Primera temporada de Scandal

Aviso de spoilers. 

Admito haber empezado a ver “Scandal” por el “brotha” Henry Ian Cusick. Para mi tristeza, su personaje está muy desaprovechado, tanto que en el episodio que no aparece de los siete que forman la primera temporada de esta serie de ABC creada por Shonda Rhimes, no se le echa ni de menos a pesar de que sí se le nombra en una ocasión. No me extraña que se fuera, la verdad.

Claro que, lejos de ser la serie coral que podría ser dada la cantidad de personajes fijos que tiene, el peso de la acción lo lleva Olivia Pope (Kerry Washington), una mujer decidida, brillante en su trabajo en el que es capaz de resolver problemas muy gordos aunque, parece que el más gordo lo tiene ella misma y es que no es fácil estar enamorada del presidente de los Estados Unidos de América y haber huído de la Casa Blanca por ese motivo. Olivia puede llegar a caer verdaderamente mal varias veces aunque también muestra su parte vulnerable.

Olivia Pope fue asesora del presidente y tras dejar su trabajo forma un despacho con otros abogados que le ayudan a resolver casos diversos y a ahorrarles el escándalo a sus clientes. No es una serie de abogados al uso y la trama principal de la misma se centra en una becaria de la Casa Blanca, Amanda Tanner (Liza Weil), que dice haberse quedado embarazada del presidente Fitzgerald Grant (Tony Goldwyn).

Olivia hace que Amanda sea su cliente mientras el periodista Gideon Wallace (Brendan Hines) investiga la historia tratando de conseguir una exclusiva que le de un nombre; el jefe de gabinete, Cyrus Beene (Jeff Perry) intente por todos los medios que la historia no salga a la luz y que Olivia se mantenga alejada de Fitz; y que el propio presidente mantenga la compostura cada vez que ve a su querida Olivia pasearse por la Casa Blanca.

La serie está bien, entretiene lo suficiente para seguirla pero en la primera temporada incluso mejora cuando deja atrás el caso de la semana para centrarse en la trama principal de la que hablo. Amanda muere, la presidencia de Fitz está en peligro y el jefe de gabinete de la vicepresidenta, Billy Chambers (Matt Letscher), acaba siendo una pieza clave en toda la historia, una historia que acaba con una gran revelación de la que espero que en la segunda temporada, que anoche mismo estrenó FOX en España (gran idea esa de empalmar la primera entrega con la segunda), tengamos más noticias.

Una serie recomendable.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s