Qué grande eres Cristina Yang

Sandra Oh como Cristina Yang en Anatomía de Grey

Cristina Yang, personaje que durante 220 episodios ha interpretado la actriz canadiense Sandra Oh, llegó a la pequeña pantalla un 27 de marzo en la estadounidense ABC de la mano de su creadora Shonda Rhimes, aunque en España tuvimos ocasión de empezar a seguir las andanzas de la doctora Yang un 10 de noviembre del mismo año cuando FOX comenzó a emitir la primera entrega de “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy).

Aquel episodio llamado como un disco, una canción y una película de The Beatles, “A Hard’s Day Night” (La Noche de un Duro Día) nos presentó a los residentes del hospital Seattle Grey con Meredith Grey (Ellen Pompeo) a la cabeza, aunque por cabeza de cartel que Mer sea, no hay que restarle un ápice como protagonista a Cristina Yang y eso que estoy hablando de una serie coral.

La doctora Yang no es de esos personajes que te caigan bien a la primera, al contrario, es de esos personajes a los que cuesta cogerlos con ganas desde el principio por factores varios, en el caso de Cristina por su actitud probablemente, pero lo bueno es que poco a poco sin que te des cuenta te van conquistando no solo porque están brillantemente escritos sino porque quienes los interpretan no son menos brillantes.https://diariodeunatelefila.files.wordpress.com/2014/05/sandra-oh-ellen-pompeo-anatomia-de-grey.jpg

“Anatomía de Grey” empezó como una serie de midseason cuya temporada solamente contó con nueve episodios y desde entonces, desde ese 2005, ABC no ha dejado de renovarla. Hasta el jueves pasado, en mi caso hasta el lunes cuando vi la finale en FOX España de la décima temporada, hemos disfrutado de la gran interpretación de Sandra Oh como Cristina Yang, el probablemente mejor personaje de la serie y el que sin ninguna duda al respecto, más ha evolucionado en las diez entregas en las que hemos disfrutado de él, en esos 220 episodios que decía antes en los que Sandra Oh ha aparecido.

La doctora Yang empezó siendo una residente que iba a lo que iba, tenía muy claro que quería ser cardiocirujana pero no una cualquiera, sino la mejor y lo logró aunque se perdiera cosas por el camino porque lograr lo que uno quiere no es fácil, ni en la realidad ni muchas veces en la ficción (que es más interesante que tener historias felicianas donde los protagonistas siempre salen ganando). Porque Yang era dura, parecía ni sentir ni padecer y aunque encontró en Meredith a su persona y en Burke (Isaiah Washington) a su mejor mentor, le costaba expresar lo que sentía y a veces quedaba como una inadaptada social. Y que a nadie se le ocurriera ni verla llorar ni mucho menos tratar de darle un abrazo.

Pero esa coraza, aunque no por completo, se fue rompiendo poco a poco hasta llegar a su última temporada en la que la doctora Yang tuvo muchas escenas de colegueo con personas con las que nunca antes las había tenido, caso de Arizona (Jessica Capshaw) por ejemplo cuando le dio las gracias por sus gritos tras el accidente.

Sandra Oh y Kevin McKidd en Anatomía de Grey

Durante diez temporadas hemos visto la evolución de Cristina como médico pero sobre todo como persona. La hemos visto llorando desconsoladamente cuando Burke la dejó plantada ante el altar. La vimos sufrir al perder a O’Malley (T. R. Knight), enamorarse de Owen (Kevin McKidd) en la que ha sido una de las relaciones más bonitas de la serie, mantener la compostura tras el accidente de avión y después en estado de shock por lo sufrido, ofrecer su vida por la de Derek y también ser la persona de Meredith y todo lo que eso ha significado durante tanto tiempo, incluso la vimos referirse al Seattle Mercy West como el Seattle Mercy Death (Seattle Mercy Muerte) por todo lo que sucedía a su alrededor. Pero también la hemos visto salvar muchas vidas y ser pionera en varias operaciones.

Hasta llegar a “Fear (of Unknown)”, el último episodio de la décima temporada de “Anatomía de Grey”, ese en el que se acordó de los que no estaban, en el que quiso hacer su última operación antes de marcharse a Zurich, en el que nos dejó claro que se había despedido muchas veces de Owen antes de hacerlo definitivamente a través del cristal del quirófano, en el que se acordó de cuando fue a comprar una mesa con Callie (Sara Ramírez) cuando eran compañeras de piso o en el que dio abrazos como nunca antes había dado. Pero sobre todo ese en el que ella misma narró y en el que bailó, por última vez con su persona, con Meredith quien le tuvo que decir que la quería porque era lo que Cristina esperaba aunque ella nunca se lo hubiera dicho.

220 episodios, diez temporadas, brillantes momentos y una grande, Cristina Yang. Nos quedamos sin ella en “Anatomía de Grey” y se la echará de menos, pero a quien también echaremos de menos será a quien le ha dado vida todo este tiempo, Sandra Oh una muy buena actriz a la que espero que fichen pronto para otro proyecto y que la tengan en cuenta para los Emmy de 2014 porque se merecería ganar uno.

¡Qué grande eres Cristina Yang!

6 comentarios en “Qué grande eres Cristina Yang

    • Yo he tardado años en ver que era el mío. Pero siempre lo será, no creo que nadie la supere en los dos años que le quedan a la serie (pronóstico desde ya).

  1. Qué más vamos a decir si todo lo has dicho, así, yo no veré el ultimo episodio hasta el próximo lunes, se que sufriré su partida, de ambas!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s