Irregular octava temporada de Mentes Criminales

10 junio 2013

Reparto de la octava temporada de Mentes Criminales
Nunca pensé que estuviera tentada de dejar de ver una de las series procedimentales que más solía disfrutar pero, varias veces a lo largo de la última temporada de “Mentes Criminales”, la octava, se me ha pasado por la cabeza.

La séptima temporada no fue la mejor tampoco aunque sí tuvo episodios interesantes y una muy buena season finale con la definitiva marcha de Paget Brewster que era la agente Emily Prentiss en la octava su sustituta ha sido Jeanne Tripplehorn como la agente Alex Blake y, aunque al principio no parecía encajar, al final lo ha hecho.

Pensaba echar de menos a Prentiss porque era de mis personajes preferidos pero visto cómo ha ido la temporada y el poco protagonismo que tuvo en su vuelta tras aquella maniobra estúpida de la CBS de la que hablé bastante, su ausencia se notaba pero vaya que no tanto.

En “Mentes Criminales” hay un problema desde hace tiempo, el extenso reparto protagonista. A veces hay personajes que tienen dos líneas de guión en 42 minutos y no me parece lógico. Eso es, mucha veces, por el gran tiempo que se dedican a los sudes, los sujetos desconocidos a los que el equipo debe descubrir y hacer frente.

Y eso lleva también a cómo se han resuelto el 99% de los casos de la temporada: Garcia (Kirsten Vangsness) encuentra el quid de la cuestión en su ordenador y hala, el sudes es encontrado y, normalmente, la resolución está muy poco currada.

Vale que ocho años no dan para que salgan a la luz cosas nuevas porque casi todo está inventado y al ser procedimental muchas veces puede resultar ser más de lo mismo, pero no lo había sido hasta ahora a pesar de que la quinta temporada no fue la mejor tampoco, pero no la recuerdo tan aburrida como esta.

Así que básicamente, su mayor fallo es haber caído en la monotonía y en la continua repetición con algunos casos muy rebuscados y resueltos muy rápido. De hecho, el caso del imitador que tenía como objetivo al equipo, Erin Strauss (Jayne Atkinson) incluida, llegó hasta el último episodio y se resolvió de una forma muy rápida también, para no variar y sin crear emoción alguna, al menos a mí. Ni tensión ni nada.

Creo que la serie debería haber acabado la temporada pasada pero no, seguirá al menos una más porque es líder de audiencia con muy buenos datos para CBS pero tengo serias dudas de si soportaré una novena entrega tan irregular y aburridilla como esta o me lanzaré a revisionarla directamente pare recordar aquellos episodios que hicieron a “Mentes Criminales” lo buena que era.


¿Qué le pasa a Mentes Criminales?

28 enero 2013

Reparto de la octava temporada de Mentes Criminales

Me está costando seguir con ganas e interés la octava temporada de “Mentes Criminales”, y me da rabia porque es de esas series que he disfrutado desde su inicio aunque tuvo un pequeño bache en su quinta entrega.

No, la marcha de Paget Brewster a la que, creo, se echa de menos, no influye en la calidad de los episodios que, la verdad, están dejando bastante que desear. La serie siempre ha tenido un problema, demasiados investigadores a repartirse el tiempo del episodio que a veces está muy dedicado a los criminales a los que el BAU debe dar caza y este año se está acrecentando el problema. La sustituta de Paget, Jeannie Tripplehorn, no pinta nada. No es solo que nunca me haya gustado como actriz, sino que no le están sacando ningún partido y en los diez episodios que habré visto, más o menos, ni siquiera sabemos demasiado de quien es Alex Blake.

Eso sí, como al resto de integrantes del equipo alguien la acecha porque, eso lo dejaron muy claro al final del primer episodio y a píldoras en algún otro. Las historias se están volviendo bastante sádicas, más de lo que lo eran muchas veces sí, y rebuscadas pero lo peor no es eso, el fallo garrafal está en las resoluciones tan rápidas y muy poco pensadas de cada episodio, salvo alguna excepción que las hay, no voy a decir que no.

Últimamente parece que Penelope Garcia (Kirsten Vangsness) tiene en su teclado siempre el nombre del malechor y que ya no interesa que Rossi (Joe Mantegna) o JJ (AJ CooK) vayan a interrogar. Y, en cuestión de si alguien tiene que disparar está claro que, tras la marcha de la agente Prentiss, ese trabajo es de Morgan (Shemar Moore).

Para colmo, en el último episodio hay un momento totalmente rosa e inverosímil. ¿Qué le está pasando a“Mentes Criminales”? Esta no es la serie que me hacía disfrutar y, la prueba es que de esos diez episodios que menciono me ha entrado el sueño con el 90%. Pero, en vez de parar y dejar de estirar el chicle es más que probable que CBS la renueve porque en Estados Unidos sigue arrasando.

Que conste que seguiré viéndola me duerma o no pero si termino por cansarme correrá la misma suerte que otras de tan larga duración que acabaran por cansarme, léase “CSI”.


Octava temporada de Weeds: el adiós definitivo de los Botwin

21 septiembre 2012

Aviso de spoilers.

Antes de nada me gustaría felicitar a todas las personas que acertaron en mi post sobre la séptima temporada de“Weeds” quién disparó a Nancy Botwin (Mary-Louise Parker). En ese mismo post dije que una octava temporada era necesaria y sí, desde luego que había que dar un cierre a toda la historia de esta peculiar y disfuncional familia.

La octava temporada nos ha traído de vuelta la cabecera, muy chula por cierto, y la canción “Little Boxes” en diferentes versiones, soy muy fan de la canción y me encantó que decidieran recuperarla. Aunque la trama de quién disparó a Nance fue rápida, tampoco es que fuera necesario que le dedicaran mucho tiempo porque la historia tenía que avanzar. Así, aunque lejos de sus mejores momentos, la octava y última entrega de “Weeds” ha sido interesante y ha llevado a una resolución de la historia realmente digna y buena.

Con Nance estancada a mi parecer a pesar de esos momentos en los que parece decidida a cambiar de vida, seguimos la evolución de otros personajes, sobre todo de Silas (Hunter Parrish) y Andy (Justin Kirk) porque Doug (Kevin Nealon) sigue en sus quince apareciendo en muchas escenas tipo gag y Shane (Alexander Gould) a pesar de acabar del lado de la ley sigue lejos de reformarse, es más, la cosa empeora sobre todo por sus malas compañías centradas en la figura de su mentor, el detective Frank Ouellette (Michael Harney).

Así, al negocio de la marihuana le buscan otras salidas mientras siguen los líos amorosos, y la relación entre Nance y su hermana Jill (Jennifer Jason Leigh) mejora considerablemente, todo un acierto que el personaje de Jill aparezca durante casi toda la temporada.

Y, el penúltimo episodio, antes del doble final, número cien de la serie nos lleva de vuelta a Regrestic, antes conocida como Agrestic y Majestic, con la cabecera mítica, la “Little Boxes” original cantanda por Malvina Reynolds. Y la nueva vida de los Botwin empieza a moldearse de cara a la season y a la series finale.

Mientras Nancy se reencuentra con Conrad (Romany Malco) y Guillermo (Guillermo Díaz), Silas se declara frente al amor de su vida, Megan Graves (Shoshannah Stern). Así, Nancy consigue nuevos socios para su negocio con Silas pero también que el deseo de Andy desde el principio se cumpla, porque que el bueno del tío Andy estaba enamorado de su cuñada es algo que se sabía desde hace mucho tiempo y tras enrollarse en plena calle, Andy deja a Nance allí en medio porque tiene claro que su amor no es correspondido.

