Octava temporada de Weeds: el adiós definitivo de los Botwin

Aviso de spoilers.

Antes de nada me gustaría felicitar a todas las personas que acertaron en mi post sobre la séptima temporada de“Weeds” quién disparó a Nancy Botwin (Mary-Louise Parker). En ese mismo post dije que una octava temporada era necesaria y sí, desde luego que había que dar un cierre a toda la historia de esta peculiar y disfuncional familia.

La octava temporada nos ha traído de vuelta la cabecera, muy chula por cierto, y la canción “Little Boxes” en diferentes versiones, soy muy fan de la canción y me encantó que decidieran recuperarla. Aunque la trama de quién disparó a Nance fue rápida, tampoco es que fuera necesario que le dedicaran mucho tiempo porque la historia tenía que avanzar. Así, aunque lejos de sus mejores momentos, la octava y última entrega de “Weeds” ha sido interesante y ha llevado a una resolución de la historia realmente digna y buena.

Con Nance estancada a mi parecer a pesar de esos momentos en los que parece decidida a cambiar de vida, seguimos la evolución de otros personajes, sobre todo de Silas (Hunter Parrish) y Andy (Justin Kirk) porque Doug (Kevin Nealon) sigue en sus quince apareciendo en muchas escenas tipo gag y Shane (Alexander Gould) a pesar de acabar del lado de la ley sigue lejos de reformarse, es más, la cosa empeora sobre todo por sus malas compañías centradas en la figura de su mentor, el detective Frank Ouellette (Michael Harney).

Así, al negocio de la marihuana le buscan otras salidas mientras siguen los líos amorosos, y la relación entre Nance y su hermana Jill (Jennifer Jason Leigh) mejora considerablemente, todo un acierto que el personaje de Jill aparezca durante casi toda la temporada.

Y, el penúltimo episodio, antes del doble final, número cien de la serie nos lleva de vuelta a Regrestic, antes conocida como Agrestic y Majestic, con la cabecera mítica, la “Little Boxes” original cantanda por Malvina Reynolds. Y la nueva vida de los Botwin empieza a moldearse de cara a la season y a la series finale.

Mientras Nancy se reencuentra con Conrad (Romany Malco) y Guillermo (Guillermo Díaz), Silas se declara frente al amor de su vida, Megan Graves (Shoshannah Stern). Así, Nancy consigue nuevos socios para su negocio con Silas pero también que el deseo de Andy desde el principio se cumpla, porque que el bueno del tío Andy estaba enamorado de su cuñada es algo que se sabía desde hace mucho tiempo y tras enrollarse en plena calle, Andy deja a Nance allí en medio porque tiene claro que su amor no es correspondido.

Y así nos plantamos en el final, años después a esa última escena en la que descubrimos que Nancy es viuda de nuevo tras la muerte de su cuarto marido el rabino que conoce en cuya piscina no duda en bañarse desnuda (que conste que Mary-Louise Parker se quejó se su primer desnudo integral en la serie pero luego parece que no le ha importado exhibirse nunca más) y que se convirtió en el padrastro del pequeño Stevie, ahora con trece años de edad.

Y así, por el Bar Mitzvah se Stevie y con Nance con el protagonismo absoluto de la última hora de “Weeds” nos enteramos de cómo les ha ido la vida a los Botwin. Silas y Megan se casaron y son padres de una niña llamada Flora, Shane ha seguido el erróneo camino de Ouellette y es un policía alcohólico sin novia fija y con el rumbo totalmente perdido, Stevie quiere ir a un internado y Andy… No aparece pero Silas finalmente le cuenta a su madre que volvió a Ren mar y abrió un restaurante así como que tuvo una hija pero que no está casado. No me olvido de un Botwin aunque no de apellido, Doug ahora gurú que trata de reconciliarse con su hijo.

Y, vemos a otras caras conocidas que han pasado por alguna de las temporadas de la serie como la de Dean Hodes (Andy Milder) que le tira, sin éxito, los trastos a Nancy. Una Nancy que se da cuenta de que su familia se ha alejado mucho de ella y que han conseguido hacer algo que ella no ha sido capaz, seguir adelante. Así que al final decide vender su parte del negocio, ya legal, como el resto de sus socios y asume que se queda sola. Y así, ella misma fuera de su mansión acaba pensativa mientras se le unen Doug, Silas, Shane y Andy y todos comparten un porro.

No diré que Nancy se lo tiene merecido, tampoco que es el karma que al final se lo hace pagar sino que se merece tener otra vida e intentar ser feliz sin tener que preocuparse casi por nadie porque desde el primer momento, con sus errores y sus aciertos, lo único que Nance intentó fue liderar a su familia, ayudarla y mantenerla unida, una forma también de no sentirse sola. Ahora, sentí pena por ella, no puedo negarlo.

