Primera temporada de The Hour: Periodismo, espionaje y muy buenos personajes

Me llevé tres series de vacaciones y solamente he visto una, la primera temporada de la srie de BBC “The Hour”, una de las que tenía pendientes para ver y que me llamaba mucho por tres razones: ser de la cadena pública británica, tratar de periodismo y Dominic West, mi querido McNulty de “The Wire”.

Seis episodios componen la primera entrega de la serie, y es que según parece se anunció que habría una segunda temporada, producción creada y escrita por Abi Morgan que nos lleva al mundo de la televisión, a la BBC en tiempos de la Guerra Fría. Allí Bel Rowley (Romola Garai) se convierte en productora del informativo semanal “The Hour” que presentará Hector Madden (Dominic West). Claro que donde va Bel va su inseparable amigo Freddie Lyon (Ben Wishaw) y la otrora fotógrafa corresponsal en el extranjero Lix Storm (Anna Chancellor).

Bajo la supervisión del mentor de Bel y Freddie, Clarence Fendley (Anton Lesser), “The Hour” se estrena y va ganando adeptos poco a poco en especial por su cobertura de la crisis del Canal de Suez.

Pero en 1956, año en el que se ambienta la serie, se ve que lo de los espías por eso de la Guerra Fría estaba a la orden del día y así Freddie, a cuenta del asesinato de un profesor de universidad y de la extraña muerte de una vieja conocida que parecía tener una relación con el fallecido, se meterá de lleno en una peligrosa historia simplemente porque le dijo a su amiga, Ruth Elms (Vanessa Kirby), que la ayudaría.

Y mientras el programa intenta seguir a flote y Freddie descubrir el pastel vamos conociendo a los personajes en tan solo seis horas. Todos, absolutamente todos, hacen muy buen trabajo. Destaco, como no, a Dominic West cuyo personaje crece episodio tras episodio, a Anna Chancellor que está francamente brilante pero por encima de todo a los verdaderos protagonistas de la serie que forman una de las mejores parejas televisivas no solo de los últimos tiempos sino de la historia: Ben Wishaw y Romola Garai.

El primero tiene un personaje de los que si no entran bien desde el principio pueden llegar a caer mal pero desde luego el chico se hace valer aunque se le menosprecie y se le muestre como algo inseguro por lo que necesita a la segunda. Bel, una mujer productora en el año 1956, una mujer a la que le importa su carrera por encima de todo lo demás y que es buena en lo que hace. Ambos tienen conversaciones brillantes y se complementan muy bien, incluso en la escena final, que no voy a spoilear pero en la que me demostraron por qué se necesitan el uno al otro.

¿Qué más nos da la serie de Abi Morgan? Una breve lección de historia, relaciones personales con amor incluído y los tan recurrentes daddy y mommy issues.

“The Hour” es una muy buena muestra de las series de calidad por las que la BBC apuesta y que en tan solo seis horas, sin rodeos de ningún tipo ni información innecesaria para rellenar minutos, cuenta lo que pretende y engancha. Muy recomendable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s