Y así nos plantamos en el final, años después a esa última escena en la que descubrimos que Nancy es viuda de nuevo tras la muerte de su cuarto marido el rabino que conoce en cuya piscina no duda en bañarse desnuda (que conste que Mary-Louise Parker se quejó se su primer desnudo integral en la serie pero luego parece que no le ha importado exhibirse nunca más) y que se convirtió en el padrastro del pequeño Stevie, ahora con trece años de edad.

Y así, por el Bar Mitzvah se Stevie y con Nance con el protagonismo absoluto de la última hora de “Weeds” nos enteramos de cómo les ha ido la vida a los Botwin. Silas y Megan se casaron y son padres de una niña llamada Flora, Shane ha seguido el erróneo camino de Ouellette y es un policía alcohólico sin novia fija y con el rumbo totalmente perdido, Stevie quiere ir a un internado y Andy… No aparece pero Silas finalmente le cuenta a su madre que volvió a Ren mar y abrió un restaurante así como que tuvo una hija pero que no está casado. No me olvido de un Botwin aunque no de apellido, Doug ahora gurú que trata de reconciliarse con su hijo.

Y, vemos a otras caras conocidas que han pasado por alguna de las temporadas de la serie como la de Dean Hodes (Andy Milder) que le tira, sin éxito, los trastos a Nancy. Una Nancy que se da cuenta de que su familia se ha alejado mucho de ella y que han conseguido hacer algo que ella no ha sido capaz, seguir adelante. Así que al final decide vender su parte del negocio, ya legal, como el resto de sus socios y asume que se queda sola. Y así, ella misma fuera de su mansión acaba pensativa mientras se le unen Doug, Silas, Shane y Andy y todos comparten un porro.

No diré que Nancy se lo tiene merecido, tampoco que es el karma que al final se lo hace pagar sino que se merece tener otra vida e intentar ser feliz sin tener que preocuparse casi por nadie porque desde el primer momento, con sus errores y sus aciertos, lo único que Nance intentó fue liderar a su familia, ayudarla y mantenerla unida, una forma también de no sentirse sola. Ahora, sentí pena por ella, no puedo negarlo.

Un buen final cuyas últimas escenas pasaron de provocarme un nudo en la garganta a una gran sonrisa. Con los títulos de crédito ya me entró la nostalgia, anque eso suele pasarme cuando una serie que me gusta acaba.


Jeanne Tripplehorn fichada como sustituta de Paget Brewster en Mentes Criminales

14 junio 2012

¿Por qué Erica Messer, por qué tienes que buscarle una sustituta a Paget? Dales más líneas a los otros actores que a veces parece que ni salen…

Como hoy publicaba TVline, la actriz Jeanne Tripplehorn, conocida por sus apariciones tanto en cine como en series de televisión, ha fichado para la octava temporada de “Mentes Criminales” (Criminal Minds) para cubrir el hueco dejado por Paget Brewster tras su marcha. La showrunner de la serie, la ya mencionada Messer, ha dicho que será una nueva investiagdora y que aparecerá en el primer episodio de la octava temporada de la serie que dará comienzo en la CBS estadounidense en septiembre.

No he visto a la actriz demasiado la verdad, pero en lo poco que la he visto (debo ponerme con “Big Love” sí o sí) no es que me haya convencido demasidado, tal vez en su breve aparición en “New Girl” pero, hay que darle un voto de confianza aunque, insisto, no creo que el hueco libre hubiera necesidad de cubrirlo.


Octava temporada de Anatomía de Grey

14 junio 2012

Aviso de spoilers.

Aún quedan dos episodios por emitirse de la octava temporada de “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy) en FOX y tres en la TDT pero dado que esos dos últimos episodios ya los he visto puedo dar mi valoración final sobre esta entrega y, de ella puedo decir que me ha parecido aburridilla y sin nada destacable en realidad.

