Anatomía de Grey 6.23 – Santuario

Este domingo Fox emite la segunda parte de la season finale de “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy) cuya primera parte pasaron el domingo pasado y que acabó con un brutal cliffhanger.

La historia empieza con la voz en off de Meredith (Ellen Pompeo) contando cómo ha pasado su vida en el hospital y que es un sitio que le encantaba hasta ese día. ¿Por qué? Pronto descubrimos que el señor Clark (Michael O’Neill, jefe del Servicio Secreto del presidente en “El Ala Oeste”) se pasea por el hospital y, nos podemos tener algo malo, porque el hombre denunció al hospital y a Derek (Patrick Dempsey) por matar a su mujer. Y digo lo de algo malo porque cuando has visto muchas series y películas, muchos personajes diferentes realizando determinadas acciones, es fácil saber cuando alguien esá a punto de pegarse un tiro o a explotar a causa de un cabreo o de tristeza.

Pues bien, los personajes del Seattle Grace tienen varios casos urgentes que atender y la cámara se mueve frenéticamente. Owen (Kevin McKidd) y Christina (Sandra Oh) discuten porque ella pasa de él, y es que dolida por lo de Teddy (Kim Raver), deja al doctor. Arizona (Jessica Capshaw) y Callie (Sara Ramírez) también discuten en la planta de pediatría porque Callie piensa que ella ha intentado dejar sus deseos de lado por estar con la pediatra pero que Arizona no ha hecho lo mismo por ella. Mark (Eric Dane) habla con Lexie (Chyler Leigh) a la que echa de menos y Meredith (Ellen Pompeo) va donde Derek a decirle que está embarazada aunque no se atreve al final. Miranda (Chandra Wilson) está con una paciente y con Percy (Robert Baker).

Así, el señor Clark va por el hospital y pregunta a varias personas por el despacho del jefe. Como están bastante ocupadas pasan de él. Pero llega al almacén donde está Reed (Nora Zehetner) y como ésa no le dice lo que quiere le mete un tiro entre ceja y ceja, con tan mala suerte que aparece Alex (Justin Chambers) y se lleva otro disparo, aunque consigue arrastrarse hasta el ascensor. Y así, el señor Clark empieza su sangría mientras el hospital queda cerrado y los trabajadores y pacientes van enterándose poco a poco de lo que pasa.

El señor Clark entra a la habitación donde están Bailey y Percy y a él le dispara cuando le dice que sí es cirujano y a ella, que la saca arrastras de debajo de la cama, la deja en paz cuando le miente diciendole que es enfermera. Bailey se caga de miedo, tanto que cuando con ayuda de la enferma a la que cuidaban intenta salvar a Percy, pregunta que de dónde cae agua y la paciente le responde que de su cara, que está llorando.

Y así, el señor Clark llega a su víctima, Derek Sheperd, quien parece calmarle y tranquilizarle hasta tal punto de que Clark baja su pistola pero aparece qien le había avisado de todo, porque ella descubrió el cadaver de Reed y fue a contarselo toda ensangrentada. La cansina pone-ojitos-al-macizo April (sarah Drew) sale del despacho del jefe del hospital y le dice con un jolgorio propio de Heidi cando corría a ver al abuelito “Dr. Sheperd menos mal que está bien” (o algo similar), y Clark dispara Derek siendo desde el otro lado etstigos de cómo cae fulminado Christina y Meredith.

Cuando en “Anatomía de Grey” se ponen catastrofistas saben hacer sus mejores capítulos, y éste desde luego que lo es. El cliffhanger fue muy efectista aunque es muy poco probable que Derek muera. A estas alturas ya nos habríamos enterado del abandono de la serie por parte de Patrick Dempsey ¿no? UNo de los mejores episodios de la temporada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s