Smash: La que pudo ser grande y se quedó en irregular

Promo de la primera temporada de la serie Smash

El veintiséis de mayo llegó a su fin la serie “Smash” con un episodio doble del que ya hablé y tras dos temporadas en la midseason de NBC (en España la emite AXN White pero la segunda entrega no ha llegado aún).

“Smash” prometía mucho. Un serie musical en la que se iba a hacer un musical ficticio sobre Marilyn Monroe, papel por el que iban a luchar dos aspirantes: la veterana aunque nunca protagonista Ivy Lynn (Megan Hilty) y la recién llegada Karen Cartwright (Katharine McPhee).

Un musical que iba a ser el primero producido en solitario por Eileen Rand (Anjelica Huston) tras dejar a su marido por infidelidades varias y uno más en la exitosa carrera de la pareja artística Julia Houston (Debra Messing) y Tom Levitt (Christian Borle).

La primera temporada empezó magníficamente aunque, desde el principio, era inevitable pensar que cómo Karen Cartwright le iba a robar el puesto a Ivy Lynn si ella parecía haber nacido para el mismo, mejores dotes musicales aparte.

La disfruté aunque tuvo sus momentos irregulares sobre todo en lo que no se refería a “Bombshell”, el musical, sino a asuntos personales y por ende a personajes sobrantes que no aportaban nada a la serie. Pero esos fallos quedaban eclipsados sobre todo por las fantásticas canciones originales y algunas versiones que llenaban cada episodio y por el trabajo de algunos miembros del reparto (la propia Megan Hilty, Jack Davenport, Debra Messing, Christian Borle y Anjelica Huston).

Promo de Smash primera temporada

Al acabar la primera entrega se anunciaron bastantes cambios, y es que los personajes sobrantes, a excepción de Michael Swift (Will Chase) al que nunca debieron quitar, desaparecieron. Pero “Smash” pasó de centrarse en la preparación de “Bombshell” y en la lucha Karen-Ivy por el papel, que ganó la primera incomprensiblemente; para pasar a mostrar otro musical que se eregiría como competencia del primero, “Hit List”.

Y así, Karen, más cansina que nunca, se hace amiga de dos chicos con sueños de Broadway como ella, Jimmy Collins (Jeremy Jordan) y Kyle Bishop (Andy Mientus), y deja “Bombshell” para hacer “Hit List”. Así, Ivy vuelve al primero para iniciar una nueva competencia con Karen.

He de decir, me parece que ya lo dije en su día al hablar sobre la segunda temporada, que las canciones de “Hit List” eran muy buenas pero ¿por qué desviar la atención con otro musical? ¿Se les acabaron las ideas para seguir explotando lo que tenían en “Bombshell”? Claro que cambiar a la creadora de la serie y showrunner Theresa Rebeck al finalizar la primera temporada, es la respuesta clara a mi pregunta.

Jennifer Hudson y Katharine McPhee en la segunda temporada de Smash

Al tridente Karen-Jimmy-Kyle se unió Derek Wills (Jack Davenport) para darle algo de fuerza porque ¡vaya tres! Con Karen más cansina que nunca, porque en la primera temporada ni tan mal aunque siempre he sido del Team Ivy, y encima poniéndole ojitos a Jimmy, un personable abofeteable totalmente y con un Kyle marioneta aunque mejoró mucho al final el personaje, necesitaban a un tipo tan interesante y canalla como Derek para ponerles las pilas. Al menos tuvieron la deferencia de que Karen y Derek no tuvieran ningún momento íntimo porque la tensión sexual no resuelta la dejaron caer desde la primera entrega.

“Hit List” me daba bastante igual, sí. Pero en el otro bando… O en el mismo porque acaba echándoles una mano, hicieron que Julia se convirtiera en una caricatura de ella misma. Menos mal que la cosa se arregló hacia el final, incluso con Tom.

Con muchos más números de “Hit List” que de “Bombshell” se llegó a un episodio doble a modo de season finale con las nominaciones a los Tony y la entrega de premios donde, repito, se hizo justicia.

La segunda entrega fue irregular con un buen arranque, otros episodios de menos interés, y una buena recta final y una season finale que sirvió de buen cierre para la serie.

Megan Hilty como Ivy Lyn en el 2x12 de Smash

La verdad es que “Smash” prometía mucho pero se ha quedado en una serie irregular. Me dio nostalgia el último episodio porque, a pesar de sus fallos, y no dar de sí lo que podría haber dado, la he disfrutado y me da algo de pena que haya finalizado aunque por cómo ha ido creo que una nueva entrega no la hubiese mejorado.

La recordaré, sí, sobre todo por su música. Hasta siempre “Smash”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s