Las dejé por el camino sin arrepentimiento ninguno

A veces hablo de muchas series cuando se estrenan, cuando empieza temporada nueva y cuando las acabo de ver, sea porque finalizan o por el fin de temporada. Pero hay veces en las que hablo a su comienzo y no al final porque las he dejado por el camino y sin arrepentirme. La temporada televisiva en Estados Unidos ha sido floja, por no decirmuy floja, y eso se ha traducido en que varias series que se emiten e nuestros canales de digital o cable las empezara a ver pero no las vaya a acabar. De hecho, hasta he dejado de ver series que he seguido durante años ¿por qué? El por qué está a continuación:

CSI:

Desde su inicio hasta la séptima temporada, aunque sufrió algún altibajo en la quinta y en la sexta, fui gran fan de la serie. A partir de la octava temporada y con las noticias de la marcha de Gary Dourdan, Jorja Fox y William Petersen me fui entusiasmando cada vez menos y durmiéndome cada vez más. ¿“CSI” sin Grissom? No way! Con la octava me dormí bastante, de la novena únicamente conseguí ver tres episodios enteros y de la décima ví el primero y ni la vuelta de Jorja Fox consiguió engancharme. Veré el último episodio, que debería llegar pronto ¿por qué hacer durar las cosas tanto?

CSI Nueva York (CSI: NY):

Si mal no recuerdo, la temporada que está actualmente en antena es la sexta. Ni la he empezado a ver ya que al finalizar la quinta decidí no perder más el tiempo. Con lo que me gusta Gary Sinise… pero al final los casos no acababan de engancharme.

Mujeres Desesperadas:

Otra con la que empecé a dormirme muy a gusto (sí, soy una dormilona, lo reconozco y eso que las dan a horas bastante prudentes pero el aburrimiento me provoca sueño instantáneo). Estaba viendo un episodio de la temporada que está en emisión, la séptima, y pensé que si mataran a Susan y a Bree no me importaría. Mala señal. Otro día pensé que por mucho que me gusten los Scavo (un spin-off de ellos sí que lo vería) no merecía la pena seguir viendo una serie que no va a ninguna parte y que se repite mucho. Sí, veré también el último episodio… dentro de dos temporadas, según parece.

Miénteme (Lie To Me):

¡Tim Roth es grande! Pero me acabé de cansar, de la serie no de él. Ha tenido muy buenos capítulos pero otros muy prescindibles. Mejor ver otra cosa que llene más ¿no?

Harry’s Law:

La puse bien en su estreno en Calle 13 pero, y secundo lo que leí en un comentario, se va desinflando poco a poco hasta hacerse larga y aburrida. ¿Dónde está Kathy Bates? Christopher McDonald, como ya escribí también, se come a cualquiera que salga. Prescindible.

Hawai 5-0 (Hawaii Five-0):

Dije que la seguiría viendo pero creo que duré cinco episodios. Acción sí, pero los casos no es que fueran ninguna maravilla y quitando a la pareja protagonista, Alex O’Loughlin y Scott Caan, y sus conversaciones, no me ofrecía mucho más.

Cuéntame Cómo Pasó:

Le intenté dar una nueva oportunidad a la serie ahora que se cambiaban de barrio y todo pero el aburrimiento pudo conmigo. Es de las que también veré el último episodio y no más.

Hellcats:

Tras ver el preestreno de esta serie hice una crítica bastante positiva. Poco me duró el entusiasmo porque el segundo episodio se me hizo pesadoy el tercero ni lo acabé de ver.

Es muy probable que la próxima en caer sea “Mentes Criminales: Conducta Sospechosa” (Criminal Minds: Suspect Behaviour).

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s