Gracias 30 Rock

6 marzo 2013

Reparto de 30 Rock

Algo más de un mes después del final de una de mis series de comedia preferidas de los últimos tiempos y de siempre, del cual ya hablé en su día, ya es hora de que dedique un post a las siete temporadas de la gran “30 Rock” (Rockefeller Plaza en su traducción española).

Empecé a ver la serie en Paramount Comedy donde la emitían allá por 2007. Había leído que era una serie que estaba muy bien pero los dos primeros episodios que v en el canal, uno de la segunda temporada y otro de la primera, no me gustaron demasiado. Decidí darle, afortunadamente, otra oportunidad y descargarme la primera temporada para verla entera así que combinaba mis episodios de la primera entrega con los de la segunda y me entusiasmé convirtiéndome en fan. A la segunda fue la vencida, tampoco me costó tanto.

Y en televisión vi hasta la tercera temporada aunque, después “30 Rock” desapareció de Paramount Comedy y sé que la emitían a horas intempestivas en La Sexta pero no tengo ni idea de hasta dónde llegaron, parece que se quedaron en la tercera también como Paramount Comedy, porque a partir de la cuarta me limité a verla por Internet y es que dudo bastante que la serie se emita alguna vez íntegra en la televisión Española a no ser que dentro de unos años algún canal de cable la recupere.

Tina Fey y Alec Baldwin en la séptima temporada de 30 Rock
Total que me hice fan, como decía, primeramente por su personaje principal, Liz Lemon (Tina Fey), uno de esos que dejan huella y permanecerán en la historia de la pequeña pantalla por siempre jamás. Una Liz Lemon que lejos de ser perfecta no esconde ni su condición de friki (y lo es a mucha honra) ni su adicción a la comida, y que tiene una relación muy interesante con Jack Donaghy (Alec Baldwin), su jefe, mentor y amigo.

Jack no es un personaje menos interesante que Liz, de hecho tiene tanto protagonismo como ella y se complementan muy bien. Otros de mis preferidos, Jenna Maroney (Jane Krakowski), la actriz y cantante mejor amiga de Liz que es egocéntrica a más no poder y a veces parece no tener corazón incluso; y el extraño pero fiel paje de la NBC Kenneth Parcell (Jack McBrayer) aunque en las dos últimas temporadas de “30 Rock” el bueno de Ken no pintó nada de nada, prácticamente

Tracy Morgan y Jane Krakowski en 30 Rock
Entre los principales estaba también Tracy Jordan (Tracy Morgan) que, aunque al final acabé cogiéndole hasta cariño y dio momentos gloriosos, tardó tiempo en convencerme y siempre será el que menos me guste de la serie. Y no me olvido de Pete Hornberger (Scott Adsit) el productor del show donde todos trabajan, “TGS with Tracy Jordan”, “The Girlie Show” A.T. (Antes de Tracy).

Los personajes eran muy buenos en su mayoría, los actores que les daban vida cumplieron con creces pero es que dejaron huella secundarios muy secundarios como Grizz (Grizz Chapman) y DotCom (Kevin Brown), el séquito de Tracy, o la mujer de este, Angie (Sherri Shepherd), así como el raro doctor Leo Spacema (Chris Parnell).

Alec Baldwin y Elaine Stritch Behind the Scenes en 30 Rock

“30 Rock” tuvo muchísimos actores y actrices invitadas. Entre los que más recuerdo están Elaine Stritch como la grandísima Colleen Donaghy, la madre de Jack; Salma Hayek, Julianne Moore y Edie Falco, todas interpretaron a mujeres que tuvieron una relación con Jack; a James Marsden como Criss Cross, la pareja perfecta de Liz; Matt Damon, Dean Winters como Dennis Duffy, ambos exnovios de Liz y, como no, Will Arnett como la némesis de Jack, Devon Banks.

La lista de invitados es muy amplia, entre otros que recuerde, están Oprah Winfrey, Buzz Aldridge, Megan Mullally, Steve Martin, Conan O’Brien, Al Gore, Alan Alda, Sheryl Crow, Jennifer Aniston, Jon Hamm, Bryan Cranston, Susan Sarandon, Carrie Fisher o Michael Sheen.

