The Killing 2×06 – ¿Quién perturba la serenidad de Linden?

Aviso de spoilers.

El sexto episodio de la segunda temporada de “The Killing” ha sido el más flojo, en mi opinión, en lo que a argumento se refiere. No nos han dicho nada de nada, bueno sí, quién es el padre verdadero de Rosie Larsen (Katie Findlay), cuyo nombre no se escucha sino que puede leerse en la carta que sujeta Mitch (Michelle Forbes) al final y sobre la que volveré después.

Llegamos al ecuador de la temporada con más preguntas que respuestas y no es algo que me parezca mal, lo contrario, me gusta el ritmo de la serie porque descubrimos a la vez que los detectives Holder (Joel Kinnaman) y Linden (Mireille Enos) la información a su tiempo, y dese luego que en lo que a tiempo se refiere es la serie más acorde a la realidad que hayamos podido ver.

En este episodio vemos que quien llamó a Terry (Jamie Anne Allman) no era otro que el padre de Jasper (Richard Harmon), Michael (Barclay Hope), quien sus engaños contínuos parecen no ser ningún problema para su mujer pues como bien le cuenta a nuestros detectives, en caso de divorcio, todo el dinero pasará a ella a causa del acuerdo prematrimonial que firmó.

Según Jasper, Rosie nunca se había enrollado con nadie y en un momento dado dice que “fue una broma”. Una broma ¿qué? ¿Que Rosie fuera una chica Beau Soleil? Podría ser, yo no la veo de chica de compañía, por decirlo finamente, como a su tía Terry, la verdad. Porque, Linden y Holder encuentran que desde el teléfono de Rosie se envió un mensaje al del padre de Jasper pidiendo dinero para no congtar lo que sabía, mensaje que después en comisaría, y con su padre y el abogado delante, el chico admitió haber enviado él porque no le gusta como su progenitor trata a su madre.

Por otra parte, Stan (Brent Sexton) tuvo una tensa e interesante conversación con Alexi (Tyler Johnston) delante de la tumba de su hija en la que el chico le vino a decir que el muerto debería haber sido el y no su padre y, si mal no recuerdo, que Stan sigue vivo porque Janek (Don Thompson) no quiso lo contrario.

Y, mientras alguien acecha a la detective Sarah Linden, hasta tal punto que le deja un dibujo de su anterior caso pegado en el frigorífico de la habitación de su motel, no dudando en coger a su hijo y marcharse a casa de Holder y pareciendo que vaya a tener un ataque de ansiedad; Mitch ayuda a la chica del motel, de nombre Tina (Chelsea Ricketts), y que le recuerda a su hija. La verdad es que la escena entre ambas no tiene desperdicio más que nada porque a Mitch le recuerda a Rosie como ya dije con anterioridad y Tina en el fondo parece que echa de menos su casa, al menos cuando Mitch le dice que ella sabe lo que es echar de menos a una hija y que seguro que su madre la echa de menos, la chica no replica. Pero Mitch sabe que Tina no es un sustitutivo de Rosie aunque, gracias a que al final, como en “Thelma & Louise” (salvando las distancia), Tina le roba el dinero me temo que la señora Larsen deberá volver a donde debe estar, a su casa. Y, así podemos leer la carta que Mitch envió (o no) al padre biológico de Rosie en la que le decía que estaba embarazada, que sabía que la niña era suya pero que había conocido a un hombre muy bueno totalmente diferente a él.

Así que muchas ideas rondan mi cabeza sobre quién pudo matar a la chica y por qué aunque la verdad es que nos falta información, mucha, o tal vez la solución esté ahí delante y no podamos verla.

Así que mi sospechoso número 1, el alcalde (a quien alguien pudo hacer el trabajo sucio, por otra parte, pongamos su ayudante o lo que sea, el que se lio a puñetazos con Jamie en el gimnasio), lo sigue siendo pudiendo tener como motivo que Rosie viera algo que no debiera.

Aunque, no me trago lo de la familia Ames. La madre de Jasper dice que sus vecinos no saben nada de los escarceos de su marido y ese mantener las apariencias me lleva a pensar que sabe más de lo que dice y que probablemente coaccionaran a Jasper para que mintiera sobre el mensaje de móvil. Oh, sorpresa, tanto el alcalde como las del casino estaban en casa de la familia en una fiesta que organizaron. Ahí hay gato encerrado y me inclino porque la resolución vaya por esa parte.

¿Qué pinta el verdadero padre de Rosie en todo esto? O es una cortina de humo, o nos muestran que los Larsen tampoco eran tan perfectos como podríamos pensar o, ¿y si Mitch nunca envió la carta y Rosie conmtactó con su padre y este acabó por acabar con ella por venganza hacia su madre? Es solo una teoría pero la veo descabellada, más que nada porque a la pobre Mitch la acabarían de destrozar del todo y dudo que sean tan crueles. Así que cortina de humo.

¿Quién de las personas que podemos pensar como sospechosas correrían de noche por un bosque buscando a una chica asustada y desorientada?

Por cierto, creo que el exmarido de Sarah puede estar detrás de lo del dibujo y demás.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s