Game Change, la carrera repúblicana por la Casa Blanca de 2008

Poster de Game Change

Como pasa en todas las elecciones presidenciales, siempre hay una campaña previa para que los candidatos den mítines, hagan promesas que cumplirán o no, se metan los unos con los otros, se sometan a las preguntas de los periodistas o se midan en debates.

En enero de 2010 llegó a las librerías estadounidenses el libro “Game Change: Obama and the Clintons, McCain and Palin, and the Race of a Lifetime” escrito por los periodistas políticos John Heilemann y Mark Halperin sobre la carrera por la Casa Blanca en las elecciones de 2008 cuando Barack Obama fue proclamado Presidente haciendo historia por el hecho de ser el primero afroamericano.

En marzo de 2012 HBO estrenó en Estados Unidos la tv movie “Game Change”, adaptada del mencionado libro por Danny Strong y dirigida por Jay Roach. A diferencia del libro, la película únicamente se centra en la campaña republicana en cuanto los consejeros del senador John McCain (Ed Harris) dan con la gobernadora de Alaska, Sarah Palin (Julianne Moore), para que sea su pareja electoral en la recta final de la campaña que en ese momento iban perdiendo.

Ed Harris y Julianne Moore en Game Change

¿Quién no ha oído hablar de Sarah Palin? Hasta se hizo mundialmente famosa por la fantástica imitación de la gran Tina Fey en el Saturday Night Live porque la gobernadora daba mucho juego y eso es innegable aún más tras visionar “Game Change”.

Sarah Palin podría hacerlo bien en su estado, no lo sé y tampoco lo pongo en duda, se la retrata como una mujer preocupada por Alaska y también por su numerosa familia. Fiel a sus creencias, no dudó en apoyar a John McCain al que consideraba un gran hombre. Pero a Sarah Palin esta nominación a la vicepresidencia de Estados Unidos le quedaba muy grande y todo ello se va mostrando en el filme poco a poco porque a pesar de que pudiera ser considerada como una estrella del rock cuando lograba dar la vuelta a las respuestas y atacar a quienes la entrevistaban en ocasiones, lo cierto es que cuando no lo hacía quedaba como una ignorante y, lo que es peor, hacía que se restaran puntos a la campaña de McCain.

No es que nos muestren a una mujer totalmente ignorante, supuestamente sabía de energía y ese era su punto fuerte, pero sí que en el filme se ven algunas de sus lagunas, por decirlo así suavemente. Por ejemplo, le tuvieron que dar lecciones de dónde estaban situados los países en el mundo, por ejemplo Alemania; no sabía que había dos Coreas ni por qué estaban separadas y, lo que es aún más grave, pensaba que su país estaba en Iraq porque Sadam Hussein era el culpable del 11-S.

Julianne Moore en Game Change

La señora Palin también pasó por una crisis y después cuando consiguieron prepararla para un debate con Biden, O’Biden le llamaba ella porque pensaba que se llamaba así, el candidato para la vicepresidencia de Barack Obama, se le subieron los ánimos y en algún momento acabó por decidir que iba a hacer lo que le diera la gana. En realidad hay momentos en los que el personaje da pena y no puedes sentir más que simpatía.

Hay que decir que “Game Change” no nos pinta a una estúpida tampoco, sino a una persona que no estaba preparada y que cuando se sentía abrumada no daba pie con bola. Sarah Palin no era la adecuada y ni siquiera los asesores de McCain acabaron creyendo en ella. Ahora, qué partes de ficción y realidad hay en todo esto, fallos aparte que para verlos solo hay que buscar pruebas en YouTube, lo sabrán quienes vivieron esa campaña.

A pesar de que Sarah Palin sea el tema central básicamente y ese cambio de juego al que se refiere el título de la película, porque es lo que esperaban los asesores de John McCain que sucediera, están muy bien los momentos del senador que se muestran que hacen que veamos un hombre íntegro que no pretendía hacer una campaña sucia aunque al final tuvo que jugar alguna baza con la que no estaba demasiado de acuerdo.

Me ha gustado mucho la tv movie, creo que narra un tema interesante y con un ritmo muy bueno de principio a fin.El guión está muy bien pero las interpretaciones son fantásticas, no menos las caracterizaciones. Julianne Moore está, simplemente, de diez. Ves a Sarah Palin todo el rato y te olvidas de la actriz por completo lo que dice mucho de la capacidad de Moore. Ed Harris, genial también y no menos Woody Harrelson. No me olvido de Sarah Paulson que tiene muy buenos momentos en el papel de Nicolle Wallace, la directora de comunicaciones de Palin.

Sarah Paulson y Woody Harrelson en Game Change

“Game Change” arrasó en los Emmy de 2012 con cuatro premios de siete nominaciones, incluyendo el de Mejor Miniserie o TV Movie, Mejor Actriz de Miniserie o TV Movie y Mejor Guión de Miniserie o TV Movie; logrando además tres Globos de Oro en 2013 a la Mejor Miniserie o TV Movie, Mejor Actriz de Miniserie o TV Movie y Mejor Actor de Reparto en Miniserie o TV Movie para Ed Harris.

Muy recomendable si encontráis el tema político medianamente interesante.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s