Actores, personajes… ¿Qué contribuye también a que “30 Rock” me parezca tan buena? Las situaciones que viven los protagonistas y las historias que se dan episodio tras episodio, salvo excepciones que siempre las hay. De sus 138 episodios recuerdo muchos pero creo que, aparte de la finale que me pareció un broche de oro perfecto para la serie, de quedarme con alguno elegiría dos: “MILF Island”, el undécimo de la segunda temporada, y “Generalissimo”, el décimo de la tercera entrega. Pero no puedo dejar de mencionar “The Queen of Jordan”, el decimoséptmo de la quinta temporada.

Careta Queen of Jordan 30 Rock
No fue perfecta la serie, hay que decir que tuvo un bache en su cuarta temporada e incluso Alec Baldwin dijo que pensaba abandonarla, bache pero con episodios brillantes como siempre. Pero tumbar a “30 Rock” no era fácil y hay que darle las gracias a la NBC por mantenerla siete temporadas con las cifras de audiencia que tenía en Estados Unidos, hay series que no tienen la misma suerte.

Y, no puedo terminar sin mencionar que no lo hicieron una sino cuatro veces y es que en las temporadas quinta y sexta se decidió emitir un episodio en directo y digo cuatro porque en ambas se realizaron dos episodios con diferencias, uno para la Costa Este y otro para la Costa Oeste. Fue mucho mejor el de la quinta temporada, en mi opinión, que el de la sexta, pero mérito tuvieron ambos.

Como fan que soy, es la tercera vez que lo digo por si aún no lo teníais claro, que cuando fui a Nueva York el pasado verano una de mis paradas obligatorias fue el 30 Rockefeller Plaza donde grababan el imaginario “TGS with Tracy Jordan” y donde grababan el real “30 Rock” donde hice un tour por los estudios en los que ya sabía que no iba a ver dónde grababan la serie pero donde me recibió en la entrada un cartón con la foto de Jack McBrayer como Kenneth Parcell y algo de merchandising (y me llevé un bonito imán para la nevera con la foto que abre esta entrada).

Tina Fey como Liz Lemon en 30 Rock

Solo tengo palabras de agradecimiento hacia Tina Fey, aunque no las vaya a leer nunca, por crear esta maravilla semibiográfica llamada “30 Rock” que durante siete temporadas y algo más de cinco años me ha hecho reir, me ha entretenido y me ha dejado un recuerdo para toda la vida en mi historial seriéfilo. Gracias Tina, gracias “30 Rock” por todas las risas y los buenos momentos.


Y 30 Rock llegó a su fin

3 febrero 2013

Jane Krakowski en la finale de 30 Rock

Si no has visto la finale de “30 Rock” (Rockefeller Plaza) no sigas leyendo.

Cuando Jenna Maroney (Jane Krakowski) entonaba en el programa 150 de “TGS with Tracy Jordan”, la canción de “Rural Juror” hacía mucho más que despedir el show en el que empezó a trabajar con su amiga Liz Lemon en la NBC. Decía adiós al programa, decía adiós a sus espectadores y decía adiós a sus compañeros.

I will never forget you, Rural Juror
I’ll always be glad I met you, Rural Juror

Nunca te olvidaré Rural Juror, siempre me alegraré de haberte conocido, Rural Juror.

Se puede cambiar “Rural Juror” por “TGS” pero, trasladándolo a la realidad, a “30 Rock”, Jane Krakowski nos estaba diciendo adiós de parte de todos a quienes durante más de seis años y siete temporadas hemos disfrutado con las andanzas de los personajes de la serie a la que el pasado jueves se puso punto y final en la NBC y que ayer mismo finalicé yo.

Dos episodios seguidos, 42 minutos pasados para despedir por todo lo alto mi comedia preferida de los últimos años, una de las mejores que se han hecho sin duda, y que como Tracy Jordan decía al poner punto y final a “TGS” no mucha gente ha visto, algo que también se puede aplicar a la realidad porque nunca tuvo una audiencia extraordinaria.

