos? Los cromas, tan evidentes que duelen (sí, es de tiquismiquis lo sé) o el repeinamiento de algunos protagonistas, que luego decían de Sawyer en “Perdidos” pero me rio yo después de ver a Danny y su pelo. Eso le resta credibilidad a la historia. Y esa lucha de ¿catorce? o más milicianos contra Miles… Vaya que en “Kill Bill” se entiende que La Novia acabe con los seguidores de O Ren porque es la heroína pero todos van con filos y no con balas, pero en“Revolution” esa escena me pareció muy irrisoria.

Veremos cómo sigue pero de momento, como ponen en TV By the Numbers cuando no se sabe si cancelarán o renovarán una serie… “Revolution” could go either way. Lo que tengo curiosidad por ver es el peso de los flashbacks en la historia porque se me antoja más interesante el ver qué pasó que el que den vueltas sobre hay que sobrevivir y derrocar a Monroe.


Nominados a los Emmy 2012

19 julio 2012

El domingo 23 de septiembre se celebrará en Los Ángeles la ceremonia de entrega de los premios Emmy. Hoy mismo se han dado a conocer y en als categorías más importantes estos son los nombres elegidos:

Mejor Serie de Comedia:

30 Rock
The Big Bang Theory
Larry David (The Larry David Show)
Girls
Modern Family
Veep

Es probable que no gane pero siempre hasta que acabe el año que viene “30 Rock”.

Mejor Actriz de Comedia:

Tina Fey por “30 Rock”
Amy Poehler por Parks & Recreations
Zooey Deschanel por New Girl
Edie Falco por Nurse Jackie
Julia Louis-Dreyfus por Veep
Lena Dunham por Girls
Melissa McCarthy por Mike & Molly

En comedia desde hace años me pasa lo mismo y, como siempre escribo… Tina Fey FTW!! Creo queno selo llevará esta vez tampoco, una pena, pero este año podría recaer en Zooey Deschanel. En esta categoría echo de menos mucho a las “2 Broke Girls” Kat Dennings y Beth Behrs.

Mejor Actor de Comedia:

Alec Baldwin por 30 Rock
Don Cheadle por House of Lies
Louis C.K. por Louie
Jon Cryer por Dos hombres y Medio (Two and a Half Men)
Larry David por Larry David (The Larry David Show)
Jim Parsons por The Big Bang Theory

Voy con Alec, siempre también y podría ganarlo de nuevo.

Mejor Actriz de Reparto de Comedia:

Mayim Bialik por The Big Bang Theory
Julie Bowen por Modern Family
Kathryn Joosten por Mujeres Desesperadas (Desperate Housewives)
Sofía Vergara por Modern Family
Merritt Wever por Nurse Jackie
Kristen Wiig por Saturday Night Live

Una de las sorpresas de las nominaciones de este año está en esta categoría. La gran Kathryn Joosten, que ya no está, desgraciadamente, para seguir mostrando su talento, ha sido nominada y no a Mejor Actriz Invitada, categoría que no le correspondía y por la que ya ganó dos Emmy por interpretar a Karen McCluskey en la ya finalizada serie. Una lástima que no lo haya hecho en vida. Me alegraré si lo gana y más teniendo en cuenta el final del personaje que interpretó, realidad y ficción parejas en este caso.

De todas formas creo que Kristen Wiig tiene muchas posibilidades de ver su trabajo durante años recompensado teniendo en cuenta que ha dejado “Saturday Night Live”. De todas formas hay alguien que no está en la lista y debería, Jane Krakowsky que en la sexta temporada de “30 Rock” tal vez se haya lucido más que nunca.

Mejor Actor de Reparto de Comedia:

Ty Burrell por Modern Family
Jesse Tyler Ferguson por Modern Family
Max Greenfield por New Girl
Bill Hader por Saturday Night Live
Ed O’Neill por Modern Family
Eric Stonestreet for Modern Family

Mi voto y esperanza de que gane este año va para Max Greenfield porque ha conseguido en 24 episodios que su Schmidt pase de ser un personaje totalmente cansino al amigo que querrías tener. 24 episodios le han bastado para evolucionar y no quedarse estancado como los demás personajes de “New Girl”. Merecido lo tiene.

