Adiós familia Walker, adiós Cinco Hermanos

Después de hablar de la última temporada de “Cinco Hermanos” (Brothers & Sisters) toca hacerle un homenaje a la serie porque como ya dije, por un tiempo se convirtió en una de mis series preferidas pero, no supieron seguir la buena calidad de las dos primeras temporadas e incluso de períodos de la tercera, durante las dos últimas.

En septiembre de 2006 la serie llegó a las pantallas estadounidenses de la mano de la ABC. Era la vuelta a la televisión de Calista Flockhart tras el gran éxito de “Ally McBeal” y donde iba a estar bien acompañada por la ganadora del Oscar Sally Field y la nominada a la estatuilla Rachel Griffiths, con Ron Rifkin al que conocía de “Alias” y Patricia Wettig de la que aún me acordaba tras los episodios vistos de “Treintaytantos” (Thirtysomething) en mi infancia.

El primer episodio fue una muy buena muestra de lo que la sería iría dando de sí, el patriarca William Walker (Tom Skerritt) fallece cuando tiene a su familia reunida y a partir de ahí le empezaron a salir hijos secretos. Si algo ha caracterizado a esta culebronesca serie, y no la llamo así despectivamente que conste, es el drama. ¿Por cuántos dramas han pasado los Walker? Sí, en cualquier familia puede pasar, la mía está llena de dramas por ejemplo, pero ¿todos tan seguidos?

Ahora, durante las cinco temporadas, más al principio todo sea dicho, ha habido momentos antológicos de comedia sobre todo cuando los hermanos se juntaban para ir en coche o a un bar… Algo que no ha faltado ha sido el amor, en todas las temporadas han habido muchas parejas que han afectado tanto a Nora como a sus hijos, infidelidades varias, reencuentros y perdones. Hasta salidas del armario ¡qué necesidad había de que Saul fuera gay? Aix, ABC quién te ha visto y quién te ve.

Si tuviera que quedarme con una temporada sería con la primera, y mi episodio favorito probablemente sea uno de esa misma temporada cuando los Walker se van a la cabaña en la que pasaban las vacaciones normalmente.

Algo que no puedo, ni debo, evitar recalcar son las buenas interpretaciones. Sally Field se llevó un Emmy por hacer de Nora y Rachel Griffiths cosechó alguna que otra nominación por interpretar a Sarah. Merecidas fueron porque son dos actrices muy buenas. Madre e hija tuvieron geniales escenas juntas aunque también eran bastante notables las de Nora y Kitty aunque, ninguna comparable a las de Nora y Holly con esas puyas, esos reproches, esos gritos y esas verduras por la cabeza…

“Cinco Hermanos” tuvo momentos de grandeza, llegó a ser uno de los mejores dramas en emisión, sin duda ha sido una de las mejores series familiares de los últimos años aunque su nivel bajase bastante pero, aunque no los vaya a echar de menos como me pasa con otras series, he de decir que los Walker siempre tendrán lugar en mi corazoncito teléfilo. Los Walker han desaparecido de la pantalla, ¡vivan los Walker!

4 comentarios en “Adiós familia Walker, adiós Cinco Hermanos

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s