Un buen final cuyas últimas escenas pasaron de provocarme un nudo en la garganta a una gran sonrisa. Con los títulos de crédito ya me entró la nostalgia, anque eso suele pasarme cuando una serie que me gusta acaba.

6 comentarios en “Octava temporada de Weeds: el adiós definitivo de los Botwin

  1. ¿Un buen final? Buf, yo he terminado muy indignado con el series finale de Weeds y sobre todo con su creadora y la guionista de ese esperpento que ha sido su final. Ha sido un triple salto mortal con doble tirabuzón que demuestra claramente que da igual lo que ha pasado el resto de la temporada ¡y de la serie!, todo estaba enfocado a volver a Agrestic-Regrestic para de esa forma justificar la presencia de ciertos personajes y sus relaciones en el episodio final.

    ¿en serio pasan varios años y la relación entre todos los personajes de la serie se queda congelada tal como queda en el episodio 11? WTF? Y es más sangrante cuando nos enteramos con una naturalidad pasmosa de que se les han muerto las parejas a dos de los protagonistas ¿por qué? ¿Qué sentido tiene añadir eso si no se puede usar el drama porque ya ha pasado tiempo como para poder aprovecharlo en la trama del episodio? NINGUNO.

    Y lo peor, no hay cierre de nada, no hay consecuencias de ningún tipo de todo lo que ha pasado la protagonista en las últimas temporadas. No ha cambiado y encima le dan una suerte de final feliz (agridulce pero feliz para sus estándares). Me esperaba mucho más de la temporada, me esperaba un regreso a la esencia de la serie pero se nota que se les acabaron las ideas hace tiempo. Y eso es algo muy grave para una serie que durante 6 temporadas fue capaz de sorprender en cada una de ellas.

    La temporada en si me ha parecido intrascendente, la peor de la serie y sólo salvaría el primer episodio (el del coma) y el 11 por ese regreso a los suburbios, el ambiente natural de la serie y sus personajes y, en consecuencia, el drama. El drama es lo que hacia grande a Weeds para usarlo como base para la comedia. El mismo drama que han abandonado definitivamente desde la temporada anterior para convertir la serie en una comedia de enredo insustancial.

    Después de esto ¿me ha aburrido la serie esta temporada? No, sigue siendo entretenida pero porque le tengo cariño a los personajes y sus situaciones cómicas. Pero es como si le hubieran quitado toda la parte importante y se hubieran quedado con la comedia intrascendente y sin pizca de atrevimiento.

    • Ahí queda eso! Ramón ¿qué querías que le pasase a Nancy? ¿Que acabara en la cárcel? ¿Que alguien la rematara definitivamente? Se queda sola porque todos, menos ella que se aferraba a su último negocio, siguen hacia delante sin necesitarla. Ese es su castigo y, probablemente el más duro de todos. Se supone que su familia la necesitaba pero no (bueno Shane sí pero ya no es un crío), ella les necesitaba a ellos.

      No coincidimos, casi, ni en las series😄

      • Mi queja principal es que siendo la octava temporada, el misterio de quién le había disparado tenía que haber sido la trama central en la temporada. Así hubiera servido para echar una mirada atrás a todo lo que le ha pasado, reencontrarse con personajes y avanzar de forma justificada.

        Lo que han hecho es desarrollar 10 episodios que no afectan para nada al desarrollo de los personajes y en los que no hay nada más que el intento de ganar dinero de forma legal con la marihuana, algo que no afecta absolutamente para nada al final de la serie y es completamente incoherente con el personaje, por cierto.

        En las primeras temporadas de la serie todo lo que pasaba, todas las decisiones de Nancy, tenían consecuencias. En las dos últimas ha sido un desfile en el que los personajes han hecho de todo sin ningún tipo de peligro ni problema real que no resolvieran en un episodio de forma completamente anticlimática.

        Su familia la necesitaba y ya no. Como a cualquier madre. Eso de castigo no tiene nada, es la vida normal de cualquier madre.

  2. Mira, en lo de que la trama de quién había disparado a Nance tenía que haber sido central estamos de acuerdo, de hecho al acabar la séptima pensé que para la octava lo iban hacer así pero se lo ventilaron con un culpable que no pintaba nada.

    Buenos, a nuestras madres siempre las necesitaremos ¿no? Lo que quiero decir es que ella se apegaba más a su familia que al contrario, a Silas le cortaba las alas y Shane se le fue de las manos. Yo creo que sí que ha tenido consecuencias lo que ha hecho en las dos últimas temporadas y quedarse sola es una de ellas.

    Ahora, tuve la esperanza de ver a Elizabeth Perkins al final que hubiese estado bien pero lo mismo ni la llamaron.

  3. Hola, he terminado de ver “Weeds” pero en Netflix me he quedado en la 7ª temporada. Si pudieran ayudarme diciéndome donde puedo conseguir la 8ª temporada estaría muy agradecido, es una serie espectacular.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s