Segunda temporada de Masterchef Australia, ¡qué vicio!

Top 10 de la segunda temporada de Masterchef Australia

Iba a haber escrito este post hace tiempo pero decidí dejarlo para cuando pudiera ver la final de “Masterchef Australia” cuya segunda edición emitió Cosmopolitan en España entre marzo y junio. Tan enganchada estaba que conté los programas antes de marchar de vacaciones para ver si vería la final y un largo “no” salió de mi boca cuando me di cuenta de que me iba a ir sin haber visto el último, la final. Pero lo grabé, claro, y ya lo he visionado.

Me había tragado un spoiler (maldita Wikipedia) y supe de antemano que Adam podía ser el ganador del concurso como así acabó siendo. No era mi favorito, pero quienes quería que ganaran fueron cayendo casi de forma consecutiva. Marion, a quienes todos sus compañeros parecían dar por ganadora primero, Jonathan después y Claire al final a las puertas de poder enfrentarse o con el más joven de la edición, Callum que demostró que era más que especialista en postres, y Adam.

No vi toda la temporada, pero poco me faltó, y es que la pillé empezada una noche en que me senté a cenar frente a la televisión justo para ver la primera eliminación de los 24 mejores chefs de la entrega. ¡Qué vicio! Porque la verdad es que la edición australiana del concurso es muy ágil, la edición ayuda mucho a que lo sea y es que cada programa dura entre 45 minutos y una hora.

Gary, George y Matt, jueces de Masterchef Australia

Los concursantes la verdad es que eran bastante simpáticos en su mayoría y me he hecho muy fan del jurado. George Calombaris y Gary Mehigan son dos chefs que como maestros de ceremonias hacen un muy buen papel, siendo divertidos cuando deben serlo, serios cuando algo no les gusta pero sin llegar nunca al menosprecio insultante y que además tenían muy buen rollo con todos los concursantes. Matt Preston, el crítico gastronómico de unos dos metros de altura que le impondría a cualquiera resultó ser también un buen tío cuyas valoraciones a veces eran sorprendentes.

El camino a la final fue emocionante aunque no me parece justo que algunos fueran eliminados en pruebas de habilidades básicas y otros teniendo que cocinar platos más elaborados, ni que quien resultó ganar lograse un pin de inmunidad derrotando a un compañero, no a un chef famoso como solamente logró Marion. Y la final, intrigante aunque me oliera que había leído bien el spoiler, y con emoción también. Fue un muy buen punto, además, que la última masterclass de George y Gary fuera de varios concursantes haciendo ellos de pinches, y que todos estuvieran presentes animando a Callum y Adam.

Masterchef Australia y Masterchef España, que ya critiqué en su día son como el agua y el aceite, el primero es muy entretenido, está bien hecho y los jueces hacen un gran trabajo en todas sus facetas: mentores, críticos y cocineros; el segundo, cuya segunda temporada acaba este miércoles. hace aguas por muchos sitios y hasta les han salido concursantes rebeldes con causa que se han empezado a quejar de cosas extrañas que han vivido.

Eso sí, Cosmpolitan empezó la tercera temporada de Masterchef Australia, correspondiente a 2011, cuando inicié mis vacaciones y al volver sí que vi un programa, pero decidí que no estaba para ver otros casi 200 programas. Eso sí, probablemente retome el programa en la cuarta entrega que después, si no leí mal hay una con concursantes de las otras ediciones y eso hay que verlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s