Si hubiera que ponerle un subtítulo ese sería el de “crísis matrimoniales” y es que primero la tuvieron Meredith (Ellen Pompeo) y Derek (Patrick Dempsey) y después Owen (Kevin McKidd) y Cristina (Sandra Oh). Ambas me acabaron por aburrir, sobre todo la primera porque, hay que reconocer, que a la hora de ponerse dramáticos Sandra Oh y Kevin McKidd ganan.

Más desamores. Lexie (Chyler Leigh), con su escasísimo protagonismo durante toda la temporada y su despedida (Shonda, podrías haberle dado un final más digno a la pequeña Grey mandándola a otra ciudad y no acabando con su vida), se enrolla con Jackson (Jesse Williams) pero luego rompen porque ella quiere a Mark (Eric Dane) que se echa otra novia aunque, también quiere a Lex y se lo dice cuando ya ella no tiene más esperanza que la de que su agonía se acabe.

Si Lexie poco ha pintado esta temporada lo mismo se puede decir de Callie (Sara Ramírez) y de Arizona (Jessica Capshaw) que se ve que ya tuvieron bastante en la temporada pasada y no se lo merecían esta (¿por qué Shonda? Hay que saber hacer uso de todos los personajes y si no, contar con menos). De hecho, me atrevo a decir que la doctora Robbins ha tenido más escenas con Karev (Justin Chambers) que con su mujer.

A Alex le ha vuelto a poner otra historia con una chica, a pesar de que no haya romanticismo de por medio al menos por su parte, que se torna en conflictiva cuando él pasa de ella pero si alguien ha evolucionado en la serie ese ha sido él, con permiso de la doctora Yang que esta temporada ha llorado más que nunca.

Y si se habla de llorar ahí está Kim Raver, mi madre le puso el sobrenombre de “la llorona” hace tiempo (“24″ y “Turno de Guardia-Third Watch”tienen culpa de ello), y no lo digo despectivamente porque creo que es muy buena actriz, pero los dramones siempre van con sus personajes y con la doctora Teddy Allman no podía ser de otra manera y, matan a su marido, que vale que tenía fecha de caducidad (una enfermedad de corazón muy desarrollada que no iba a desaparecer nunca) pero le podrían haber dejado vivir un poco más aunque, la temporada que viene ella no estará en la serie así que seguro que de ahí lo precipitado de los acontecimientos al igual que la participación en “True Blood” de Scott Foley.

Y del drama, a más drama porque el jefe, bueno Richard Weber (James Pickens Jr.) porque el jefe es Owen, vive otra historia de alzheimer, como le pasara con la madre de Meredith. En esta ocasión es su mujer Adele (Loretta Devine) quien lo sufre y la enfermedad avanza rapidísimo. Al final la tiene que ingresar en una residencia donde ella se enamora de otro paciente y se enrolla con él sin ser consciente del sufrimiento de su marido quien sí es consciente al echar una canita al aire con la madre de Jackson a la que interpreta la que fuera profesora de “Fama” (Fame) Debbie Allen.

No me olvido de la doctora Bailey (Chandra Wilson, quien ha dirigido más de un episodio de la temporada) que sigue viento en popa con su relación hasta tal punto de prometerse. Y, sí que casi me dejo a April Kepner (Sarah Drew) que deja de ser vírgen, como tonta ella, con su buen amigo Jackson y que en el episodio en el que los residentes hacen sus exámenes es para pegarla un tiro porque si ya de por sí muchas veces es insufrible, aunque con el tiempo me haya acabado cayendo mejor, el grado al que llega en ese episodio es monumental.

Que, hablando de los exámenes ¿cuánto tiempo acuden a clase los estudiantes de medicina en Estados Unidos? Porque después de seis años demostrando lo que saben hacer ¿tienen que demostrar e tres sesiones orales que son médicos?

Más de lo mismo pero más aburrido. No ha sido una buena temporada en mi opinión y, pueden pasar dos cosas o que como pasó tras la cuarta se marquen una siguiente entrega muy buena o que ya piensen en ir cerrando el chiringuito.


