La noche en la que España hizo historia… por partida doble

El pulpo Paul no se equivocó e hizo pleno de resultados en el Mundial de Sudáfrica. Iniesta tampoco se equivocó y chutó el balón en el minuto 116 con ganas para batir a la Holanda que estaba dando caña a España en forma de patadas y patadones. Así, la Selección Española de Fútbol hizo historia al proclamarse por primera vez campeona de un Mundial de fútbol, siendo él único equipo en haber empezado perdiendo para acabar conquistando la dorada copa y habiendo hecho historia también pasando de los temidos cuartos de final.

Después del partido, beso de Iker Casillas a su novia, la periodista de Telecinco Sara Carbonero (beso que ha dado la vuelta al mundo ya que hasta Perez Hilton, gossip boy por excelencia de Estados Unidos, ha publicado en su página web), la incontinencia verborréica de la Princesa Letizia, que ve un micro y le sale la periodista que lleva dentro, el manteo al ayer hombre no tan tranquilo Vicente del Bosque y… quince millones de audiencia.

No es que me fie de los audímetros porque con tanta segmentación televisiva y tantas opciones para ver cosas que tenemos no creo que medir las audiencias en la actualidad sirva de mucho excepto para las cadenas y sus acuerdos con los anunciantes, pero sí que me creo que la final emitida anoche por Telecinco y Digital Plus haya sido la emisión más vista en la historia de la televisión española. Una cifra que puede quedarse corta, incluso, si tenemos en cuenta las personas que salieron a las calles españolas a disfrutar del partido en as pantallas gugantes que algunos Ayuntamientos pusieron, los que se congregaron en bares y los que disfrutaron del partido en familia.

Demostrado queda, una vez más, que el fútbol mueve masas.

4 comentarios en “La noche en la que España hizo historia… por partida doble

  1. Yo lo vi en un auditorio. Nada comparado con verlo en casa, sentir la ilusión de tantas personas. (Algunos se pasaban de listos. La anécdota de la tarde fue un tio descamisao que se me tiro en plancha encima. A lo que respondí con un empujón con todas mis fuerzas y un “de que vas tio” y al tio se le quedó cara de sorprendio porque se creia que la euforia da permiso a la mala educación) Total, que aparte de esto, el final fue apoteósico, la gente lloraba y hasta me pusieron el micro de Radio Nacional y canté We Are The Champions en directo. Noche subrrealista :S

    • Anda que el to ese ya le vale sí. La gente cuando va en masa (conciertos, celebraciones) pierde la compostura incordiando al resto. ¿No hay grabación de tu versión de “We Are the Champions”?

  2. Nosotros lo vimos en casa,también surrealista: las mujeres mirando el fútbol y los hombres en la cocina liados con la cena jajajajaja Esto ya no es lo que era.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s