Revisionando Tan Muertos Como Yo

Ayer acabé de revisionar esa gran serie llamada “Tan Muertos Como Yo” (“Dead Like Me”), y creo que con esta vez la he visto completa tres o cuatro veces. La verdad es que hice fan desde el capítulo piloto que Calle 13 emitió allá por octubre de 2004 y que me encantó. La serie contaba la historia de Georgia Lass (Ellen Muth), más conocida como George aunque en la versión doblada al castellano todos la llamaban Georgia, una chica de 18 años que en el descanso de su primer día de trabajo en Happy Time, Empresa de Trabajo Temporal, muere tras caerle encima el asiento del váter de la Estación Espacial MIR.

Pero George no muere del todo, es decir, un cosechador de almas recoge la suya antes del impacto y cmo llega a su cupo, George tiene que sustituirle, por lo que se convierte en cosechadora de almas, su nuevo trabajo para toda la eternidad. Así, conoce a la que va a ser su nueva familia: Rube (Mandy Patinkin), el encargado de entregar los post-it’s a los cosechadores con la inicial y el apellido de la persona que va a morir, el lugar en el que sucederá y H.E.M. o lo que es lo mismo, la hora estimada de la muerte; Mason (Callum Blue), inglés que siempre anda metido en líos, la suele fastidiar y al que le gusta bastante colocarse; Roxy (Jasmine Guy), encargada de vigilar los parquímetros aunque después se hace policía y que tiene  muy malas pulgas; y Betty (Rebecca Gayheart), que tras unos pocos capítulos decide seguir a un fallecido para ver que hay al otro lado de las luces y que es sustituida por la presumida actriz Daisy Adair (Laura Harris).

Cosechadores de almas de Tan Muertos Como Yo

Capítulo tras capítulo vemos cómo viven y realizan su trabajo estos cosechadores de almas, pero también vemos cómo se las arreglan los miembros de la familia Lass sin George. Por un lado está Joy (Cynthia Stevenson), la madre a la que George sacaba de quicio y cuyas últimas palabras a su hija le perseguirán durante el resto de sus días; Clancy (Greg Kean), el padre que engaña a su mujer con una de sus alumnas (no sabemos si el lío ya lo tenía antes de la muerte de George); y Reggie (Britt McKillip), la hermana pequeña de George que a sus once años es bastante introvertida, no tiene amigos y piensa que su hermana aún sigue por ahí.

Britt McKillip y Cynthia Stevenson como Reggie y Joy Lass en Tan Muertos Como Yo

Decía que George había pasado su último día en la Tierra, como Georgia Lass, en Happy Time. Pues bien, los cosechadores de almas no tienen un sueldo por su trabajo por lo que deben buscarse la vida para subsistir, por eso ya convertida en Millie Hagen, George consigue de nuevo trabajo en Happy Time, donde va a trabajar con Delores Herbig (O’Jackson, en la versión doblada a la que da vida Christine Willes) una extraña jefa con un pasado oscuro que enseguida se encariña con Millie y con la misteriosa Crystal (Crystal Dahl), la recepcionista de la empresa de la que siempre he pensado que en realidad sabía que Millie no era quien decía ser. De hecho, he de decir que aunque los cosechadores se vean como en realidad eran, para los mortales tienen una apariencia diferente.

Christine Willes como Delores Herbig en Tan Muertos Como Yo

A pesar del título y de las muertes, la serie trata sobre la vida, la vida de los cosechadores de almas tras su muerte, en especial la de George que hace las veces de narradora también, y de la vida de la familia Lass tras la muerte de George. ¿Por qué me gusta? Por su originalidad, ironía, humor negro y por el gran reparto, desde los principales hasta los secundarios. Entre el reparto destaco a Ellen Muth que lo borda, Mandy Patinkin que siempre está genial haga lo que haga, Callum Blue ¡menudo descubrimiento!, Cynthia Stevenson y Britt McKillip que tienen juntas muchas de las mejores escenas de toda la serie y Christin Willes que simplemente está estupenda como Delores, la jefa que todo el mundo debería tener.

“Tan Muertos Como Yo” sólo duró dos temporadas en antena, 27 capítulos sin desperdicio en los que había humor, drama y muy buenas historias por lo general. Bryan Fuller creó una verdadera obra maestra, incomprendida y con miles de incondicionales seguidores. El pasado febrero salió en Estados Unidos la película “Dead Like Me: Life After Death” (“Tan Muertos Como Yo: La Vida Después de la Muerte”) que tuve oportunidad de ver ayer, pero que eso va a ser contenido para otro post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s