Canciones de series

2 enero 2011

La música es muy importante en una serie. La sintonía suele ser una de las primeras muestras de identidad de las series aunque últimamente se está perdiendo la costumbre de realizar cabeceras con sintonías, una pena, aunque la música forma un papel importante en el acompañamiento de las historias que nos cuentan ya que puede transmitirnos muchas cosas: alegría, tristeza, intriga, miedo…

No quiero con esta entrada rendir homenaje a las sintonías o a la música específica que se hace para las series, sino a esas canciones que han sonado en algún momento, en algún episodio y que cada vez que las escucho automáticamente me hacen recordar una determinada escena, una determinada serie, un determinado personaje, o que simplemente descubrí gracias a que alguien tuvo la brillante idea de incluirlas. Son sólo una selección, claro:

“More Than a Feeling” de Boston:

Descubrí esta canción gracias al episodio piloto de “Caso Abierto” (Cold Case). Fue la primera canción que sonó en la serie y la que nos introdujo a la primera víctima de las muchas que llegarían a lo largo de las siete temporadas de la serie, una chica pelirroja que murió malamente. He visto el episodio varias veces desde que TVE-1 lo estrenara en julio de 2004, e incluso he llegado a ver sólo la primera secuencia por lo que “More Than A Feelin'” siempre la voy a relacionar con esa gran serie.

“The Lion Sleeps Tonight” de The Tokens:

Un hilarante episodio de “Friends” se me viene a la mente cada vez que escucho esta canción y es que el mono de Ross, de nombre Marcel, la liaba pero bien mientras Ross intentaba, con ayuda del resto de la pandilla, atraparle.

“Born to be Wild” de Steppenwolf:

El tema central de la película “Easy Rider” protagonizada por Dennis Hopper y Peter Fonda lo descubrí en la serie “Somos Diez” (Just the Ten of Us), una buena comedia familiar en la que se formó un grupo con cuatro de las cinco hijas del entrenador Lubbock que se pusieron de nombre “The Lubbock Babes” (a lo largo del video suena).

“Downtown” de Petula Clark:

La película “Inocencia Interrumpida” (Girl Interrupted) me descubrió el mayor éxito de Petula Clark y cada vez que escuchaba esta positiva canción recordaba la escena en la que Winona Ryder y Angelina Jolie se la cantaban a Elisabeth Moss. Pero llegó la tercera temporada de “Perdidos” (Lost) y ahora cada vez que escucho “Downtown” no puedo evitar acordarme de la doctora Juliet Burke mirándose al espejo y tratando de sacar una sonrisa y no venirse abajo.

“Behind Blue Eyes” de The Who:

Podría elegir mil y una canciones de “Caso Abierto” más aparte de la que he citado anteriormente, pero me tengo que quedar con este clásico de The Who que sonó en el último episodio de la segunda temporada. Desde entonces es la canción de Lilly Rush porque “nadie sabe lo que es ser el hombre malo, el hombre triste, tras unos ojos azules”. Lilly es una mujer, claro, pero la canción le venía al pelo.

“Bless a Brand New Angel” de Diana DeWitt:

Hace poco encontré esta canción (gracias una vez más, Youtube), que me gustó desde el momento en el que la escuché. No sé quién es Diana DeWitt ni otras canciones que canta y tuve que googlear para encontrar el título de ésta. Sonó en “Los Vigilantes de la Playa” (Baywatch) tras la muerte de Stephanie Holden. Una canción muy bonita.

“And I Love You So” de Vonda Shepard:

Vonda Shepard puso voz a la banda sonora de “Ally McBeal” con canciones propias y ajenas. Ésta no se incluyó, muy mal hecho, en ninguno de los cd’s que salieron al mercado pero la tengo a buen recaudo con el ruido del ascensor del bufete Fish & Cage y todo, y es que si memoria no falla, la canción sonaba tras una gran escena entre Ally y Billy en el que él se despedía dejando a Ally toda sola en su despacho.

