Drama, amor, desamor y muerte en el inicio de la décima temporada de Anatomía de Grey

Promo del 10x01 de Anatomía de Grey

FOX España ha vuelto a incluir “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy) en su contenedor de series en versión original subtitulada de los domingos y, para suerte de quienes seguimos la serie a través del canal, la primera dosis fue triple para ponernos al día con la emisión en Estados Unidos.

Esperaba con muchas ganas la vuelta de la serie porque son muchos años con ella, ocho si no me equivoco, y la verdad es que aunque crea que deben cerrarla ya, y después diré por qué, “Anatomía de Grey” sigue en forma por más que de vueltas como una peonza sobre lo mismo. Pero al final ¿no queremos seguir las historias de sus personajes? Se le puede perdonar que se repita como el ajo, yo se lo perdono.

Y a partir de aquí, spoilers, así que si no has llegado al 10×03 mejor que no sigas leyendo.

Para no quedarse corta en dramatismo y catástrofes respecto a otras season finale, la novena temporada de la serie acabó con una tormenta, tanto fuera, con innumerables heridos que llegaron al Grey-Sloan Memorial, como dentro con rupturas y remordimientos. También hubo un nacimiento, Bailey el hijo de Meredith (Ellen Pompeo) y Derek (Patrick Dempsey), llamado así en honor a quien ayudó a traerle al mundo; y un cliffhanger ya que Richard (James Pickens Jr.) se quedó electrocutado sin que nadie lo supiera.

Parecía muy claro que Richard iba a morir… Pero creo que nos equivocamos todos y Shonda Rhimes nos metió un gol. Tina Majorino era la única que no había renovado su contrato y además se anunció que iba a hacer otra serie y de ahí que la residente Heather Brooks cayera fulminada al descubrir a Webber. No fue una de las muertes dramáticas e incluso me pareció más triste que ni quienes parecían sus amigos no pudieran decir casi nada bueno sobre ella.

El hospital habrá cambiado de nombre pero la muerte, por supuesto, le sigue visitando. Los estragos de la tormenta se dejaron notar en la cantidad de heridos que siguieron llegando y con esa historia de los bomberos que no encontraban a sus compañeros, o de la señora que se convirtió en heroína y que no dejaba de preguntar por su casa.

También estuvo la parte de Richard al que Bailey (Chandra Wilson) quería operar sin que Cristina (Sandra Oh) estuviera de acuerdo. ¿A quién tenía en su testamento vital? A Meredith que tuvo que decidir. Increíble fue que la madre de Jackson (Debbie Allen) hiciera que Bailey, la otrora “nazi”, dejase de operar a Webber con sus gritos. Y al final, Richard vive pero echándole en cara a Mer que tenga que alimentarse por una sonda y diciéndole que la eligió porque pensó que era la indicada pero que se equivocó.

Pero claro, “Anatomía de Grey” es serie médica y serie culebronesca a partes iguales así que tenían que centrarse en esas historias personales que, suele ser lo que más disfruto. April (Sarah Drew) habla con Jackson (Jesse Williams) pero este la rechaza, era de esperar, por lo que ella decide dar el sí quiero a quien se lo propuso.

Meredith y Derek se cogen la baja maternal y paternal y solo quieren dormir porque el pequeño Bailey no les deja. Tienen una ayuda que no esperaban, Callie (Sara Ramírez), que acaba en su casa después de que se va de la suya con su hija y de que Cristina le diga a Meredith que es su amiga y que no pueden dejar que acabe en un hotel.

Callie abandona su hogar después de contarles a todos que Arizona (Jessica Capshaw) le puso los cuernos y Arizona le acaba llamando ladrona de bebés. ¿Qué más les puede pasar a estas dos? Ahora mismo que luchen por la custodia de Sofia aunque… espero que vuelvan.

¿Y Cristina y Owen (Kevin McKidd)? Habían roto pero vuelven a enrollarse y ella decide que no pueden seguir así y que deben ver a otras personas. Al menos Alex (Justin Chambers) ha encontrado en Jo (Camilla Luddington) alguien con quien ser feliz.

Y, decía antes que “Anatomía de Grey” debería acabar tras la décima temporada porque, aunque sigan siendo capaces de hacer capitulazos dramáticos, ¿qué más puede pasarles ya? Y, yéndose Sandra Oh al final de la temporada, espero que no matándola que eso es muy del estilo Shonda a pesar de que no matara a la puñetera Izzie Stevens, particularmente no concibo la serie sin ella y menos tras estos tres primeros episodios. Si hay alguien que ha evolucionado ha sido ella.

 

 

Un comentario en “Drama, amor, desamor y muerte en el inicio de la décima temporada de Anatomía de Grey

  1. Pingback: El adiós de Cristina marca la buena décima entrega de Anatomía de Grey | Diario de una Teléfila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s