Tina Fey y James Marsden en la finale de 30 Rock

“Hogcock”, la primera parte de la finale, empezó con la familia Lemon Chros. Con Liz (Tina Fey) quedándose en casa sin saber qué hacer y Criss (James Marsden) llevándose a Terry y Janet, sus hijos adoptivos y unos Tracy y Jenna en miniatura, al colegio. Pero Liz no está hecha para la vida casera y Criss para la vida laboral así que deciden intercambiar papeles.

Jenna empezó a buscar, sin éxito, nuevos proyectos en los que aparecer. Fue poner el pié en Los Ángeles y volverse a Nueva York horrorizada deseando cumplir su sueño de trabajar en Broadway. Muy bueno el gag de “Ley y Orden: UVE” (law & Order: SVU).

Kenneth (Jack McBrayer), como presidente de la NBC, tenía muy claro los proramas que quería sacar en antena y en su lista de cosas a evitar había muchos tópicos, pero también la calidad.

Alec Baldwin en la finale de 30 Rock

Jack quería ser feliz como le deseo su madre Colleen (Elaine Stritch), presente en el episodio por medio de una foto en el nuevo despacho de Jack, y acabó discutiendo con Liz poniendo el punto y final a su relación… prácticamente.

Una cláusula rocambolesca que le otorgaba a Tracy (Tracy Jordan) treinta millones de dólares si el programa no llegaba a los 150 shows acabó por unirles a todos de nuevo, a pesar de que Tray intentó que el programa no pudiera salir en antena, una vez más para despedir “TGS” como merecía.

Tina Fey y Tracy Morgan en la finale de 30 Rock

Tracy desaparece, cómo no, Liz va a buscarle a un club de striptease y allí, a diez minutos del final de “30 Rock”, tienen una charla muy seria. Por primera vez Tracy Jordan habla en serio sin añadir tonterías después (bueno, una al final, per es Tracy) y Liz se sincera y le dice que trabajar con él no ha sido fácil, que la ha frustrado pero que como el corazón humano no está correctamente conectado con el cerebro, le quiere. Ohhhh… Sí, aquí empecé a llorar como una magdalena algo irónico teniendo en cuenta que se trata de una comedia que muchas veces me ha hecho llorar de risa.

Me tocó la fibra sensible, pero es que había más después para el no parar. Tracy y Jenna disfrazados de Hitler despidiéndose antes de empezar el último show; Jenna cantando la anteriormente citada “Rural Juror” y Liz… Yéndose a buscar a Jack porque pensaba que se iba a suicidar.

Pero no, Jack Donaghy no quería quitarse la vida, quería marcharse en barco para encontrarse a sí mismo. A Liz le empieza a decir dándo un rodeo que la quiere sin pronunciar estas palabras y ella para abreviar le dice que también le quiere. Y Jack se va para volver al momento con una gran idea, según él.

Tracy Morgan y Jane Krakowski en la finale de 30 Rock

En el estudio H de la NBC, Tracy, junto a todo el equipo de “TGS” (y de “30 Rock”) se despide…

…Y, un año después, Pete (Scott Adsit) que había huído se encuentra con su mujer que le reclama, Jack vuelve al mundo de los negocios y llama a Liz, quien es guionista de una serie protagonizada por Grizz (Grizz Chapman), del séquito de Tracy junto a Dot Com (Kevin Brown), que compagina su vida laboral con la personal a la perfección, para que llame a Tray y le felicite. El padre de Tracy ha vuelto después de marcharse muchos años atrás para comprar tabaco, y Jenna recoge un Tony.. que no era para ella pero se adelantó a quien le correspondía recibirlo.

Jack McBrayer en la finale de 30 Rock

Y acabamos con Kenneth en su despacho hablando con una chica con gafas que le presenta la idea para una serie basada en las historias que le contaba su bisabuela y que Ken acepta y le encanta. What the what? (homenaje a Liz Lemon, of course) ¡Kenneth no envejecía nunca!

Así se nos ha ido “30 Rock”, por todo lo grande, con sonrisas y lágrimas. Y, por supuesto, la echaré de menos, y sí, siempre me alegraré de haberla conocido. Afortunadamente, nos quedan los revisionados.

Gracias Tina Fey por crear esta maravilla.