“Chasing Cars” de Snow Patrol:

No sé las veces que escuché entre verano de 2006 y el año 2007 esta canción y aunque principalmente me recuerda a mis tardes de trabajo escuchando la Virgin Radio, también me recuerda a “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy) ya que utilizaron la canción del grupo escocés en uno de sus episodios y hasta se hizo un videoclip utilizando el original del grupo y escenas de la serie. Deben cantarla en el episodio musical sí o sí.

“Ba Boom Boom Ba” de Metisse:

Incontables veces sonó esta canción en “Tan Muertos Como Yo” (Dead Like Me), especialmente en los finales de episodio. Me encanta desde el primer día que la escuché, puede que en episodio piloto de la serie de Bryan Fuller. Y cada vez que sonaba la introducción al tema no podía evitar ponerme a cantar… cosa que aún me pasa.

“Poker Face” de Lady Gaga:

No me gusta la canción en voz de Lady Gaga, pero la versión de “Glee” cantada por Lea Michele y Idina Menzel es buenísima, tanto que es de esas canciones que no puedo escuchar solamente una vez, hasta tres y más no porque luego no se me va de la cabeza. Es un claro ejemplo de cómo una canción puede ser mejor o peor dependiendo de los arreglos que lleve. Y eso que no me gusta “Glee”. ¿A qué me recuerda? A esa serie cuyo éxito sigo sin entender, nunca me cansaré de decirlo.

“Birdhouse in Your Soul” de They Might be Giants:

Kristin Chenoweth y Ellen Greene cantaron a dúo esta canción en “Criando Malvas” (Pushing Daisies) y su versión es incluso mejor que la original de They Might Be Giants que está muy bien. Aún recuerdo la escena, ellas dos en el coche conducido por Swoozie Kurtz, poniendo mala cara con su único ojo, siendo guiadas por una paloma mensajera portadora de un mensaje.

“The Jackal” de Ronny Jordan:

La gran C.J. Cregg vienen a mi mente con este tema y es que a Claudia Jean le obligaron sus compañeros de “El Ala Oeste” (The West Wing) a hacer el playback de la canción para celebrar una victoria.


Pushing Daisies (2)

23 mayo 2010

En marzo del año pasado empecé a ver la serie “Criando Malvas” (Pushing Daisies) a la que un mes más tarde dediqué un post. Me ha costado terminar de verla, más que nada por en Estados Unidos el pasado año hubo parón tras anunciar la ABC su cancelación, aunque al final emitieron los capítulos restantes. Otro de los motivos por lo que he tardado, aparte de que no tengo el tiempo suficiente para ver todo lo que quiero, ha sido que he tenido que sincronizar los subtítulos porque a mí me gusta tener las versiones en dual.

Pues bien, nueve capítulos tuvo la genial primera temporada y trece la no menos buena segunda aunque el final se nota algo precipitado, aunque se agradece que estuviera más o menos cerrado. En su día ya hablé de que trata la serie creada por ese genio incomprendido llamado Bryan Fuller, incomprendido porque sus series duran más que poco y no porque les falten calidad, al contrario, calidad les sobra, pero vuelvo a explicar que va sobre un pastelero llamado Ned al que da vida Lee Pace que tiene un don, puede revivir a los muertos pero si lo hace más de un minuto, otra persona o animal, morirá en su lugar. Así Ned revive a su amor de la infancia Charlotte “Chuck” Charles (Anna Friel) y juntos ayudan al detective Emerson Cod (Chi McBride) a resolevr distintos casos de asesinato que ocurren en la pequeña ciudad de Cour de Cours en el Condado de Papen, Estados Unidos.

Lo malo del don de Ned es que para él se convierte en maldición porque aunque pueda tener cerca a Chuck, no puede tocarla a no ser que sea por encima de la ropa, film transparente o trajes de apicultor, por poner unos ejemplos. Ésto es justamente lo que hace original la bonita historia de amor de Ned y Chuck. Emerson es muy irónico, pero buen detective y por ahí está también la ayudante de Ned an “The Pie Hole”, su pastelería, Olive Snook interpretada por la genial Kristin Chenoweth, que a veces se ha marcado algún numerito musical. Olive está enamorada del apstelero y aunque al principio está celosa de Chuck, no tardan en hacerse amigas. Además, Olive le sirve a Chuck de conexión con sus tias Lily (Swoosie Kurtz) y Vivian (Ellen Greene), ya que les lleva tartas con un remedio terapeútico que la propia Chuck echa en las tartas que elabora para que las antiguas Adorables Sirenas, dúo de natación sincronizada, vuelvan a salir de casa.

