¿Para qué seguir perdiendo el tiempo con ella? Dejo The Following

7 abril 2013

Annie Parisse y Kevin Bacon en The Following

Iba a ver la primera temporada entera. He aguantado nueve episodios y no sé por qué todavía porque después de un piloto que me gustó el resto no me ha llegado ni a decepcionar, más que nada me ha causado risa y algo de verguenza ajena. En pleno siglo XXI con tantas series policiales y detectivescas a mis espaldas ¿cómo me va a parecer verosímil semejante bodrio? Ni tensión ni nada crea “The Following” así que he decidido olvidarme de ella para siempre. La dejo, sí.

No es la cara de Kevin Bacon que más inexpresivo no puede ser, y eso que es un actor que me gusta, no son los odiosos seguidores de Carroll (James Purefoy) con la petarda de Emma al frente (Valorie Curry), ni que me den igual la mujer y el hijo de Carroll, sino que la historia no me ha conseguido enganchar y ha contribuido la inverosimilitud de la misma.

Un par de tíos muy buscados están atrapados pero se salvan más que milagrosamente, el FBI va a buscar a un crío secuestrado y en vez de enviar un equipo táctico mandan a un agente y a un colaborador, hay seguidores del malo hasta debajo de las piedras pero no se molestan en investigar para ver si han ido a la cárcel a visitarle o no (como parece que han hecho todos)… Que no, que no me convence, es un quiero y no puedo que no sabe mantener nada de tensión, conmigo no lo ha conseguido, al menos, como digo.

“The Following” creo que este año serás mi “FlashForward” del año. Hasta nunca.


¿Hacia dónde nos lleva The Following?

5 marzo 2013

Reparto de The Following

Mi entusiasmo inicial con “The Following” se está disipando poco a poco. Ya dije tras su estreno  que esperaba que siguiera tan bien como había empezado, pero tras cinco episodios vistos he de decir que me ha defraudado y, de hecho, la última entrega emitida en TNT España me pareció pura ciencia ficción.

Me parece que la historia ha perdido el norte. James Carroll (James Purefoy) ha pasado de ser el villano a un tipo que se pasa episodio sí y episodio también en la cárcel y que manipula ¡con guardas en la sala! Y sus discípulos…

A partir de aquí, spoilers:

Sus discípulos dejan mucho que desear: algunos aparecen y con las mismas mueren, otros empiezan a actuar por su cuenta y los tres principales ¿hacen un trío? ¡Venga ya! Y, por si no fuera poco que secuestraran al propio hijo de Carroll, su madre Claire (Natalie Zea) decide pasar del FBI y ponerse en bandeja de plata para que la secuestren también. Y, lo peor es que como espectadora tengo empatía cero con su historia, que me da igual que encuentren a su hijo o no o lo que le pueda pasar a ella.

Y, antes decía lo de la ciencia ficción del último episodio que he visto porque ¿de verdad solo van cuatro personas a buscar el lugar en el que los seguidores de Carroll tienen escondido a su hijo? ¿Y cómo esa pareja que ve al niño no se va inmediatamente de su vivienda y avisa a las autoridades de camino a cualquier lugar seguro? Porque su muerte era más que segura.

Fin de los spoilers porque podría sacar mucha punta a escenas de la serie.

Total que “The Following” se ha convertido en una serie del montón que hace más que la cuestione que que la disfrute y ni el trabajo de Kevin Bacon como Ryan Hardy me está convenciendo. Ahora, estoy convencida de que tiene que haber un sorpresón y que ese será que Debra Parker (Annie Parisse) es miembro de la secta de Carroll. Si lo es, será una prueba más de la previsibilidad de la historia.

Que conste que seguiré viéndola para ver qué pasa a no ser que me harte aunque ahora que FOX le ha dado una segunda entrega (a pesar de que iba a escribir que pensaba que eso no pasaría) no sé yo qué esperar de aquí al final de temporada.


Estreno de The Following

2 febrero 2013

Promo de The Following

El guarda de una prisión de Virginia se pasea por los pasillos de la misma. Se cruza con unos compañeros que le saludan y sale en su coche tras su jornada laboral. No tardamos en descubrir que no era un guarda, sino un asesino en serie llamado Joe Carroll (James Purefoy) que iba a ser ejecutado en breve tras ocho años en el corredor de la muerte.

Así empieza “The Following”, una serie creada por Kevin Williamson, guionista de la saga “Scream” entre otros trabajos, en la que la antítesis de Carroll es el policía que lo capturó, Ryan Hardy (Kevin Bacon), que se retiró tras darle caza y escribió un libro sobre él. La estrenó TNT en España, menos de una semana después de su emisión original en Estados Unidos, el pasado martes.

A Hardy le llama el FBI para que colabore, en calidad de asesor, para dar caza al asesino de nuevo, un asesino que llevaba una vida totalmente normal dando clases de literatura en la universidad y estando casado. Un hombre que creaba fascinación en sus alumnos y que también parece crearla en sus seguidores y es que, sin destripar nada del episodio porque lo mejor es que os animéis a verla, cualquier persona puede ser un ayudante de Carroll. En el piloto, de hecho, salen más de uno.

El planteamiento es muy interesante y el piloto me ha gustado. Es un poco “Mentes Criminales” (Criminal Minds) en el sentido de que la unidad con la que colabora Hardy es la de Análisis de la Conducta, el BAU de la citada serie, y por lo truculento de la historia que me sorprendió ese giro que hay en los diez minutos finales.

De momento, parece una serie muy a tener en cuenta a la que tanto Kevin Bacon como James Purefoy ponen carisma porque el resto de los personajes, de momento, no me dicen nada aunque, bien es cierto que no les han dado demasiada cancha. Espero que siga igual de bien que como ha empezado.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 91 seguidores

%d personas les gusta esto: