Revisionando Mentes Criminales: Segunda temporada

Careta de la segunda temporada de Mentes Criminales

La segunda temporada de “Mentes Criminales” empezó donde acabó la primera, con Elle (Lola Glaudini) herida y luchando por su vida por el sudes que iba dejando pistas a los miembros del BAU (o la UAC en castellano), mientras sus compañeros trataban de darle caza. La herida de Elle era difícil de cicatrizar, y tras volver a su unidad antes de lo que cualquiera esperaría, acabó tomándose ciertas cosas demasiado personalmente y matando a un sudes a sangre fría. Pero Hotch (Thomas Gibson) la encubrió y ella acabó dejando su placa y su pistola en el episodio seis, “The Boogeyman”.

Tras la segunda parte de “The Fisher King” (El Rey Pescador) con el que se abrió la temporada, llegó el primer gran episodio de la entrega para mí, el séptimo, “North Mammon”, en el que un psicópata secuestra y encierra a tres adolescentes que deben decidir quién de ellas acabará muriendo. Duro y negro episodio, pero muy bueno. Dos episodios después nos presentaron a quien iba a reemplazar a la agente Elle Greenaway en la unidad, Emily Prentiss (Paget Brewster), la hija de la embajadora Elizabeth Prentiss (Kate Jackson) a quien se conoce episodios después, quien odiaba la política porque la había vivido desde siempre. Como ni Hotch ni Gideon (Mandy Patinkin) habían firmado su incorporación al BAU, no se fiaban, pero no tardó en superar con sobresaliente su examen en el primer caso en el que contaron con ella, episodio diez “Lessons Learned” (Lecciones Aprendidas), un grandísimo capítulo en el que Mandy Patinkin hace una actuación buenísima y que trataba sobre el jefe de una célula terrorista islámica al que debían sacar una información crucial en Guantánamo.

Lola Glaudini en The Aftermath, episodio de la segunda temporada de Mentes Criminales

Otro episodio a reseñar es el decimosegundo, “Profiler, Profiled” (El Criminólogo Perfilado, podríamos traducirlo) en el que Derek Morgan (Shemar Moore) es acusado de asesinato y en el que conocemos no solo a su madre y hermanas, sino también cosas de su pasado.

Si el valor de una temporada se mide por el número de buenos episodios que la forman, diría que la segunda entrega de “Mentes Criminales” superó con creces a su predecesora siendo mejor que buena porque a los episodios que he mencionado hay que añadir otros como el doble en el que Reid (Matthew Gray Gubler) es secuestrado y por lo que acabará drogándose, el durísimo “Ashes and Dust” (Cenizas y Polvo), o los geniales “Open Season” (Temporada Abierta) y “Legacy” (Legado), los episodios veinte y veintiuno, respectivamente.

No ha que olvidar a ese gran villano de nombre Frank (Keith Carradine) que apareció a mitad de temporada y al final de ella para acabar con su historia, lo que a la postre a Jason Gideon le haría replantearse su trabajo.

Mandy Patinkin, Keith Carradine y Shemar Moore en la segunda temporada de Mentes Criminales

Muy buenos episodios entre los veintidós que formaron la segunda temporada de la serie y una gran incorporación la de Paget Brewster como Emily Prentiss que, se convertiría en uno de mis personajes preferidos de “Mentes Criminales” si no en mi favorito hasta su marcha, a pesar de que cuando vi esta temporada por primera vez tardó en caerme bien. Claro está que ganó más y más protagonismo y la serie también ganó con ello, que Prentiss es mucha Prentiss.

A los ya citados Kate Jackson y Keith Carradine, hay que añadir otras estrellas invitadas de la temporada como Jayne Atkinson (la jefa de sección Erin Strauss), Anthony Azizi, James Van Der Beek, Amy Madigan, Melissa Leo o quienes en su día fueron protagonistas de “Turno de Guardia” (Third Watch), que ya dije que iba a contarlos, Jason Wiles, Skip Sudduth y Anthony Ruivivar, así como Josh Stewart en el papel de Will LaMontagne, quien aparece por primera vez en “Jones”, el episodio dieciocho y que tiene un flirteo con JJ (A.J. Cook), pero quien haya visto la serie ya sabe que acaban casados.

Paget Brewster y Kate Jackson en la segunda temporada de Mentes Criminales

Ah, y como las temporadas de “Mentes Criminales” tienen cliffhangers, esta no iba a ser menos aunque no llegó ni de lejos al nivel del de la primera entrega y es que la jefa Erin Strauss quiere acabar con Hotchner y le pide a Emily que sea su chivata por así decirlo porque ella la metió en el BAU.

Lo dicho, muy buena temporada.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s