Mejor Serie Dramática:

Boardwalk Empire
Breaking Bad
Downton Abbey
Juego de Tronos (Game of Thrones)
Homeland
Mad Men

¿Y “The Killing”? Estoy contentísima de que esté ahí “Downton Abbey” y más después de las injustas críticas que recibió pero si se hace justicia debería ganar “Homeland”. Por cierto no es curioso que todas las series nominadas no pasen de los 13 episodios?

Mejor Actriz de Serie Dramática:

Kathy Bates por Harry’s Law
Glenn Close por Daños y Perjuicios (Damages)
Claire Danes por Homeland
Michelle Dockery por Downton Abbey
Julianna Margulies por The Good Wife
Elisabeth Moss for Mad Men

Mi corazón está dividido y eso que no está nominada (grrrr) Mireille Enos. Pero sí Kathy Bates y Glen Close ¿otra vez? Que lo de Glen Close lo puedo entender en parte pero no lo de Kathy Bates que es muy buena actriz sí, pero esa serie… En fin. Me alegro muchísimo de que Michelle Dockery vea reconocido su gran trabajo aunque chicas, dejas paso a Claire Danes que no tenéis nada que hacer contra ella en realidad. Su interpretación en el episodio 11 de “Homeland” se come a cualquier otra.

Mejor Actor de Serie Dramática:

Hugh Bonneville por Downton Abbey
Steve Buscemi por Boardwalk Empire
Bryan Cranston por Breaking Bad
Michael C. Hall por Dexter
Jon Hamm por Mad Men
Damian Lewis por Homeland

Entre Bryan Cranston y Damian Lewis anda el juego. Lo de Hugh Bonneville me sigue pareciendo sorprendente, me gusta cómo lo hace pero ¿es para tanto su papel? Una pena que no hayan contado con Joel Kinnaman.

Mejor Actriz de Reparto de Serie Dramática:

Christine Baranski por The Good Wife
Joanne Froggatt por Downton Abbey
Anna Gunn por Breaking Bad
Christina Hendricks por Mad Men
Archie Panjabi por The Good Wife
Maggie Smith por Downton Abbey

Suponía que no iba a nominar a Michelle Forbes por “The Killing”, Maggie Smith es grande pero no para que la nominen tanto a Mejor Secundaria en detrimento que actrices que tienen más tiempo en pantalla y ojalá lo gane Joanne Froggatt porque ha hecho que con su sufridora Anna suframos los espectadores de “Downton Abbey”. Si no lo gana ella me alegraré si veo levantar el premio a Anna Gunn a qien no soporté durante la primera temporada de “Breaking Bad” y que me hizo cambiar de opinión en la segunda.

Mejor Actor de Reparto de Serie Dramática:

Jim Carter por Downton Abbey
Brendan Coyle por Downton Abbey
Peter Dinklage por Juego de Tronos (Game of Thrones)
Giancarlo Esposito por Breaking Bad
Jared Harris por Mad Men
Aaron Paul por Breaking Bad

Esta categoría está difícil aunque a quien yo se lo daría sin pensarlo sería a alguien que no han nominado y sí que me ha parecido imperdonable. Brent Sexton eres el ganador único para mí en esta categoría aunque no ganes.

¿Quién se llevará el premio? Giancarlo Esposito probablemente y mereciéndolo, claro. Aunque aplaudiré como si no hubiera un mañana en caso de que el nombre que digan sea el de Jim carter. Realmente Brendan Coyle, por mucho que me guste Bates en “Downtown Abbey”, no merece la nominación por la segunda temporada.

Mejor Miniserie o TV Movie:

American Horror Story
Game Change
Hatfields & McCoys
Hemingway & Gellhorn
Luther
Sherlock

Solo he visto “Luther” y la segunda temporada fue bastante menor en comparación con la primera, ya que “American Horror Story” la dejé a los tres episodios y de “Sherlock” me olvidé tras dormierme con todos los episodios de la primera temporada. Sin haberla visto, me quedo con “Game Change”.