A partir de aquí, aviso de spoilers.

Al final de la primera temporada Lily le cuenta a Oliveque ella es en realidad la madre de Charlotte porque se lió con el prometido de su hermana, Charles Charles. Olive no es buena guardando secretos y Lily la manda al conventó dónde ella se refugió cuando se quedó embarazada. Pero Chuck lo decubre y no le importa. La identidad de Charlotte queda comprometida cuando dos personas tratan de desvelar su secreto, y es que Chuck fue asesinada durante un crucero y la prensa le apodó “La Turista Solitaria”, uno de ellos corteja a Vivian pero al final muere cuando Ned despierta al padre de Chuck, que la abandona tras amenazar a Ned porque piensa que va a hacer daño a su hija.

Y, tanto lo del padre de Chuck como lo del padre de Ned, que les salva la vidaa su hijo y a Olive, queda en el aire por la cancelación de la serie. Me hubiera gustado que Chuck le hubiese contado finalmente a Olive que al contrario de lo que piensa, y es que hasta ene so la tuvieron que mentir, no fingió su muerte, sino que estaba muerta de verdad y Ned la revivió, Pero al menos, en la última escena de la serie pasa algo necesari. Vivian se entera lo que Lily le había estado ocultando durante los últimos treinta años y se enfada tanto que a pesar de ser la persona a la que más quiere en el mundo echa a su hermana de casa. Pero llaman a la puerta y sorpresa, se quedan petrificadas cuando Ned y Charlotte aparecen y su hija-sobrina les dice que está viva.

Una pena que la cancelasen tan pronto porque la historia podía haber dado todavía más de sí. Y si la otra vez dejé un video de Kristin Chenoweth cantando “Hopelessly Devoted to You”, esta vez dejo uno de la canción “Birdhouse in you Soul” cantado a dúo por la propia Chenoweth y Ellen Greene.


¿Qué tiene Glee para que sea tan exitosa?

10 abril 2010

Vistos cuatro capítulos de “Glee” ya me he hecho una idea de cómo es la serie y sinceremnete, no entiendo por qué es un producto tan exitoso y en Estados Unidos hasta Michelle Obama y sus niñas se han vuelto locas por esta serie, anto como para que sus protagonistas vayan a cantar a la Casa Blanca, donde no canta cualquiera, precisamente.

Cuando se estrenó le hice una crítica positiva y no me voy a retractar porque “Glee” es una serie simpática, al menos ha puesto un punto diferente en la parrilla, entre tanto drama policial y médico, y es musical lo que el aficionado a los musicales seguro que agradece. A pesar de sus mensajes positivos, que tenerlos los tiene, “Glee” es una serie muy inocente y tal vez ahí esté el por qué de su triunfo y es que se puede ver en familia, y no hay muchas aptas para ello en mi opinión.

Pero ¿qué tiene “Glee” para ser tan exitosa? La verdad es que los guiones no sobresalen por su originalidad, esa inocencia de la que hablaba es tan irrisoria en pleno siglo XXI (un chico se mete en la piscina con su novia, ella le dice que está embarazada y la respuesta de él es “pero si llevábamos el bañador puesto”) que particularmente me da risa, y se han equivocado de estrella del Glee Club. Lea Michele, que interpreta a Rachel Berry la solista femenina del Glee Club, no canta mal pero Amber Riley (Mercedes Jones) lo hace muchísimo mejor.

Tal vez la clave del éxito es que no estamos ante una serie de instituto donde todos son niños pijos y atractivos ya que hasta los protagonistas tieen sus fallos. Por ejemplo, Rachel se cree la mejor cantante del instituto y se comporta mal muchas veces con los demás, por lo que podria ser tan bruja como la jefa de las animadoras, ¿por qué estás sempre tienen que ser así?, y el solista masculino, capitán del equipo de fútbol y objeto de deseo de Rachel, Finn (Cory Monteith), es un pánfilo.

Al menos varios de los números musicales son muy disfrutables, los del colegio rival con “Rehab” de Amy Winehouse y “Mercy” de Duffy se lucieron, el “Single Ladies” de Kurt (Chris Colfer) y todo el equipo de fútbol fue muy divertido y Kristin Chenoweth, actriz invitada, se salió con una canción contry en el último capítulo que he visto.

De todas formas, no me parece una serie para echar tantos cohetes y ese gran eterno secundario llamado Stephen Tobolowsky está desaprovechado.


And the Emmy ’08 goes to…

21 septiembre 2009

Anoche se entragaron en Los Ángeles los premios Emmy correspondientes al año 2008. En España los canales AXN en cable y SET en Veo en la TDT retransmitieron la gala en directo con traducción simultánea. De ésto me debo quejar porque la mujer de la traducción le quiere poner tanto ímpetu a los discursos de los ganadores que da pereza escucharla. Al traductor masculino no le pongo pega alguna.

Pero vamos con lo que importa, que son los premiados:

Mejor Serie Dramática
Mad Men

Mejor Serie de Comedia
Rockefeller Plaza (30 Rock)

Mejor Actor de Drama
Bryan Cranston (Breaking Bad)

Mejor Actriz de Drama
Glenn Close (Damages)

Mejor Actor de Comedia
Alec Baldwin (Rockefeller Plaza)

Mejor Actriz de Comedia
Toni Collette (United States of Tara)

Mejor Actor de Reparto en una Serie Dramática
Michael Emerson (Perdidos)

Mejor Actriz de Reparto en una Serie Dramática
Cherry Jones (24)

Mejor Actor de Reparto en una Serie de Comedia
Jon Cryer (Dos Hombres y Medio)

Mejor Actriz de Reparto en una Serie de Comedia
Kristin Chenoweth (Criando Malvas)

Leía esta mañana un titular que decía que no había haido sorpresas en la edición de este año, pero yo creo que sí. Vale que “Rockefeller Plaza” (30 Rock) y “Mad Men” siguen dominando como mejores series de comedia y drama, respectivamente, pero no me esperaba que Bryan Cranston se llevase la estatuilla por su papel en “Breaking Bad” ni que Glenn Close repitiera y se llevara el Emmy a la Mejor Actriz de Serie Dramática por segundo año consecutivo.

Me alegro un montón por Kristin Chenoweth que se ha llevado el Emmy a la Mejor Actriz Secundaria de Serie de Comedia porque se lo merece. Su personaje en “Criando Malvas” (Pushing Daisies), Olive, es uno de esos secundarios con encanto que permanecen en la memoria teléfila. También me parece bien que Alec Baldwin siga cosechando premios por hacer de Jack en “Rockefeller Plaza”, pero que no haya ganado Tina Fey… Toni Collette es una gran actriz, una de mis favoritas, pero “United States of tara” no me ha convencido y ella no es que lo haga mal, todo lo contrario, pero tampoco me parece un personaje de comedia.Y qué decir de Michael Emerson, que se llevó el premio a Mejor Actor Secundario en una Serie Dramática por su papel en “Perdidos” (Lost). Se lo merece porque Ben se ha convertido en uno de los personajes más interesantes de la serie a pesar de que al principio no me gustaba.

Se han quedado sin Emmy Kyra Sedgwick y Jack McBryer, y hasta el presentador de la gala Neil Patrick Harris (ese que hace años fuera el médico precos Doogie Howser) que como maestro de ceremonias se ha lucido y mucho, especialmente en el gag de el robo de señal de los premios. Dejo un video del número inicial en el que Harris canta “Put Down the Remote”.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 100 seguidores

%d personas les gusta esto: