Tras nueve años en antena, Aída llegó a su fin

Miren Ibarguren y Pepe Viyuela en el final de Aída

Hace muchos años que dejé de ver la serie “Aída”, ese spin off de la fantástica “7 Vidas” que tomó prestado al personaje de la otrora chacha Aída García interpretado por la genial Carmen Machi, quien abandonó la serie tras la sexta temporada, apareciendo en seis episodios más después. La dejé de ver porque “Aída” empezó siendo divertida, con un buen elenco y unos personajes que no estaban mal y que en su mayoría resultaban graciosos que al fin y al cabo de eso se trataba, de reírse, pero llegó un punto en el que creo que empezaron a abusar del humor burdo y ahí es cuando en mi casa hicimos eso del “apaga y vámonos”.

Pero cuando has visto un puñado de temporadas de una serie que en el fondo recuerdas con cariño por los buenos momentos proporcionados antes de los malos y por traer al mapa a un grande como el Luisma (Paco León), había cierta curiosidad por ver el episodio final. ¿Cómo iban a cerrar “Aída”? Dignamente lo han hecho, no como sucedió con “7 Vidas” que en vez de terminar con el brillante episodio 200, aquel que grabaron en directo, la cadena la alargó cuatro episodios más para darnos un final sin más.

Melani Olivares y Paco León en el final de Aída

Pero vuelvo con “Aída” que es la protagonista del post. Como digo hace mucho que no la veía, ni siquiera sabía que Ana Polvorosa, quien hacía de Lorena, la hija mediana de Aída, había dejado la serie, y nunca había visto a Miren Ibarguren hacer de Soraya, su hija mayor. Ciertamente el episodio me recordó en parte por qué había dejado de ver la serie, aunque admito que en su conjunto lo disfruté mucho por cómo de buena fue la despedida, con boda (o bodas) incluidas y reencuentros como los de Aída, Lore o Toni (Secun de la Rosa), que se pasaron por el último episodio en plan cameo.

El Luisma y Paz (Melani Olivares) tienen sus más y sus menos en el episodio pero acaban juntos, no podía haberlo imaginado de otra manera. Soraya me pareció un mal calco de su madre pero con histérica mala leche, Chema (Pepe Viyuela) no cambió en todo el tiempo que no vi la serie, fue genial ver que Machu Pichu tenía un nombre, Oswaldo (Óscar Reyes) y cambiadísimos estaban los antes niños de la serie: el Jonathan (David Castillo) y quien se volviera inaguantable para mí en su día, Fidel (Eduardo Casanova). Eso sí, Mauricio Colmenero (Mariano Peña) me pareció aún más extremo en sus bromas pesadas y sus comentarios gruesos.

Carmen Machi en el final de Aída

Estrenada el 16 de enero de 2005 en Telecinco y creada por Nacho García Velilla, “Aída” se ha convertido en una de las ficciones más longevas de la televisión española con diez temporadas en antena y 237 episodios emitidos. Se llevó varios premios y siempre tuvo buena audiencia. Para mí perdió en calidad, pero es admirable cómo se ha mantenido tanto tiempo en pantalla y los millones de espectadores que la han seguido. No todas las series pueden acabar por todo lo alto y “Aída” lo ha logrado.

Los personajes del ficticio barrio madrileño Esperanza Sur han dicho adiós y de muy buena forma, como decía, porque la trama de la boda estuvo divertida y la última escena como cierre fue muy buena. Indudablemente, “Aída” es parte por derecho propio de la historia de las series de televisión en España.

2 comentarios en “Tras nueve años en antena, Aída llegó a su fin

  1. Me pasa un poco lo mismo. Dejé de ver “Aída” hace bastante tiempo pero no pude evitar asomarme a ese último episodio para ver cómo se despedían los vecinos de Esperanza Sur. Como despedida fue agradable, quizá más emotiva que graciosa, pero funcionaba para poner una sonrisa después de tantos años.
    No echaré de menos “Aída” y en cambio sí que empiezo a echar en falta la presencia de una sitcom como tal en el panorama nacional. Puede que el tiempo de “7 vidas” y “Aída” haya pasado ya y que los últimos intentos por esa vía no hayan funcionado (“Fenómenos”, “Los quién”, “Casi perfectos”… quizá todos demasiado calcados a los dos grandes referentes), pero parece que la comedia de situación española se ha esfumado demasiado rápido, sin ni siquiera un intento de reconversión. No sé, espero que alguna vez se retome y se innove esta misma fórmula como los americanos tan bien están sabiendo hacer.

    • Estoy de acuerdo contigo. Vale que desde hace años estoy desenganchada a las series españolas en general, pero sí que se nota que en drama se lo están currando mucho más que en comedia. Ahora, para mí, “7 Vidas” dejó el listón muy alto en su momento y nadie le ha llegado a la altura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s