Brotherhood, una recomendable serie que podría haber dado más de sí

Gracias por quincuagésima vez a los integrantes del podcast Fuera de Series por recomendar encarecidamente “Brotherhood” una serie de tres temporadas que Showtime emitió en Estados Unidos entre 2006 y 2008 y que Fox Crime estrenó en octubre del año pasado en nuestro país, si es que otra cadena no la emitió antes, que me parece a mí que no.

Aviso de spoilers, creo que sobra decirlo.

Ya la comenté temporada a temporada pero como suelo hacer con las series que finalizo, es hora de hacer la valoración final sobre la misma. No me repetiré contando el argumento de nuevo ya que hablé de qué iba la serie cuando comenté la primera temporada, así que me centraré en dar los motivos por los que

“Brotherhood” bien vale un visionado:

La historia:

En “Brotherhood” conviven mafia, con familia, política, corrupción, violencia, drogas, infidelidades, amor, enfados, perdón. Un poco de todo sin dejar de lado al eje central, la familia Caffee con dos hermanos Mike (Jason Isaacs) y Tommy (Jason Clarke) que lejos de ser diferentes son muy iguales aunque uno de ellos, el político Tommy, no lo quiera reconocer. Reconozco que a veces la parte política me causó algo de aburrimiento (y mi serie preferida es “El Ala Oeste – The West Wing”, que conste), pero todo tenía una razón, como en “The Wire”.

Los personajes:

Siempre digo que soy mucho de personajes, por buena que sea una serie si no empatizo con ninguno o me caen fatal suelo pasar pero lo cierto es que el 90% de los que salen en esta serie, tanto principales como secundarios no tienen desperdicio. No es que se molestasen mucho en hacer que evolucionaran porque realmente eso solamente lo hace uno de ellos, Declan (Ethan Embry) que es de mis preferidos, que pasa de hacer la vista gorda a una espiral de autodestrucción y a estar más cerca de los malos que de los buenos a cambiar e ir a por a quienes defendió porque se quedó sin nada por su lealtad a ellos.

Desde el principio se podrían haber dejado claras las diferencias entre Tommy y Michael de las que hablaba antes pero es que ambos son igual de malos, uno con la política, otro con la violencia. De hecho creo que hay un fallo bastante gordo en lo que a Mike respecta porque pasa de tener ataques importantes a causa de las lesiones en el cerebro causadas por la brutal paliza que le dió Deco a no sufrirlos más, aunque se volvió bastante paranóico, y con razón.

Realmente me gustaban más los toma y dacas entre Eileen (Annabeth Gish) y Tommy pero la actriz se quedó embarazada y se ve que Blake Masters, máximo artífice de la serie, decidió dar un respiro al matrimonio Caffee. Y Rose (Fionnula Flanagan) perdió protagonismo al final aunque Colin (Brían F. O’Byrne) lo ganó convirtiéndose también desde su llegada en la segunda temporada en uno de mis preferidos.

El reparto:

Qué gusto da que en una serie haya un reparto redondo donde nadie chirríe y aquí desde luego que no sobraba nadie y que la mayoría estaban estupendos. A los ya citados Jasons, Fionnula Flanagan, Ethan Embry, Annabeth Gish y Brían F. O’Byrne debo añadir a Kevin Chapman, Tina Benko y a quien solamente salió una temporada, Stivi Paskoski.

Capítulos para el recuerdo:

Hace años cuando no había Internet y grabar una serie completa era impensable por la cantidad de cintas que había que utilizar y lo que ocupaban solía grabar de las repeticiones mis episodios preferidos de las series con lñas que más disfrutaba. Las series siempre deberían tener episodios memorables, de esos que podrías ver en cualquier momento, de esos que podías visionar muchas veces sin cansarte de ellos.

“Brotherhood” ha tenido alguno de esos. En la primera temporada, la mejor para mí, el piloto fue muy bueno pero el último episodio, el 11 llamado “Matthew 22:10” fue de lo mejorcito de la primera entrega. En la segunda me encantaron el número 7, el de las elecciones, llamado “Only a Pawn… 1:7-8”, y el de Acción de Gracias, el 9, de nombre “Call Letter Blues 1:2-6”. Ya en la tercera el más reseñable me ha parecido el último aunque me encantó también el 4, “The Course of True Love Never Did Run Smooth”.

¿Por qué he puesto que podría haber dado más de sí en el título del post? Porque hubiese estado muy bien que “Brotherhood” hubiese contado con más temporadas en las que desarrollar más la historia de los Caffee y haber logrado un acercamiento entre los dos hermanos. A pesar de lo precipitado, como digo, el final me pareció muy bueno aunque como dije en la entrada sobre la tercera temporada, la más floja, me hubiese gustado que habría acabado de otra manera, Tommy Caffee merecía acabar entre rejas.

En fin, gracias Blake Masters por presentarnos a los Caffee y compañía.

Anuncios

2 comentarios en “Brotherhood, una recomendable serie que podría haber dado más de sí

  1. Yo vi esta serie con el típico problema de las expectativas creadas. Me la vendieron al nivel de Los Soprano o The Wire cuando en realidad está un par de niveles por debajo. Pero si la ves sin esa losa, es una muy interesante serie, muy influenciada por las dos anteriores, que merece la pena a pesar, como bien dices tu, de que esa tercera temporada baja un poco.

    Un saludo

    • Mi visionado ha sido completamente sin expectativas y me ha gustado. Es una buena serie, como digo, con una floja tercera temporada como también crees y no se la puede comparar a “The Wire” tampoco.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s