Sexta temporada de 30 Rock

27 junio 2012

La sexta temporada de “30 Rock” o “Rockefeller Plaza” como se tradujo aquí en su día, llegó en midseason por el nacimiento del segundo hijo de Tina Fey. Así, la serie no tuvo parón y se emitieron sus veintidos episodios del tirón hasta mayo.

Como me gusta verla muy de seguido decidí descargar todos los episodios y guardarlos para verlos y creo que en cinco o seis jornadas la visioné entera. La verdad es que el inicio de temporada me pareció algo flojo pero a los cuatro o cinco episodios “30 Rock” ya era la misma de siempre, la divertidísima serie a la que, afortunadamente, dí una segunda oportunidad hace ya cinco años.

En la sexta entrega Liz Lemon (Tina Fey) se muestra más madura en lo que al amor se refiere al haber encontrado a quien parece la horma de su zapato, Criss Chros (James Marsden), un vendedor ambulante de perritos calientes. A la señorita Lemon es fácil conquistarla por el estómago, su amor por la comida es infinito, y además Criss es el único novio que le ha durado toda la temporada.

Su mentor, jefe y, sobre todo, amigo, Jack Donaghy (Alec Baldwin) sigue siendo padre soltero de su hija Liddy (aunque apenas esté con ella) porque su mujer Avery Jessup (Elizabeth Banks) sigue secuestrada en Corea del Norte por Kim Jong-il y después por su hijo Kim Jong-un, con quien es obligada a casarse.

Pero a Jack le surge un problema y no es la reaparición de su archienemigo Devon Banks (Will Arnett) sino la química y tensión sexual no resuelta que tiene con su suegra Diana (Mary Steenburgen). También le sale un imitador, y no lo hace nada mal, William Baldwin que es el elegido para hacer de ñel en el telefilme sobre el secuestro de Avery que realizan. Que conste que el hermano de Alec imita muy bien a Jack.

En cuanto a los integrantes del TGS, Tracy (Tracy Morgan) sigue tan loco como siempre y, en un simil con la realidad, hablar sin pensar hace que los gays se quejen de sus comentarios pasados de rosca, y demuestra que nunca será un buen padre aunque quiera a sus hijos.

Jenna Maroney (Jane Krakowski), por su parte, sigue saliendo con Paul (Will Forte) aunque tienen su momento alejamiento y siendo tan vanidosa como siempre. La llaman mala persona pero a ella le da igual porque, literalmente, hace oídos sordos. Y Kenneth Parcell (Jack McBryer) deja de ser paje para intentar ascender y vaya si lo consigue aunque después decide que si quiere ser presidente de la cadena algún día tendrá que utilizar otra estrategia. Al inocente Kenneth los consejos de Jack no le son de mucha ayuda que digamos.

Además de un capítulo doble, “30 Rock” lo volvió a hacer, como dijo la propia Tina Fey, y en la sexta temporada hubo de nuevo un episodio en directo, dos en realidad teniendo en cuenta que el de la Coesta Este y el de la Costa Oeste de Estados Unidos tenían algunas diferencias. No fue tan bueno como el anterior pero hizo una ácida crítica a la televisión en directo. En él hubo apariciones especiales como las de Amy Poehler, Jimmy Fallon, Jon Hamm, Paul McCartney o Kim Kardashian así como el genial Chris Parnell que interpreta al doctor Leo Spaceman.

Pero, no son las únicas caras conocidad aparecidas durante la temporada ya que se pudo ver también a Susan Sarandon, Patti Lupone, Steve Buscemi, Kelsey Gramer, Chloë Grace Moretz, John McEnroe, Denise Richards, al citado Will Arnett o a alguien a quien siempre es un gusto ver dada su relación de amor-odio con Jack. Hablo, como no de Elaine Streetch que interpreta a su madre, Colleen.

No quiero olvidarme de una incorporación a la familia de trabajadores de la NBC, Hazel (Kristen Schaal), una trepa psicópata que se queda con el trabajo de Kenneth, insulta a Jenna a la cara y se obsesiona con Liz.

Me ha gustado la temporada porque mejora, y mucho, respecto al principio de la misma. Ahora, a esperar a la séptima que, tristemente, será la última.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 91 seguidores

%d personas les gusta esto: