Intrigas políticas, espionaje, terrorismo y amoríos en la tercera temporada de Scandal

Tony Goldwyn, Scott Foley y Kerry Washington en la tercera temporada de Scandal

Olivia: ¿Cómo hemos llegado a ser así? ¿Cuándo dejamos de ser personas?

Cyrus: ¿Alguna vez fuimos personas? ¿O servir al placer del presidente nos ayudó a quitarnos nuestras pieles y desenmascararnos como los monstruos que realmente somos?

Este diálogo que Olivia Pope (Kerry Washington) y Cyrus Beene (Jeff Perry) muestra a la perfección parte de lo que ha sido la tercera temporada de “Scandal”, que harta de esperar a que FOX España se dignara a emitir he acabado viéndola en cuatro jornadas. Porque sí, la serie creada por Shonda Rhimes será rocambolesca y dará más giros argumentales que una peonza pero entretenida y disfrutable lo es y con la tercera temporada lo han demostrado y han hecho una historia tan inverosímil como enganchadora.

Todas las temporadas de “Scandal” han empezado igual, con la serie siendo una especie de procedimental en el que Olivia Pope y Asociados tenía que resolver los trapos sucios de alguna persona importante en Washington. La tercera no ha sido menos y la protagonista, porque todo gira en torno a ella y hasta lo admite, empezó con algunos clientes y hasta yendo contra la Casa Blanca para acabar donde parece pertenecer por lo que cualquier día veremos un cartel en el que ponga “Olivia Pope for President” porque es lo que le falta.

A partir de aquí spoilers a tutiplén de la tercera temporada de la serie.

Promo de la tercera temporada de Scandal

Si en la última escena de la segunda temporada de la serie de ABC la prensa acechaba a Olivia porque se filtró que era la amante del Presidente, también conocimos a su padre, Elijah o Rowan Pope (Joe Morton) un tipo que dirige esa agencia secreta de la que casi todo el mundo acabará hablando, el B613, para la que Huck (Guillermo Díaz) trabajó en su día al igual que Jake Ballard (Scott Foley). Un tipo que se toma todo el crédito de lo que ha llegado a ser Olivia y que acabó encerrando a su madre, Maya (Khandi Alexander), veintidós años fingiendo que había muerto en un accidente de avión.

Y como Olivia está en el centro de todo, su madre resulta que era una espía que vendía información al mejor postor que nunca había estado enamorada de su padre al que engañó durante años; y el avión en el que supuestamente estaba había derribado Fitz (Tony Goldwyn). Oh, culebronesco total… Pero efectivo para todo lo que nos han contado en dieciocho episodios.

Bellamy Young en la tercera temporada de Scandal

Los dimes y diretes de Liv y Fitz siguen llenado muchos minutos de pantalla en “Scandal”, un amor apasionado que tiene algo de prohibido pero sobre todo mucho de atormentado porque no pueden estar juntos aunque se quieran. Hasta Mellie (Bellamy Young) ha acabado por comprender que Fitz es mejor cuando Olivia está con él. Claro que mucho querrá la señorita Pope al Presidente Grant pero no acaba dejando clara su postura sobre lo que siente por Jake a quien no le importa nada que juegue con él porque también la quiere.

Por si fuera poco, Mellie se lía con quien lleva enamorado de ella doce años, quien postula para vicepresidente, Andrew Nichols (John Tenney) y al que contó su secreto de que había sido violada por el padre de Fitz, momento en el que su relación se enfrió hasta tal punto que su marido admite haberse fijado en otras personas porque ella no quería ni tocarle.

Esto de culebronesco tiene mucho, tanto que hasta Huck y la psicópata-matarife Quinn (Katie Lowes) acaban montándoselo en el despacho al lado de la sangre de padre de Olivia. Uf, eso ha sido demasiado pero el papel de la espía Quinn ha estado bastante bien.

Jeff Perry y Dan Bucatinsky en la tercera temporada de Scandal

Porque espías han habido muchos en la tercera temporada de “Scandal” y terroristas que querían acabar con la vida del presidente y que casi acaban con la de la vicepresidenta Sally Langston (Kate Burton) quien llamó a Cyrus para confesar que había cometido un pecado, matar a su marido Daniel Douglas (Jack Coleman), al que siempre se refería por ese nombre. Un Cyrus que es el centro de todas las tormentas, el que esconde trapos sucios, el que quiere sacar los de los demás, el que queda viudo porque a su pobre marido, James Novak (Dan Bucatinsky), lo mata Jake Ballard, quien en un bonito gesto esperó a su lado a que muriera. Y todo por el bien de la República, una República en la que cuya capital está salpicada de escándalos por doquier, de asesinos, de espías y de terroristas porque la madre de Olivia resulta que acaba siéndolo y el hijo de Fitz y Mellie acaba muerto por su culpa.

Pero ¿para qué iba el padre de Olivia a deshacerse de su mujer siendo un activo tan valioso? Pues no, mientras su hija se marcha con Jake porque ambos quieren dejar todo atrás, Rowan mete a Maya en el agujero, el famoso agujero en el que su super grupo secreto reprograma el cerebro de quienes en él entran.

Y todo a la vez que en la Casa Blanca un destrozado Fitz tiene que dar su discurso por haber ganado unas elecciones que hasta el asesinato de su hijo daba por perdidas frente a Sally Langston, ganadas a diferencia de las primeras limpiamente… O eso cree él porque una vez más no ha sido así.

Kate Burton en la tercera temporada de Scandal

La agencia de Rowan volverá a dar caña, la historia de la madre de Liv tiene que seguir y esta y Jake acabarán volviendo quién sabe por qué. Tal vez porque Harrison (Columbus Short), ese personaje totalmente prescindible, haya desaparecido; tal vez porque Abby (Darby Stanchfield) sea buena resolviendo problemas pero no la mejor; o quizás para ayudar a David (Joshua Malina) acabar con el B613 de una vez por todas.

Fin de los spoilers.

Inverosímil, rocambolesca, previsible en ciertos aspectos y con más malos malísimos por metro cuadrado que cualquier episodio de un procedimental policíaco “Scandal” nos ha dado en su tercera temporada intrigas políticas, espías, terroristas y amoríos varios.

Joe Morton y Khandi Alexander en la tercera temporada de Scandal

Podemos esperar más de lo mismo en la cuarta pero por rocambolesca y por giros y giros que de, hay algo muy claro, que es una buena serie y que está muy bien interpretada, donde tengo que resaltar por encima de los demás a Jeff Perry a quien parece que en todos los episodios le va a dar un ataque al corazón; a Bellamy Young porque menuda interpretación que hace siendo contenida cuando tiene que serlo y sacando todo de dentro cuando tiene que hacerlo; a Kate Burton que vaya papelón que le ha tocado hacer esta temporada; a Tony Goldwyn que como presidente nunca sabremos de lo que es capaz porque “Scandal” no es una serie donde importe lo que haga el Presidente a nivel político pero que borda su personaje; y a Kerry Washington que aunque a veces den ganas de estrangular a Olivia Pope, es capaz de ser dulce y una bruja (por no decir algo más fuerte) en un mismo episodio. Ahora, destaco mucho la presencia de Joe Morton quien me impresionó desde el primer episodio de la temporada y la siempre genial Khandi Alexander.

Larga vida a “Scandal”.

Anuncios

4 comentarios en “Intrigas políticas, espionaje, terrorismo y amoríos en la tercera temporada de Scandal

  1. Hola, no he leído a fondo todo porque todavía no he terminado de ver la tercera temporada y no quiero que me la destripes! en cualquier caso, me ha encantado lo que he leído, muchas gracias por tu análisis! Ayer vi y borré un episodio en el que Olivia citaba a Rowan para preguntarle como a un padre qué sentido tiene todo si todos son maléficos en sus actuaciones. Me quedé tan impactada que hoy me gustaría transcribirlo porque la respuesta de Rowan es mundial. Sabes si hay algún sitio donde estén los diálogos de la serie? No estoy segura de qué episodio es tampoco, más del 10 y menos del 15. Vi varios. De nuevo muchas gracias!

    • Hola Lila:

      No, mejor no sigas leyendo y menos donde hay spoilers para no estropearte nada. Gracias por tu comentario y te puedo decir que hay páginas con guiones como esta donde te enlazo a los de “Scandal” directamente. Si no, siempre puedes buscar por subtítulos como en esta

  2. Guau, muchas gracias. Ya he localizado el diálogo Pope & Pope, es en el 3.14, Kiss Kiss Bang Bang. Mundial, la malignidad merecedora de la redención por mano de Olivia. Por fin ya me he podido leer entero tu texto, eres una genia de la síntesis y, como soy adicta a algunas series, con permiso te voy a seguir. Un abrazo!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s