Fin de la novena temporada de CSI

3 marzo 2010

Anoche AXN emitió el último capítulo de la novena temporada de “CSI”. El caítulo siguió la línea de los precedentes, flojo y aburrido y es que, con diferencia, esta temporada ha sido la peor de la serie, pero sus responsables parecen no haberse dado cuenta y en vez de darle un digno final antes de aburrir al personal, que ya lo ha hecho, siguen empeñados en hacer más. ¿No sería mejor que la décima temporada fuera la última?

Lo más notorio de esta temporada ha sido la muerte de Warrick (Gary Dourdan), la reaparición de Sara (Jorja Fox) en tres capítulos, la marcha de Grissom (William Petersen) que s emarchó a buscar a Sara para no perderla, y la aparición de Ray Langston (Laurence Fishburne) además de otra nueva CSI de nombre Riley Adams (Lauren Lee Smith).

Muy floja temporada en la que Fishburne no ha hecho olvidar a Grissom. El hombre no lo hace mal, es buen actor, pero cuando un personaje tan carismático se marcha su ausencia se nota y mucho. La temporada tuvo un capítulo parodia de las series tipo “Star Trek” pero a lo cutre y en su últimas entrega a varios miembros del reparto de “Perdidos” (Lost”. Cynthia Watross (Libby), Mark Pellegrino (Jacob) del que tuve doble ración anoche, y Marc Vann que hace de Conrad Ecklie (médico del carguero de la cuarta temporada). Y, también salió Gerald McRaney, conocidopor su papel en la serie “Papá Comandante” (Major Dad).

Si es que da una pereza ver esta serie… ¿Por qué la sigo viendo? Demasiadas temporadas haciéndolo y me da pena dejarla. Bueno, al menos en la décima temporada ha vuelto Jorja Fox e imagino que después del verano se emitirá en España.


Adiós Grissom, te echaremos de menos

18 noviembre 2009

Tras 193 episodios de “CSI”, ayer AXN emitió el capítulo final en el que el alma de la serie, porque lo es, Gil Grissom abandonaba su puesto de supervisor del CSI de Las Vegas dejando como su relevo, más o menos, al profesor Raymond Langston (Laurence Fishburne).

Una pena que Grissom se vaya porque, a pesar de que sólo he visto a Langston en dos capítulos, nadie puede sustituirle por lo que sí que le voy a echar de menos, hasta tal punto de que me da pereza ver la serie sin él. Pero, como no creo que le queden muchas más temporadas que la que actualmente están emitiendo en Estados Unidos, ya tengo que acabar de verla.

Con el capítulo de ayer podía haber acabado la serie porque el final fue… Grissom dejó el laboratorio mirando sala por sala para ver a sus compañeros una vez más, mientras sonaba una música de fondo, hasta llegar a la última sala donde estaban Catherine (Marg Helgenberger) y Brass (Paul Guilfoyle) y ella le guiñó el ojo. Así, Grissom apareció en medio de una selva armado con su sombrero, mochila y un aparato del tamaño de un móvil que le indicaba dónde había algo para acabar en un campamento donde se reune con Sara (Jorja Fox) y se besan. Qué romántico y qué buen final.

Grissom, te echaremos de menos y para el recuerdo queda esa gran frase de “las pruebas no mienten, las personas sí”.


La muerte de Warrick Brown

14 enero 2009

Gary Dourdan como Warrick Brown

Anoche AXN acabó de emitir la octava temporada de “CSI”, un capítulo que seguía a una historia anterior de Warrick Brown y un importante mafioso de Las Vegas al que se la tenía jurada. El capítulo resultó interesante porque Warrick va a reunirse con el mafioso Lou Gedda y lo siguiente que recuerda es que se despierta y Gedda está muerto en su propia silla de la tortura.

Los CSI del turno de noche, el equipo de Grissom, son apartados del caso pero al final acaban entrometiendose al descubrir nuevas pruebas gracias a un cadaver relacionado con el caso de Warrick que sí era de su jurisdicción. Se descubre quién le ha tendido la trapa a Warrick y todos acaban desayunando en una cafetería. Pero al salir… a Warrick le dispara dos veces el sub-sheriff en su coche y muere.

No me pilló de sorpresa puesto que ya había leído lo que iba a depararle al personaje de Gary Dourdan, al que parece que despidieron por sus problemas con las drogas. Pero ¿era necesario acabar con su vida? Particularmente, habría preferido que le hubiesen encontrado culpable y le metieran a la cárcel pero es lo que hay. El primer capítulo de la novena temporada promete ser muy emotivo.

Después de una gran temporada como fue la séptima, la octava entrega de “CSI” ha tenido sus altibajos. Han habido capítulos algo aburridos con otros brillantes. Con el tiempo la serie ha perdido algo de su frescura pero, en mi opinión, sigue siendo uno de los mejores productos policíacos de la pequeña pantalla. Pero, lo que más ha caracterizado a la octava temporada ha sido la baja de dos de los principales intérpretes. A los cinco capítulos Sara Sidle, interpretada por Jorja Fox, dijo adiós en un gran capítulo hecho para su gloria, ya que el protagonismo fue casi suyo por completo. La salida de Fox de la serie se ve que fue por motivos económicos (ya tuvo problemas junto con George Eads por pedir más dinero hace unos años) aunque en una entrevista que leí, ella dijo que necesitaba un cambio de aires.

Primero nos quedamos sin Jorja Fox, después sin Gary Dourdan y el siguiente sin William Petersen. Mis tres personajes preferidos se han ido y creo que la serie no debería pasar de la décima temporada, porque parece que tras la novena, que acabará en unas semanas en Estados Unidos, llegará la décima. Aunque haya echado de menos en los capítulos a Sara y lo mismo me pase con Warrick, no me imagino “CSI” sin Grissom. Veremos que depara a la serie.


Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

Únete a otros 104 seguidores

%d personas les gusta esto: