¿Seguir o no seguir con How to Get Away With Murder?

Promo de How to Get Away With Murder

Uno de los estrenos de la temporada televisiva llegados desde Estados Unidos que esperaba era “How to Get Away With Murder” la tercera serie que Shonda Rhimes tiene en antena tras “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy) y “Scandal” y que el la ABC estadounidense forman trío la noche de los jueves en lo que han denominado el TGIT, es decir, Thank God it’s Thursday (Gracias a Dios es jueves).

Ya tengo el sexto episodio de la serie, que en España estrenará AXN en noviembre, y creo que puede ser el último que vea porque, de hecho, me da pereza ponerme con él. La cosa es que no me acaba de convencer y que por muy bien que lo haga Viola Davis en el papel de la abogada y profesora de derecho Annalise Keating, su buen hacer no es motivo suficiente para seguir aguantando una serie con flashbacks repetitivos por si se nos han olvidado determinadas cosas entre un episodio y otro, y personajes bastante inaguantables. Claro que hay que decir que por mucho que la serie esté producida por Shonda, la creadora no es ella sino Peter Nowalk quien lleva años trabajando con ella en las dos citadas series creadas por Rhimes.

¿De qué trata “How to Get Away With Murder”? Básicamente de un grupo de alumnos que tienen como profesora a Keating y que acaban formando su grupo de trabajo en plan prácticas junto a sus adjuntos, Bonnie (Liza Weil) y Frank (Charlie Weber). Todos quieren ganar el trofeo semanal (tal vez sea final) y hacen lo que está en su mano para ser los mejores caso tras caso a pesar de que sus acciones no sean las correctas.

Claro que luego hay una serie de flashbacks y es que supuestamente, nadie es culpable hasta que haya una sentencia firme, se cargan a alguien de cuyo cuerpo se deshacen. Los flashbacks han mostrado en los cinco primeros episodios los intentos de los alumnos de Keating por no derrumbarse en la noche de los hechos, cómo se deshacen más o menos del cadáver y de quién es el mismo.

Esa es la historia seriada que sigue “How to Get Away With Murder” mientras hace que conozcamos un poco más a sus protagonistas, mientras en cada episodio hay un caso que Keating y su equipo deben resolver. Leído el argumento tal vez sea más interesante de lo que a mí me está resultando su desarrollo y de ahí mis dudas porque de los cinco episodios me han parecido buenos dos, el tercero porque el caso estuvo bastante bien y el cuarto porque hacía tiempo que no se veía a Elizabeth Perkins en la pequeña pantalla y su presencia en un personaje tan chulo como le dieron me pareció realmente buena.

Así que, habiendo pasado la regla del cuarto episodio que quien me siga sabe que tengo, el sexto lo voy a ver como reválida. Si me convence seguiré la serie, pero si me parece algo sin más, “How to Get Away With Murder” acabará en la papelera de series olvidadas para mejor.

Un comentario en “¿Seguir o no seguir con How to Get Away With Murder?

  1. Pingback: Sí, ya he dejado How to Get Away With Murder | Diario de una Teléfila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s