Segunda temporada de Scandal

Reparto de la segunda temporada de Scandal

Cuando finalizó en FOX España la primera temporada de la serie “Scandal” ya dije que me parecía una serie recomendable. Vista la segunda seguida en el mismo canal, que finalizó su emisión el martes, me reafirmo en lo dicho. “Scandal” es una serie que hay que ver porque aunque se pasan con el tema Olivia (Kerry Washington)-Fitz (Tony Goldwyn), tiene unas intrigas y ramas políticas entretenidas.

A partir de aquí spoilers.

Al igual que en la primera entrega, la segunda se inició con una serie de casos episódicos y el principal, todo lo relacionado con Defiance y el amaño de las elecciones ganadas por Fitzgerald Grant sin él saberlo. Después hubo un topo que no se descubre hasta el penúltimo episodio y que volvió a ser el maloso de la primera entrega, Billy Chambers (Matt Letscher), algo que no esperaba, y también espías que han puesto varias vidas en peligro, la de James (Dan Bucatinsky), la de Huck (Guillermo Díaz) o la de la propia Olivia; o que han salvado alguna.

Hollis Doyle (Gregg Henry) pasó de ser el malo de turno dentro de un mundo lleno de malos, porque os actos de la Pope y compañía son muy reprochables, a cliente de Pope y Asociados; y si en la primera temporada parecía que Quinn Perkins (Katie Lowes) no pintaba mucho, al volver a ser Lindsay y trabajar codo a codo con Huck se ha vuelto como él… o peor. Tal vez tenga una pequeña psicópata en su interior.

El mejor, para mí, Cyrus Beene (Jeff Perry), el que ha tenido grandes escenas durante toda la temporada y al que tras darle un infarto no duda en coger el móvil para arreglar los entuertos ni en decir verdades a la cara de Fitz o de Olivia para que espabilen. Y es que su amor parece de colegiales más que otra cosa, aunque claro está que en política mucho, por no decir todo, es apariencia y lo de que la “gladiadora” Pope se convierta en la Primera Dama negra de Fitzgerald Grant parece muy utópico. Además, si eso pasara “Scandal” no tendría razón de ser. Al fin y al cabo ya ha habido mucha tensión sexual resuelta… Con Fitz o incluso con Noel Jake (Scott Foley), que todos parecen ir detrás de Olivia.

No puedo acabar sin mencionar a Mellie Grant (Bellamy Young), la esposa cornuda, la Jackie Kennedy de su tiempo que perdona a Fitz porque, a) puede quererle, b) por no ser humillada y c) por el poder porque ya dijo claramente que aspira a mucho en política. Ahora, ese perdón al final de la season finale…

Y, con cliffhanger nos dejan porque ahora resulta que el jefe de los espías es el padre de la señorita Pope.

Promo de la segunda temporada de Scandal

Fin de los spoilers.

¿Qué va a pasar en la tercera temporada? Habrá que verlo porque la mayoría serán malos malísimos, gente con la que no podrías hacer migas porque son capaces de venderte por sus propios intereses, a excepción de David Rossen (Joshua Malina) visto lo visto, pero Shonda Rhimes ha creado una serie política realmente interesante con giros por doquier y cliffhangers que te dejan con el WTF en la boca.

“Scandal”, ya espero impaciente tu tercera temporada. Por cierto… ¿y lo que mola ver a los padres de Meredith Grey juntos y discutiendo?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s