Dándole una segunda oportunidad a V (2009)

Hace un año exactamente fui bastante dura con el remake de “V” y hasta con mi admirada Elizabeth Mitchell. Por ella y proque siempre, da igual los años que pasen, seré fan de los lagartones originales, decidí darle una segunda oportunidad y lejos de reafirmarme debo decir que me retracto de casi todo lo que dije. Mantengo que “V” sin Diana no es “V”, aunque Jane Badler haya vuelto para intentar rescatar la serie.

En tres o cuatro días he vuelto a ver los episodios que ya había visto, el piloto y el segundo (o tercer episodio, ya que el piloto se cortó después en dos partes) y no me he empachado, me he quedado con ganas de más. Odio esos cromas tan descarados que utilizan y ver cómo los actores dan vueltas sobre ellos pero viéndola con otros ojos, es decir, dejando la historia original a un lado, la serie es interesante. No es ninguna maravilla, la historia se sostiene pero los guiones no es que sean ninguna obra de arte, aunque se agradecen las ironías que de vez en cuando meten en ellos.

Sí, he cambiado mi opinión de un año para otro y eso que he seguido viendo mucha televisión de calidad y no le dí a la serie la oportunidad que al final me ha demostrado que le debí conceder. Escribí que Anna (Morena Baccarin) era una corderita al lado de Diana y me retracto. Para mí Diana siempre ha sido la mala más mala que ha parido la tele, aunque hay otras que le seguían muy de cerca pero esa es otra historia, pero Anna…. Anna no se lo piensa dos veces y hace daño a su propia hija si necesita conseguir su objetivo. Quiere acabar con La Quinta Columna, la Resistencia de esta versión y con toda la humanidad o convertirlos en esclavos suyos. Realmente la primera temporada no deja sus objetivos del todo claros.

Sobre La Quinta Columna… Son pocos comparados con los de la Resistencia de la original aunque claro, La quinta Columna la forman los visitantes traidores para su reina Anna y el mundo es muy grande. Me gusta la química que hay entre Erica Evans (Elizabeth Mitchell) y el padre Jack Landry (Joel Gretsch) y el personaje de Kyle Hobbes (Charles Mesure) me resulta muy interesante (siempre me gustan los malotes, qué le voy a hacer). Y también me retracto de otra cosa, Elizabeth Mitchell cambia de cara, poco, pero si es que le va con el personaje, otra desgraciada de la vida a la que de pronto su hijo Tyler (Logan Huffman), el cansino, se convierte en un rebelde con causa, los visitantes, su compañero es un lagartón que quiere matarla, y no puede fiarse de casi nadie.

Hay un personaje con evolución, que es la mismísima hija de Anna, Lisa (Laura Vandervoort) que empieza a tener lo que su madre no quiere, sentimientos humanos gracias a Tyler y a Erica, el lagartón convertido en bueno Ryan Nichols (Morris Chestnut) al que se le podría sacar más partido y su novia Val (Lourdes Benedicto) que aparte de parir un lagarto del cuál sólo nos mostraron la cola (generada por ordenador, que se notaba un huevo) su escena de parimiento no fue ni la mitad de buena de la original cuando Elizabeth, la niña de las estrellas, nació pero detrás un bebé lagarto feo donde los haya apareció. Las comparaciones son odiosas… Anna mata a Val en una escena bastante pésima y se la quitan de encima con simpleza y urgencia pero lo cierto es que tampoco es que pintase demasiado por cómo fue su historia con Ryan.

Creo que el personaje que menos me gusta es el del periodista Chad Decker (Scott Wolf) que no sabe por dónde le da el aire en el sentido de no fiarse de Anna pero querer ir detrás de la noticia.

“V” no es sólo la historia del bien contra el mal, de una resistencia humana y extraterrestre que quiere acabar con Anna y sus secuaces que dicen que están sempre en paz pero cuyas intenciones no son nada buenas. No, “V” aborda otro tema que se torna muy interesante y es el de la lucha de dos madres, dos antagonistas: una, agente del FBI de nombre Erica Evans que quiere proteger a su hijo a toda costa; la otra, la reina lagarta Anna que quiere que su hija la suceda (o eso parece) y siga con lo que ella ha empezado (a lo mejor son suposiciones mías, ya digo que sus intenciones no están del todo claras). Ambas tienen en común que sus respectivos hijos, Tyler y Lisa, se están alejando de ellas, él porque piensa que los visitantes son buenas, y Lisa porque está empezando a tener sentimientos que desconocía y porque no ve con buenos ojos lo que hace su madre. También es una historia de traiciones porque ¿a qué juegan Decker y Hobbes?

En esta particular guerra maternal veo un pilar fundamental de la serie y es que a los personajes de la “V”original les faltaba una historia detrás. Mike (Mark Singer), por ejemplo la tenía, pero muy pocos personajes más. En fin, “V” es una serie entretenida, así que me alegro de haberle dado esta segunda oportunidad.

2 comentarios en “Dándole una segunda oportunidad a V (2009)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s