Blue Bloods, una serie que seguiré

De todas las series estrenadas por las cadenas estadounidenses, generalistas o de cable, la que más ganas tenía de ver era “Blue Bloods” de la CBS (próximamente Telebodrio, digo Telecinco, la emitirá en España), la que suponía la vuelta de Tom Selleck a la pequeña pantalla. Esta misma tarde he disfrutado del episodio piloto, cuarenta y dos minutos de lo que me ha parecido una buena historia que me ha convencido lo suficiente para seguir la serie.

“Blue Bloods” es un drama policíaco-familiar creado por Mitchell Burgess y Robin Green, guionistas de “Doctor en Alaska” (Northern Exposure), “Cinco en Familia” (Party of Five), o “Los Soprano (The Sopranos), entre otras. Selleck interpreta al comisionado Frank Reagan, jefe del Departamento de Policía de Nueva York, departamento al que también perteneció su padre Henry (Len Cariou visto, por ejemplo, en “Se Ha Escrito un Crímen-Murder, She Wrote), y donde trabajan sus dos hijos: Danny (Donnie Wahlberg) que es detective, y Jamie (Will Estes), que es un licenciado en Derecho recién salido de la academia. Allí también trabajó el otro hijo varón de Frank, que murió en acto de servicio.

Tanto el patriarca Reagan como Frank son viudos y la familia se completa con la hija del comisionado, Erin (Bridget Moynahan, la camarera borde del filme “El Bar Coyote-Coyote Ugly) que tiene una hija, está a punto de divorciarse pero es ayudante del Fiscal del Distrito; y con Linda (Amy Carlson, la bombero Alex Taylor en “Turno de Guardia-Third Watch”), esposa de Danny y madre de sus dos hijos.

El primer episodio, iniciado con la famosa “New York, New York” cantada por Frankie Sinatra, presenta a la familia Reagan y también un caso policial que Danny debe resolver junto a su compañero, el secuestro de una niña. La verdad es que el caso se resuelve más rápido de lo que tardan en hacer un análisis de ADN en “CSI”, que ya es decir, pero resulta interesante. Por lo demás, conversaciones familiares incluso sobre la justicia y una trama abierta al final, y es que el difunto hijo Reagan fue asesinado al entar en una especie de sociedad secreta policial corrupta para investigar desde el interior de la misma, algo que le cuentan a Jamie que, presumiblemente, será quien siga los pasos de su hermano para desentramar la sociedad y descubrir quién lo mató. Al menos eso es lo que imagino que pasará.

Me gustan las series policiacas, me gustan las series familiares ¿cómo no iba a ver ésta entonces? Además, está Tom Selleck con su bigote. Sí, la seguiré.

3 comentarios en “Blue Bloods, una serie que seguiré

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s