Agente Herido, otro muy buen capítulo de Caso Abierto

Aviso de spoiler: quien no lo haya visto y siga la serie, que pase olímpicamente de esta entrada.

Anoche Fox emitió el capítulo 17 de la sexta temporada de “Caso Abierto” (Cold Case), que lleva por título “Agente Herido” (Officer Down). Si ya la temporada pasada variaron algo la estructura en otro gran capítulo llamado “La Carretera” (The Road) del cuál hablé en su momento, en el capítulo de ayer también pasó esto.

La historia es esta. Vera (Jeremy Ratchford) y Jeffries (Thom Barry) están en un coche y Jeffries se baja para entrar a la tienda de un amigo suyo a comprar leche. Alguien le dispara y queda gravemente herido mientras que el duelo de la tienda muere. Mientras operan a Will, el resto del equipo intenta averiguar quién ha intentado matar a su compañero y amigo, todos menos Nick a quien el teniente Stillman (John Finn) no deja que se vaya del hospital.

La estructura cambia porque no tenemos flashbacks muy lejanos, quitando el de Jeffries cuando le cuenta a Lilly (Kathryn Morris) su relación con el dueño de la tienda y porque descubren al culpable en apenas un día. Es decir, no es ningún caso que no se cerró en su día, sino que es uno más que reciente y que les incumbe a todos personalmente.

También es un capítulo de personajes, precisamente por lo que digo de la influencia que el caso tiene en ellos. Primero vemos a Nick y Will en el coche teniendo una de esas charlas tan típicas de ellos. Nos enteramos cómo el equipo se entera de la noticia porque se ve a Lilly corriendo cuando le suena el móvil, a Kat (Tracie Thoms) en casa con su hija y a Scotty (Danny Pino) con su cita de turno en su coche. También nos muestran algo más de la juventud de Jeffries, la batalla que el jefe de policía podría tener con el teniente Stillman en un futuro, la amistad de Nick hacia Will y la no religiosidad de Lilly, aunque acepta el medallón de San Judas que le da su padre.

El principal sospechoso acaba muerto por venganza, pero el capítulo no termina ahí. Scotty descubre que el hermano de dicho sospechoso tiene que ser el culpable y él y Lil van a por él.

Hablo de un niño, un niño que mató al tendero queriendo y que hirió a Wll como acto reflejo. Un niño armado y peligroso al que se le ocurre disparar a los dos detectives que van a buscarle. Si algo enseñan las series policíacas es que si te metes con un poli te metes con todos y esa fue justamente la reacción de Lilly, que en cuanto pudo disparó no una sino tres veces y avisó que no le había dado porque no había querido. Bueno, dado en otro lado que no fuera la pierna porque le hirió y cuando consiguió llegar hasta él con Scotty cubriéndole sólo hubiese necesitado un ligero movimiento del arma del chaval hjacia otro lado que no fuera el suelo para volarle la tapa de los sesos. Pero no, “Caso Abierto” no es truculenta y Lilly no es de esas tampoco. Muestra de ello es cómo acabó el capítulo, encerrada en la sala de interrogatorios con la medalla en la mano y llorando. Sí, un capítulo de personajes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s