Revisionando Las Chicas de Hoy en Día, una de las mejores series españolas de todos los tiempos

 

Carmen Conesa y Diana Peñalver en Las Chicas de Hoy en Día

Foto: TVE

Vi “Las Chicas de Hoy en Día” de pequeña. No era una serie para mi edad por aquel entonces cuando TVE la estrenó el 16 de septiembre de 1991 pero en mi casa me dejaban verla. En 2006 la revisioné por segunda vez, y me arrepentí muy mucho de no haberla grabado, salvando solamente un puñado de episodios para la posteridad. El año pasado la emitieron de nuevo y entonces sí que pude grabarla de principio a fin y hace poco editarla para quedármela para siempre en vista de que los DVD’s no llegarán nunca a este paso. La semana pasada acabé de revisionarla y todo interesado en verla de nuevo o descubrirla, por qué no, puede hacerlo a través de la web de Radiotelevisión Española ya que en julio se dignaron, por fin, a subirla.

Creada por Fernando Colomo que también la dirigió y coescribió junto a Joaquín Oristrell, “Las Chicas de Hoy en Día” arrancaba cuando Nuri Rocamora (Carmen Conesa) llega en tren a Madrid desde su Barcelona natal para hacer una prueba en el teatro porque su sueño es convertirse en actriz. Llega tarde a la prueba y en la puerta del teatro conoce a quien será su compañera de correrías durante los 25 episodios siguientes, Charo Baena (Diana Peñalver), una chica de Sevilla que lleva un año buscándose la vida en Madrid para también convertirse en actriz.

La sintonía de Bernardo Fúster y Luis Mendo, mítica:

Las propias protagonistas cantaban la canción de la serie cuya cabecera era un videoclip en toda regla. En ella se dice “como cara y cruz, como sombra y luz” y es que más diferentes no podían ser Charo y Nuri. La primera era muy alegre y despreocupada, se podría decir que algo inmadura también, pero ojo que carácter tenía, y era de familia humilde; la segunda era de familia bien, no sabía ni freír un huevo pero la habían educado bien. Ambas eran cabezotas, en eso sí que se parecían pero mientras Charo era más amable, Nuri era fría.

Cada episodio era una etapa en la vida de “Las Chicas de Hoy en Día”. “… se Conocen”, “… y el Problema de la Vivienda”, “… y el Teatro de Calle”, “…dan el Salto” y así hasta veintiséis entregas. Se grabó en 1990 pero claro queda, y no solo por sus títulos, que en todos estos años los problemas a los que se enfrentaban Nuri y Charo son los mismos problemas que hay ahora por lo que en ese sentido la serie nunca pasará de moda.

Su estética era muy de finales de los años 80 y se grabó en muchos exteriores así como en interiores como ese pisazo de Madrid en el que Nuri y Charo vivían teniendo de vecinos a la tercera pata de la historia, Julián quintana Macho (Juan Echanove) y a su abuela, una señora de armas tomar llamada Rafaela (María Luisa Ponte), que también era la casera de las chicas.

Juan Echanove y María Luisa Ponte en Las Chicas de Hoy en Día

Foto: TVE

Historias de todo tipo tuvieron las protagonistas pero por encima de todos una amistad muy bonita que varias veces corrió el peligro de desquebrajarse porque ambas luchaban por lo mismo, convertirse en actrices e iban a las mismas pruebas de casting. De hecho en uno de los episodios Charo y Nuri acaban zurrándose y amenazándose mutuamente con un cuchillo y un tenedor. Sí, “Las Chicas de Hoy en Día” era una comedia pero tenía esos momentos dramáticos que aportaban mucho sobre todo a la relación de las protagonistas.

Julián, enamorado de Nuri desde que la vio, solía ejercer de intermediario entre ambas, igual que Charo hacía de intermediaria entre Julián y Nuri porque esta no solía interceder más que por ella misma, todo sea dicho. Entre sus aventuras se incluyó un viaje a Nueva York que supuso un antes y un después en la serie porque Julián tuvo más protagonismo y peso en las historias, y la vida de las chicas, tras llevar un año de compañeras no fue la misma porque Charo volvió de la Gran Manzana con prometido y embarazo. Pero al igual que en la primera mitad de la serie le pasó a Nuri con un papel, Charo encontró el éxito y la relación volvió a enfriarse.

Pero la amistad de “Las Chicas de Hoy en Día” superaba cualquier cosa y así llegó el último episodio, el número veintiséis que originalmente se emitió el 16 de marzo de 1992. Fue un buen final pero agridulce también porque ni Charo ni Nuri sabían qué iban a hacer con sus vidas a partir de ese momento y ya hablaban de incluso volver a sus ciudades de origen. Y hablaba de haber un antes y un después porque quizá en algunos episodios ambas interactuaban menos y eso la historia lo notaba.

Diana Peñalver y Carmen Conesa en Las Chicas de Hoy en Día

Foto: TVE

Pero a pesar de algún episodio flojo, “Las Chicas de Hoy en Día” para mí siempre será una de las mejores series españolas de la historia de la pequeña pantalla, en parte por sus dos personajes principales y el gran trabajo de las actrices que les dieron vida. La química entre Diana Peñalver y Carmen Conesa era indudable y la que ambas tenían con Juan Echanove también, que como digo él era la tercera pata, pero creo que nunca en una serie se ha visto tanta naturalidad en las actuaciones llegando incluso a parecer muchas veces que improvisaban, que yo creo que lo hacían.

Y no puedo acabar sin hablar de todos los secundarios que aparecieron en la serie, no solo Echanove y Ponte, qué grande es el primero y qué grande era la segunda, sino desde Antonio Resines a José María Pou (aunque doy fe de que él no se acuerda haber aparecido en la serie como me dijo en una entrevista que le hice hace años), Julieta Serrano, Marisa Paredes, Pilar Bardem, Tina Sáinz, Kiti Manver, el gran Pepe Sancho, Bibiana Fernández (cuando todavía era Bibí Andersen), Florinda Chico, Javier Gurruchaga, Michelle McCain, Nathalie Seseña, Carmen Balagué (que siempre soltaba la palabra “cómicas”), Isabel Ordaz, Santiago Ramos, Jesús Bonilla o el recientemente fallecido Roberto Cairo (su episodio lo vi casualmente a los 5 minutos de enterarme de su muerte).

Gracias Fernando Colomo por “Las Chicas de Hoy en Día”.

Un comentario en “Revisionando Las Chicas de Hoy en Día, una de las mejores series españolas de todos los tiempos

  1. Pingback: Braindead: Gore de lo más divertido | Diario de una Cinéfila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s