Perdidos: Cinco años de emociones (2)

Por culpa de la huelga de guionistas en Estados Unidos de 2008, la cuarta temporada de “Perdidos” (Lost) tuvo sólo catorce episodios. Algunos dicen que es la peor, pero a mí me gustó, además reconozco que gracias a la tercera temporada y los personajes nuevos que nos presentaron (Ben y Juliet sobre todo) me enganché y empecé a ver la serie con otros ojos.

Esta entrega estaba centrada en el carguero que llegaba a la Isla que se supone que iba a salvar a los losties, pero ocurrieron cosas raras y es que el barco en cuestión lo había mandado Charles Widmore y parece que unos mercenarios estaan más preocupados por matar a Ben Linus que otra cosa. Así, cnocimos a otros personajes como Daniel Faraday (Jeremy Davies), Charlotte Lewis (Rebecca Mader) y Mles Straume (Ken Leung) llegan a la Isla junto a Frank Lapidus (Jeff Fahey) en lo que parece una expedición científica. De hecho empiezan a hablarnos del espacio-tiempo y de cosas por el estilo que sonaban verdaderamente extrañas. Y es que Desmond es capaz de viajar con su mente a otra realidad.

Mientras los de la Isla siguen intentando sobrevivir y Faraday encontrar algunas explicaciones, hay muertes. El novio de Alex, la propia Alex y su madre Danielle, con la que se había reencntrado. La muerte de Alex es una de las escenas más duras de la temporada, más que nada por cómo se produce y es que Martin Keamy (Kevin Durand) amenaza con matarla si Ben no se entrega. éste no parece creerse la amenaza y dice que Alex le da igual, y Keamy la mata. Acto seguido para echar a los mercenarios, acabar con ellos mejor dicho, en se mete en su armario secreto y libera al humo negro que acaba con casi todos iniciando uno de los grandes misterios sin resolver de la serie.

En el carguero hay mucha acción, con Desmond y Sayid atrapados pero ayudados por Kevin Johnson que no era otro que Michael que volvió para redimirse por lo que hizo. Jin también estaba en el carguero, barco al que los losties tienen que legar con barcas o el helicóptero de Lapidus del que Sawyer se tira por exceso de peso. Aunque nada sirve porque el carguero explota al detonar Michael una bomba por orden de Christian Shepard. El helicóptero estaba a punto de despegar con Sun (Yunjin Kim), Kate, Jack, Frank, Aaron (y es que Claire desapareció tras la explosión en la casa Dharma en la que estaba), Hurley, Sayid y Desmond, y al que Jin no pudo subir para ir junto a su mujer Sun.

Claro que, el barco explota y Sawyer llega a la playa donde está una impasible Juliet con la mirada puesta en el horizonte (que no en el cuerpo serrano de Sawyer), y bebiendo ron Dharma al darse cuenta de que su oportunidad para salir de allí se había esfumado. Sawyer también se da cuenta y la Isla poco después brilla y desaparece. el helicóptero cae y los pasajeros son rescatados por el barco de Penny.

Pero, la mitad de la temporada son flashforwards de cómo los llamados Seis de Oceanic viven tras su experiencia en la Isla. Una realidad en la que John Locke aparece muerto en un ataud que Ben le enseña a Jack.

La quinta temporada, mi preferida tras la tercera, se puede diferenciar claramente en cuatro partes que pueden emparejarse. Me explico. Por una parte tenemos la Isla. La mitad corresponde a los saltos de tiempo que hay en ella, en uno de los cuales Charlotte muere, y la otra parte a la vida en 1977 de Sawyer, Juliet, Miles, Jin y Daniel en Dharmaville y los intentos de Daniel por saber más sobre la bomba de hidrógeno que podría cambiar el curso de las cosas, que el Oceanic 815 no se estrellase.

Mientras en los flashforwards tenemos a Ben ya Jack intentando juntar a Sayid, Sun, Hugo y Kate para volver a la Isla, con ayuda de Eloise Hawking (madre de Daniel que s ecarga a su hijo en 1977), mientras que la otra parte se divide entre 1977 donde acaban Kate, Jack, Hurley y Sayid tras salir (a saber cómo) del vuelo en el que viajaban, y 2997 donde acaban Ben, Sun, Lapidus y Loce aunque éste había sido asesinado por Ben tras conseguir salir de la Isla con indicaciones de Christian Shepard. Y es que, no lo he dicho, el propio Ben se piró de lsla también al final de la cuarta temporada.

Así, mientras unos siguen a Locke otros intentan treinta años antes seguir lo que Daniel iba a hacer y detonar la bomba de hidrógeno. A lo que primero Sawyer y Juliet se oponen porque sólo quieren irse juntos de allí, aunque al ver las miraditas Sawyer-Kate, la doctora cambia de opinión y quiere ayudar a Jack en su propósito de impedir que el Oceanic 815 se estrelle, aunque eso suponga no conocer a Sawyer.

Y así, mientras en la finale, capítulo doble que hace el total de diecisiete, conocemos a dos personajes más Jacob (Mark pelegrino) y el Hombre de Negro (Titus Welliver) y nos enteramos de que el tal Jacob lleva gente a la isla para demostrarle al otro que se equivoca. Locke hace que Ben mate a Jacob en 2007 y en 1977 Juliet cae por un pozo donde previamente Jack había tirado la bomba, y la detona dejando a todo el mundo con la boca abierta y con la expectación de qué nos brindaría la siguiente entrega.

Y llegó el 2 de febrero de 2010 cuando en estados Unidos se emitió el primer episodio de la sexta temporada que se sabía que era la última. Y ¿cómo empezó? Con la Isla bajo el agua y el 815 de Oceanic volando co todos los pasajeros vivitos y coleando. Y, mientras en la Isla todos luchaban por intentar que el hombre de negro con el cuerpo de Locke, alias también el humo negro, no se saliese con la suya de acabar con los candidatos de Jacob y salir de la Isla, en la realidad alternativa supuestamente creada tras la explosión de la bomba veíamos cómo eran de diferentes algunas vidas de personajes y como Desmond tiene el propósito de hacerles recordar.

Y como ya me he hecho los reviews de todos los episodios y dí mi valoración sobre el último capítulo emitido el 23 de mayo, no escribiré nada más acerca de ello. Eso sí, llegado al final del viaje toca hacer una valoración global. A pesar de mis lagunas mentales, porque si te ves algo de seguido es más fácil que te acuerdes que si lo has visto una única vez y con las temporadas tan espaciada, “Perdidos” me ha gustado mucho. No creo que sea la mejor serie de la historia, ese hueco lo ocupa para mí “El Ala Oeste” (The West Wing), pero sin duda es una de las mejores por varias razones como la historia, que cada temporada fue incluyendo cosa y cosas para enganchar a la audiencia, los guiones sin desperdicio y con geniales frases y guiños, muchos de los personajes que son de esos de los que nos acordaremos siempre (a los que nos importen los personajes) e historias individuales de lo más interesantes porque ¿qué serie se molesta tanto en explicarnos todo el trasfondo de los protagonistas? Diría que ninguna.

“Perdidos” es épica y a ello ha ayudado la increíble música de Michael Giachinno, la fotografía y que en realidad parece que hayamos visto una película a trozos. Podría haberla dejado fácilmente en la segunda temporada porque la serie no eslo que realmente pensaba que en un principio sería, pero como he mencionado antes, a partir de la tercera me hice fan y enganchada estaba. Sí, me dio pena que acabara. Sí, la echaré de menos pero siempre me quedarán los revisionados. Al fin y al cabo es una serie que me ha hecho reir, llorar, emocionarme y pensar (y mucho).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s