Season finale de la octava temporada de Anatomía de Grey

21 mayo 2012

Aviso de spoilers.

No, no pude aguantarme y a seis episodios del final en España, tuve que ver los dos últimos episodios de la octava temporada de “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy). La culpa, los spoilers que me había tragado ya y enterarme que alguien moría, uno de los principales. Claro que, el mismo viernes, (cuando ví el episodio, un día después de emitirse en la ABC en Estados Unidos), cuando abrí Twitter por la mañana ya me tragué otro spoiler, dos personas se marchaban de la serie y al saber que había un accidente de avión y que el reparto original estaba renovado, las opciones a eliminar no eran muchas.

Meredith (Ellen Pompeo), Derek (Patrick Dempsey), Arizona (Jessica Capshaw), Lexie (Chyler Leigh), Mark (Eric Dane) y Cristina (Sandra Oh) iban camino a Boisse (Idaho) cuando su avión se estrella. La verdad es que los primeros minutos del último episodio son irrisorios y tienen un aire muy a lo “Perdidos” (Lost).

Cristina se erige en la líder del grupo mientras Arizona habla con el piloto, Meredith busca a Derek y Mark trata de liberar a Lexie. La pequeña Grey, la Lexipedia, sabe que va a morir, también Cristina que va a por Meredith pero no llega a tiempo. Lex muere sin que Mark le quiera dar la mano porque no quiere creer que la mujer a la que ama vaya a morir. Gran interpretación tanto de Chyler Leigh como de Eric Dane en una escena de llorar mucho porque Lexie era de mis personajes preferidos, aunque me alegré de que la víctima no fuera Arizona.

Y mientras en medio del bosque los supervivientes intentan no morir y esperan a que les rescaten (gran charla de Arizona a Mark cuando él le dice que no aguanta más y que se muere, y ella le dice que le necesita), en el hospital son ajenos a todo. Allí la doctora Bailey (Chandra Wilson) se compromete con su novio y Owen (Kevin McKidd) acaba despidiendo a Teddy (Kim Raver) por el bien de la cirujana.

Tras realizar los exámenes y elegir casi todos dónde ir, está claro que el accidente cambiará sus destinos y que se quedarán en el Seattle Grace Mercy West (o en el Seattle Grace Mery Death como dice Cristina, y razón no le falta).

Leí, contado por la creadora de la serie Shonda Rhimes, que estuvo durante toda la temporada hablando con Chyler Leigh y que decidieron acabar con Lexie, no me extraña teniendo en cuenta el poco protagonismo que ha tenido en la octava entrega y que su personaje estaba estancado en su relación (y no relación) con Mark, y que Kim Raver decidió marcharse.

Descanse en paz Lexie Grey.


Estrenos en marzo de la mano de TNT

2 marzo 2011

Acabamos de empezar el tercer mes del año 2011 y el canal de cable y digital TNT lo empieza con estrenos. De hecho, ayer mismo emitió el episodo piloto de la comedia “Mejor Contigo” (Better With You) que narra los problemas de tres parejas de la misma familia. Además, también se pudo ver el primer episodio de la octava temporada de “Dos Hombre y Medio” (Two and a Half Men), esa que la CBS ha decidido cortar antes de los episodios previstos por los problemas creados por Charlie Sheen. Ambas irán todos los partes a partior de las 22:15 horas.

Nueva temporada, la cuarta, para la serie de las risas enlatadas que no me hace gracia pero a muchos sí, “The Big Bang Theory” que se podrá ver a partir del viernes 4 a las 2215 horas también y a la que seguirá la segunda temporada de “The Middle” con un doble episodio.

<p align=justify>Vuelta a los estrenos con “Shameless” serie británica cuyo remake estadounidense ha empezado reientemente en Estados Unidos, que TNT emitirá los sábados a partir del día 19 a la 1 de la madrugada. Y a esa misma hora, pero los sábados 5 y 12 a razón de tres episodios por sesión, el canal repone “Todas las Mujeres” primera serie producida por un canal de pago en España, dirigida por Mariano Barroso e interpretada por Eduard Fernández y una actriz diferente en cada episodio.

Y quienes sean seguidores de la música pueden disfrutar de la gala de los Brit Awards en directo el sábado 26 de marzo a las 23:30 horas.


Confirmado, acaba 24

27 marzo 2010

Tras unas semanas de dimes y diretes de que si Fox iba a acabar “24″ y que si la NBC podría estar interesada en comprarla, ya se sabe que la serie protagonizada por Kiefer Sutherland acabará cuando acabe la octava temporada que se está viendo en Estados Unidos y a la que no le deben quedar tantos capítulos por emitir. El últmo episodio de esta longeva serie de acción se emitirá el lunes 24 de mayo (un día después de que la ABC termine de emitir “Perdidos”).

Kiefer Sutherland, estrella del show que interpreta al agente Jack Bauer también es productor de la misma y ha dicho que sería imposible hacerla en otra cadena porque tanto él como el otro productor, Howard Gordon, querían terminar la serie. También ha confirmado que habrá una película que contará un día en dos horas.

Me gusta “24″ pero gracias a que Antena 3 la maltrató y que Fox está tardando mucho en emitirla en España, me quedé en la sexta temporada. Como se me acumulan las cosas para ver, hace poco ví “24 Redención” (24 Redemption) de la que ya hablé y tengo pendientes las dos últimas temporadas. ¿Es hora de que la serie acabe? Yo creo que ocho temporadas llenas de acción, persecuciones, tiros, traiciones, intriga, malos muy malos y personajes interesantes están bien para esa serie. La sexta temporada, particularmente, me pareció la más floja de las que he visto hasta la fecha porque el culebrón familiar de Jack Bauer no me enganchó del todo. No hay que dudar de que “24″ ha sido una de las mejores series de la década pasada.


El último caso del señor Monk

27 febrero 2010

El pasado jueves ETB-2 acabó de emitir la octava y última temporada de “Monk”. Fue la segunda parte de un capítulo doble en el que Adrian Monk (Tony Shalhoub) por fin descubría al asesino de Trudy, su mujer.

En el primer episodio el asesinato de un médico tiene relación con la muerte de Trudy y alguien envenena a Monk, al que le quedan pocas horas de vida que prefiere pasar en casa ya que en el hospital no tienen antídoto para el veneno desconocido que le afecta y se decide a abrir el regalo que le hizo Trudy la misma mañana que murió y que le dijo que abriera en Navidad.

Doce años en la balda de la estantería, según le cuenta a Natalie (Traylor Howard) tuvo ese paquete con la solución al asesinato. Trudy contaba en la cinta, esto ya es historia de la segunda parte del capítulo, que quince años antes de conocerle tuvo un lío co un profesor de derecho casado con el que tuvo un bebé al que ni siquiera vió y que murió a los nueve minutos. Resulta que ese hombre es un reputado juez al que interpreta Craig T. Nelson.

El juez tenía que comparecer en el juzgado y Monk y Natalie vana verle. Monk le dice que sabe que él mató a su mujer y el juez le dice que tuvo muchas alumnas y que no se acordaba de Trudy Alison. Pero Monk responde que puede probarlo porque tiene una cinta. El juez recapacita y dice que sí que se acuerda pero que ella estaba obsesionada con él y loca. Monk, ni corto ni perezoso, se avalanza sobre él y le pega.

Ya en el hospital, no le llevan a la cárcel por su estado, el capitán Stottlemeyer (Ted Levine) y Randy (Jason Gray-Stanford) le llevan unos dossieres sobre el caso y Monk le dice a Stottlemeyer que como a él le queda poco tiempo que mate al juez, pero sabe que no lo hará. Monk se queda solo y seguro de que algo no encaja se lee el dossier y se las ingenia para irse del hospital sin que le vean.