Mejor Actriz de Miniserie o TV Movie:

Connie Britton por American Horror Story
Ashley Judd por Missing
Nicole Kidman por Hemingway & Gellhorn
Julianne Moore por Game Change
Emma Thompson por The Song of Lunch

Segunda sorpresa de las nominaciones y me he reído mucho al ver el nombre de Ashley Judd. ¡En serio? ¡Venga ya! Ashley Judd es muy buena actriz, ví “Missing” hasta el final por ella pero no reo que su interpretación sea merecedora de estar ahí, la verdad. En cambo podrían haberse acordado de Maria Bello porque al final “Prime Suspect” se quedó en miniserie también. Claro que si estaba nominada o no creo que nunca lo sabremos. Julianne Moore lo ganará.

Mejor Actor de Miniserie o TV Movie:

Kevin Costner por Hatfields & McCoys
Benedict Cumberbatch por Sherlock
Idris Elba por Luther
Woody Harrelson or Game Change
Clive Owen for Hemingway & Gellhorn
Bill Paxton for Hatfields & McCoys

Woody Harrelson podría llevarse el Emmy a casa. Aunque ojo, que lo mismo premian a Kevin Costner.

Mejor Actriz de Reparto de Miniserie o TV Movie:

Frances Conroy por American Horror Story
Judy Davis por Page Eight
Jessica Lange por American Horror Story
Sarah Paulson por Game Change
Mare Winningham por Hatfields & McCoys

El premio tiene nombre y ese es el de Jessica Lange. De todas formas ojalá se lo llevara Mare Winningham porque es de esas actrices secundarias de lujo que siempre, siempre, cumple.

Mejor Actor de reparto de Miniserie o TV Movie:

Tom Berenger por Hatfields & McCoys
Martin Freeman por “Sherlock
Ed Harris por Game Change
Denis O’Hare por American Horror Story
David Strathairn por Hemingway & Gellhorn

Siempre que veo su nombre quiero que le den el premio al que opta así que David Strathairn.

Decir también que han nominado a Umma Thurman por su aparición como invitada en “Smash” y que espero que se lo lleve porque lo hizo genial. Me extraña que Anjelica Huston no haya sido nominada por su papel en la misma serie.

;¿Estoy contenta con las nominaciones? Sí, sobre todo por todas las que tiene mi querida “Downton Abbey”, las de “Homeland” y, por supuesto, las de “30 Rock” pero, insisto, echo de menos a “The Killing”.


Ganadores de los Critics Choice Awards 2012

28 junio 2012

El pasado dieciocho de junio (un poco tarde voy, sí) se entregaron en Los Ángeles los Critics Choice Awards y los ganadores fueron:

Mejor Serie Dramática:

-Breaking Bad.
-Downton Abbey.
-Juego de Tronos (Game of Thrones).
-The Good Wife.
-Homeland.
-Mad Men.

Mejor Actor de Serie Dramática:

-Bryan Cranston por “Breaking Bad”.
-Kelsey Grammer por “Boss”.
-Jon Hamm por “Mad Men”.
-Charlie Hunnam por “Hijos de la Anarquía” (Sons of Anarchy).
-Damian Lewis por “Homeland”.
-Timothy Olyphant por “Justified”.

Mejor Actriz de Serie Dramática:

-Claire Danes por “Homeland”.
-Michelle Dockery por “Downton Abbey”.
-Julianna Margulies por “The Good Wife”.
-Elisabeth Moss por “Mad Men”.
-Emmy Rossum por “Shameless”.
-Katey Sagal por “Hijos de la Anarquía” (Sons of Anarchy).

Mejor Actor de Reparto de Serie Dramática:

-Peter Dinklage por “Juego de Tronos” (Game of Thrones).
-Giancarlo Esposito por “Breaking Bad”.
-Neal McDonough por “Justified”.
-John Noble por “Fringe”.
-Aaron Paul por “Breaking Bad”.
-John Slattery por “Mad Men”.

Mejor Actriz de Reparto de Serie Dramática:

-Christine Baranski por “The Good Wife”.
-Anna Gunn por “Breaking Bad”.
-Christina Hendricks por “Mad Men”.
-Regina King por “Southland”.
-Kelly Macdonald por “Boardwalk Empire”.
-Maggie Siff por “Hijos de la Anarquía” (Sons of Anarchy).

Mejor Actor Invitado de una Serie Dramática:

-Dylan Baker por “Daños y Perjuicios” (Damages).
-Jere Burns por “Justified”.
-Loretta Devine por “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy).
-Lucy Liu por “Southland”.
-Carrie Preston por “The Good Wife”.
-Chloe Webb por “Shameless”.

Mejor Serie de Comedia:

-The Big Bang Theory.
-Community.
-Girls.
-Modern Family.
-New Girl.
-Parks and Recreation.

Mejor Actor de Serie de Comedia:

-Don Cheadle por “House of Lies”.
-Louis C.K. por “Louie”.
-Larry David por “El Show de Larry David” (Curb Your Enthusiasm).
-Garret Dillahunt por “Hope ” (Raising Hope).
-Joel McHale por “Community”.
-Jim Parsons por “The Big Bang Theory”.

Mejor Actriz de Serie de Comedia:

-Zooey Deschanel por “New Girl”.
-Lena Dunham por “Girls”.
-Julia Louis-Dreyfus por “Veep”.
-Martha Plimpton por “Hope” (Raising Hope).
-Amy Poehler por “Parks and Recreation”.
-Ashley Rickards por “Awkward”.

Mejor Actor de Reparto en Serie de Comedia:

-Ty Burrell por “Modern Family”.
-Max Greenfield por “New Girl”.
-Nick Offerman por “Parks and Recreation”.
-Danny Pudi por “Community”.
-Jim Rash por “Community”.
-Damon Wayans, Jr. por “Happy Endings”.

Mejor Actriz de Reparto en una Serie de Comedia:

-Julie Bowen por “Modern Family”.
-Alison Brie por “Community”.
-Cheryl Hines por “Suburgatory”.
-Gillian Jacobs por “Community”.
-Eden Sher por “The Middle”.
-Casey Wilson por “Happy Endings”.

Mejor Actor Invitado en una Serie de Comedia:

-Becky Ann Baker por “Girls”.
-Bobby Cannavale por “Modern Family”.
-Kathryn Hahn por “Parks and Recreation”.
-Justin Long por “New Girl”.
-Paul Rudd por “Parks and Recreation”.
-Peter Scolari por “Girls”.

Mejor Serie Animada:

-Archer.
-Adventure Time.
-Bob’s Burgers.
-Padre de Familia (Family Guy).
-Star Wars: La Guerra de los Clones (Star Wars: The Clone Wars).

Mejor Película o Miniserie:

-American Horror Story.
-Luther.
-Sherlock.
-Page Eight.
-The Hour.
-Game Change.

Mejor Actor en una Película o Miniserie:

-Benedict Cumberbatch por “Sherlock”.
-Bill Nighy por “Page Eight”.
-Woody Harrelson por “Game Change”.
-Idris Elba por “Luther”.
-Dominic West por “The Hour”.
-Kevin Costner por “Hatfields & McCoys”.

Mejor Actriz en una Película o Miniserie:

-Jessica Lange por “American Horror Story”.
-Gillian Anderson por “Great Expectations”.
-Julianne Moore por “Game Change”.
-Patricia Clarkson por “Five”.
-Lara Pulver por “Sherlock”.
-Emily Watson por “Appropriate Adult”.

A tenor de los nominados y de los ganadores, está claro que la tendencia de nominar mayoritariamente a series y actores de producciones de canales de cable o más minoritarios sigue su curso aunque, también es cierto que esas cadenas se arriesgan más y deciden hacer productos muy buenos para minorías.

Me parece genial que “Homeland” haya ganado el premio a la Mejor Serie de Drama y que Claire Danes haya visto recompensado una vez más su trabajo por su papelón. Hecho en falta series y actores pero bueno, los premios no suelen llover nunca a mi gusto (lo de llover va con segundas, sí).


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 102 seguidores

%d personas les gusta esto: