Perdidos 6.06 – La Puesta de Sol

Aviso de spoilers.

Si el capítulo 6.05 de “Perdidos” (Lost) no me convenció mucho, “La Puesta de Sol” (como creo que le han llamado) me gustó. El capítulo se centra en Sayid que tras aterrizar del avión se va a un barrio residencial, llama a la puerta de la típica casa blanca y oh, sorpresa, le abre Nadia la puerta, el amor de su vida que está casada con su hermano y tiene dos niños. No quita para que Sayid y Nadia se echen bastantes miraditas.

El hermano de Sayid pidió dinero a un prestamista para poder pagar uno de sus negocios y alguien, está claro quién iba a ser, le manda al hospital. Le había pedido ayuda a Sayid para arreglar el problema pero éste le dice que nanai porque ya no es ese hombre. La razón por la que Sayid echó al amor de su vida a los brazos de su hermano es porque según le dice él a ella no se la merece por todo lo malo que ha hecho.

Pero claro, Sayid quiere venganza aunque hace caso a Nadia y no va a arreglar la situación, claro que los secuaces del prestamista van a por él, le llevan a la cocina de lo que parece un restaurante y otra sorpresa. ¿Quién es el prestamista? Keamy. Dicho así a lo mejor no suena de nada pero ¿y si digo que era uno de los mercenarios agados por Charles Widmore que iban en el carguero y que se cargó a Alex la hija de Rousseau, la no hija de Ben? De hecho, uno de los matones de Keamy era el que iba con él todo el rato cuando salieron del carguero y fueron a buscar a Ben para matarle.

Ben se cargo al matón en aquella ocasión pero ahora es Sayid quien acaba con los tres, aunque parece que se lo piensa un poco antes de disparara a Keamy. eso sí, escucha ruidos procedentes del congelador y ¿quién está allí amordazado? Jin. ¿Qué hace allí? Presumiblemente uno de los relojes que le dio Widmore eran para el y casi seguro que el dinero que el coreano guardaba en la maleta por lo que es retenido en el aeropuerto de LAX también.

Lo más interesante es lo de la isla, desde luego. Sayid va donde Dogen para preguntarle qué pasa y por qué intentó matarle. Tras una pelea y perdonarle la vida, Dogen le destierra pero cuando sus hombres no pueden encontrar a Jack y Hurley, el japonés saca una daga de una caja para que vaya a por el no-Locke, que como Claire cuando entra al templo dice, está esperando a no mucha distancia para hablar con Dogen, pero éste se niega rotúndamente y manda a Sayid con una pista, que se le presentará con el cuerpo de una persona que conoce pero que está muerta y una orden, que no le deje hablar.

En su búsqueda Sayid se encuentra con Kate que le pregunta qué pasa y él responde que se lo pregunte a Miles. Sayid en medio de la jungla empieza a notar mucho aire y ya sabemos que el humo negro aparecerá y sí, ahí está el no-Locke para mantener una conversación de lo más interesante con Sayid. Sí, Sayis habló con el no-Locke más que nada porque éste lesaludó, el iraquí le apuñaló en el corazón con la daga como le djo Dogen, pero el no-Locke apenas se inmutó y ni rastro de sangre.

Tras la conversación Sayid vuelve al templo y cuenta a todo el mundo que Jacob está muerto y que si quieren vivir salgan del templo con la puesta del sol, que si no morirán. En el manantial Dogen le dice a Sayid que dejó hablar al no-Locke y le cuenta su historia. Dogen era un ejecutivo en Osaka y cada viernes tras el trabajo iba a tomarse unas copichuelas con sus amigos antes de ir a buscar a su hijo al beisbol. Descubrimos que ambos tuvieron un accidente y su hijo murió. Que Jacob fue a hablar con él y le dijo que si iba a la isla salvaría a su hijo pero que no volvería a verle. Y eso es exactamente lo que Alpert, por orden de Ben le había hecho a Juliet. Otro paralelismo más.

¿Qué hace Sayid? Ahogar a Dogen en el manantial y luego cargarse a Lennon cuando va a buscar al japonés. Parece ser que éste era el único que impedía que el humo negro entrase en el templo. Y justo ese momento, la puesta de sol llega y con él, el humo negro aparece cargándose a diestro y siniestro de todos los que aún permanecían en el lugar. A todo ésto, Kate había regresado al templo a preguntarle a mIles qué pasaba y éste le dice que Claire había aparecido por lo que Kate va donde la australiana está presa que cambia de actitud con ella en cuanto Kate le dice que ha criado a Aaron.

El humo negro sigue arrasando y Claire y Kate escapan. Miles se esconde pero le encuentran Ilana, Ben, Lapidus y Sun. Ben dice que va a por Sayid y le encuentra en el manantial (¡qué bien se conoce Ben el templo!) y Sayid le dice que se vaya, algo que Ben no tarda en hacer. Y, mientras suena “Catch a Falling Star” (canción, casualmente que Christian le cantaba a Claire cuando era pequeña y qu ésta pidió a los padres a los que iba a dar a Aaron que le cantasen), Claire y Kate salen del templo donde se reúne con el no-Locke y las personas que salieron del lugar antes del ataque. LA mirada del humo negro a Kate es de lo más intrigante.

Admito que no puedo esperar hasta el martes a ver el siguiente capítulo “Dr. Linus”, por lo que lo voy a ver esta noche. Me han tentado y no me he podido resistir.

3 comentarios en “Perdidos 6.06 – La Puesta de Sol

  1. Pingback: Perdidos 6.07 – Dr. Linus « Diario de una Teléfila

  2. Pingback: Perdidos 6.09 – Ab Aeterno (o el capítulo de Ricardus) « Diario de una Teléfila

  3. Pingback: Perdidos 6.10 – El Paquete (o el capítulo de ¿Dónde está mi marido?) « Diario de una Teléfila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s