¿Dónde va? A casa del juez a que cave en su jardín porque Monk está convencido de que esconde algo y sí, para que nunca nadie se enterase de su affaire con Trudy, mató a la comadrona del parto y la escondió en su jardín. Monk le apuntaba con una pistola que cuando Stottlemeyer le dice que tienen el antídoto suelta y el juez se pega un tiro diciendo “cuída bien de ella”.

Sí, Monk se salva porque Natalie al coger una toallita tiene los mismos síntomas que tuvo Adrian y así en el hospital dan con el antídoto. Y, el “cuída bien de ella” es porque el bebé que tuvo Trudy no murió y es una chica de 26 años a la que Monk conoce.

Y después de ver a Adrian transformado por la sed de venganza y el caso de Trudy resuelto, llega el final. Monk y Natalie seguirán de asesores de la policía ayudando a Leland Stottlemeyer, mientras que Randy abandona el departamento de policía de San Francisco para trasladarse a Nueva Jersey porque va a vivir con Sharona.

“Monk” no ha sido mala serie aunque ha tenido basantes altibajos en las últimas temporadas. En la segunda temporada a Bitty Schram, que hacía de Sharona, le dijeron que querían darle un nuevo giro al personaje y rescndieron su contrato llegando Traylor Howard para sustituirla. Monk fue mucho más Monk que nunca y la relación con Natalie, aunque buena, era totalmente opuesta a la que el detective tenía con Sharona. “Monk” fue perdiendo frescura y esta última temporada, aunque me faltan capítulos por ver, ha sido bastante irregular encadenando capítulos muy aburridos seguidos.

Eso sí, el capítulo de la boda de Stottlemeyer, el de la reaparición de Sharona y los dos últimos han estado muy bien. Y ese final… con imágenes recopilatorias de todas las temporadas fue muy bueno. A “Monk” hay que agradecerle haber sid una serie simpática, habernos presentado a un detective muy peculiar, genial Tony Shalhoub dandole vida, unos secundarios realmente inteersantes y estrellas invitadas de gran nivel como Gena Rowlands, Hector Elizondo, Meat Loaf, Dan Hedaya, John Turturro o Tim Curry. Sin olvidarme del psiquiatra Stanley Kamel que falleció tras la sexta temporada. He disfrutado de Monk desde 2004 y siempre la recordaré con cariño.


Pau Gasol en CSI Miami

27 febrero 2010

Anoche AXN emitió el capítulo de la octava temporada de “CSI Miami” en el que salió Pau Gasol. No es que saliera mucho, o eso me pareció en lo que aguanté despierta. Nuestro baloncestista más internacional hizo de buen samaritano salvando a unas personas tras un accidente de coche que los CSI’s investigaron.

Hacía años que no veía la serie, tal vez aguanté tres temporadas o cuatro como mucho, y es que no puedo con Horatio Caine y por ende, David Caruso. No es que la serie me disgustara, tiene algún personaje bueno, pero de los tres CSI’s es el más superficial y el de os casos menos interesantes, en mi opinión. Ahora, ¡menudo cambio! Hay personajes nuevos como Jesse Cardoza, al que interpreta el guapo Eddie Cibrian (“Turno de Guardia” – Third Watch, “Invasión” – Invasion) y Walter Simons, interpretado por Omar Benson Miller. Ni rastro de Erik Delko y es que el contrato de Adam Rodríguez expiró y como no llegaron a un acuerdo económico no renovó, aunque el actor volverá para quedarse en la novena temporada.

Total, que me acabé durmiendo, pero ahí queda la anécdota de haber visto al gigantón Gasol haciendo de actor. Después de verle cantando con el Singstar…


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 91 seguidores

%d personas les gusta esto: