Black Mirror: interesante inicio, tedioso final

Había leído algo sobre la serie británica “Black Mirror”, o miniserie porque consta de tres episodios y no sé si realizarán más, y aprovechando que el canal TNT los emitió en maratón hace un par de semanas, aproveché a ver el primer capítulo para ver si me gustaba y a grabar los dos siguientes.

El primer episodio me gustó. Fue… grotesco, esa es la palabra que mejor le va. Trataba sobre una princesa inglesa secuestrada cuyo captor le obliga a leer lo que pide mientras la graba en un video que cuelga en Internet (en una web similar a Youtube). La petición del secuestrador es de lo más extraña. Está dirigida al Primer Ministro y le pide que antes de las tres de la tarde (si no me confundo de hora) de ese mismo día tiene que mantener relaciones sexuales con un cerdo (sí, sí, con un cerdo) en directo para todas las cadenas del país. Si no lo hace, matará a la chica.

Ahí empieza una interesante crítica sobre la sociedad y los medios de comunicación. ¿Qué hacer cuando la vida de alguien está en tus manos? ¿Un político tiene que ceder ante las amenazas? ¿Puede estar la gente en general interesada en ver algo de esa clase por televisión? ¿Reacciona la prensa correctamente ante determinados acontecimientos?

Un interesante episodio y lo más salvable de esta serie porque los dos siguientes capítulos son muy aburridos, en mi opinión. En el segundo hay mucha ciencia ficción, de hecho los protagonistas viven en un mundo en el que se dedican a dormir, ver la televisión y a pedalear. Pedaleando consiguen puntos para poder comprar comida y bebida de las máquinas expendedoras, por ejemplo, pero también para salvar las penalizaciones que tienen en caso de hacer zapping y no querer ver el programa que está sintonizado.

Si se pierden los puntos o no se puede continuar pedaleando se baja de posición en el pedestal para convertirse en limpiador. Pero, también hay otra forma de subir de nivel, dependiendo de cómo se mire, y es a través de un programa tipo “Operación Triunfo” en el que el jurado es muy exigente y capaces de mandar a los candidatos, que aceptan o no, al canal porno.

La tercera historia es la de una tiranía, la de los recuerdos ya que se nos muestra un mundo en el que la gente tiene un chip implantado que puede mostrar momentos ya vividos como si se hubieran grabado en video solo que se han grabado con los ojos. Así, el protagonista está convencido de que su mujer le ha engañado por otro y decide que tal vez sea mejor vivir en la ignorancia.

Cada episodio es crítico, sí, pero como decía el primero es el único que para mí merece la pena. Los otros dos se hacen pesados y eso que duran únicamente cincuenta minutos.

3 comentarios en “Black Mirror: interesante inicio, tedioso final

  1. Pues a mi el primero me parece muy llamativo por la premisa pero muy hecho para llamar la atención y es el más simplón y burdo. No hay mucha reflexión más allá de ridiculizar a los medios y a los políticos sin más y acusar a la gente de ver lo que ve en la TV.

    El segundo me pareció mejor aunque le sobraran minutos y alguna subtrama que no aportaba nada y el tercero el más redondo y certero con diferencia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s