Primera temporada de Murder One, eterna y aburrida

Creo que fue el mes pasado cuando ví una gran oferta en la Fnac. Cada temporada de “Murder One” costaba poco más de doce euros y pensé en comprarlas, pero antes decidí conseguir los episodios para hacerme una idea de cómo era la serie antes de lanzarme a comprarla y… acerté.

“Murder One” es una serie legal que fue creada por Steven Boccho (“Canción Triste de Hill Street – Hill Street Blues”, “Un Médico Precoz – Doogie Howser M.D.”, “Policías de Nueva York – NYPD Blue”), Charles H. Eglee y Channing Gibson, y emitida entre 1995 y 1997 (en España la pasaron por Telecinco). Cuenta el caso de Jessica Costello, una cría de quince años que fue violada y asesinada en el apartamento en el que vivía. El principal sospechoso del caso es Neil Avedon (Jason Gedrick) un actor de televisión famoso que mantenía una relación sentimental con la víctima y el personaje más llorón de la historia de la televisión.. Avedon contrata al reputado abogado Teddy Hoffman (Daniel Benzali) para que le defienda porque jura que es inocente.

Hoffman es el principal personaje de la serie pero conocemos a los abogados que trabajan para él, a destacar Justine Appleton (Mary McCormack), que en algunos episodios tienen casos propios, a su mujer Annie (Patricia Clarkson) y a su hija Sophie.

La lista de personas que participan en el juicio es muy extensa pero destacan Richard Cross (Stanley Tucci), amigo de Avedon que conocía a la víctima y es que acaba siendo su cuñado; el doctor Graham Lester (Stanley Camel) que trató a Neil; la exmujer de Cross; el policía que detuvo a Avedon, Arthur Polson (Dylan Baker), la hermana de Jessica, Julie (Bobbie Phillips); o la ayudante del fiscal Miriam Grasso (Barbara Bosson).

Veintitres episodios tiene la primera temporada y básicamente se centran en el caso Avedon, aunque hay en varios capítulos, como decía antes, que se ven casos que tienen los miembros del bufete de Teddy, casos totalmente de relleno, como la mitad de la serie.

Sí, la primera temporada de “Murder One” me ha aburrido, de ahí que haya pasado muchas partes hacia delante. Podrían haber contado todo el caso en la mitad de episodios, o incluso menos, yendo directos al grano. Pero en vez de eso, la alargaron. En su día fue novedoso eso de tratar un caso en una temporada completa, pero si no mantienes la tensión, si no hay giros en el argumento, es normal que una se canse.

Eso sí, hay alguna parte buena en “Murder One” y es que el personaje de Teddy Hoffman es muy buen, extraño que no estuviera en la segunda temporada; también ver por ahí a una veinteañera Mary McCormack demostrando sus dotes interpretativas; y a Barbara Bosson (esposa por aquel entonces de Boccho y mujer de Furilo en la ya mencionada “Canción Triste de Hill Street”) que tiene interesantes batallas ennlos juzgados con Teddy para demostrar que avedon es culpable. No me olvido de Stanley Tucci, perfecto en su papel.

No recomiendo la serie y no me extraña que solamente durara dos temporadas. Aburre y mucho por lo que ¡menos mal! que no hice caso a mi vena consumista.

Anuncios

4 comentarios en “Primera temporada de Murder One, eterna y aburrida

  1. Pues a mí me ha gustado esta serie MURDER ONE. La primera temporada trata un único caso y se puede ver con detalle lo que ocurre en un juicio; la segunda es más variada, trata cuatro casos también interesantes, en particular los vericuetos legales de los defensores para casos que parecen completamente perdidos. Destacables labores de los defensores Ted hoffman (Daniel Benzali) en la 1er Temp, luego Jim Wyler (Anthony LaPaglia), Justine (Mary McCormack) y en las dos temporadas la fiscal más querible que he visto en una serie interpretada por la excelente Barbara Bosson en su rol de Miriam Grasso.

    • La cogí con ganas porque tenía curiosidad por verla pero al aburrirme ya no quise ver más. Me costó terminar la temporada, de hecho.

      • Supongo que es cuestión de gustos, a mí me gustan las de abogados; reconozco que en la 1era Temp de Murder One la parte de selección del jurado por Ted hoffman y Miriam Grasso es bastante larga, también eso permite ver las creencias, las convicciones y los prejuicios que existen en cada posible integrante de un jurado, y cómo estos pueden jugar a favor o en contra del acusado. En la segunda Temp hay cuatro casos, los dos 1ros duran más o menos 6 episodios c/u, en el caso del jugador de basket negro es notable como la discriminación racial es utilizada por él y los defensores a tal punto que consiguen un veredicto que parecía imposible. El último caso de las mujeres mayores ocupa poco tiempo y comparado con los otros es bastante tonto.

        • Sí, yo de abogados no he visto muchas, me llaman más las policíacas. Tal vez sea lo que dices, que alguna parte era bastante lenta.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s