Buen final para Red Band Society, una serie con muy buenas intenciones

Imagen promocional de Red Band Society

Hace unas semanas FOX decidió retirar de la parrilla estadounidense una de sus series nuevas, “Red Band Society” así que todos supimos que era el fin. Eso sí, prometieron que iban a terminar de emitir los tres episodios que faltaban y así lo han hecho.

Ya dije en su día, allá por el mes de octubre, que la serie basada en “Polseres Vermelles” me estaba gustando y ha sido una pena que la audiencia en su país de origen no haya funcionado porque desde luego que no me ha parecido mala en ningún aspecto. Sí tenía cosas mejorables pero en su conjunto “Red Band Society” era una buena serie.

La serie producida por Steven Spielberg tenía bastantes cosas que decir, sobre todo en lo que a sus protagonistas se refería por ser adolescentes enfermos con sus miedos, sus sueños y sus esperanzas de cara al futuro, ya no solo con respecto a sus enfermedades, sino también a las relaciones con sus progenitores, los “parental issues” estaban en modo on como no podía ser de otra manera, sus amistades o en lo que tenía que ver con el amor.

Jordi (Nolan Sotillo) parecía que iba a tener mucho más protagonismo del que tuvo pero claro, Leo (Charlie Rowe) era el líder y un personaje mucho más interesante tal vez porque el actor lo hacía más creíble. Ahora, de todos los adolescentes enfermos he de decir que el personaje que más sobresalió fue el de Kara (Zoe Levin) que estaba claro que a pesar de ir de tía dura sin sentimientos por la vida, los tenía y que su estancia en el inverosímil hospital, porque lo era, la iba a cambiar.

Y entre los adultos tengo que volver a referirme a Octavia Spencer en el papel de Dena Jackson porque el suyo ha sido el papel más rico en lo que a los personajes adultos se refiere.

“Red Band Society”, como ya dije, daba buen rollo no jugando demasiado con el efecto lacrimógeno de las historias, hasta los tres últimos episodios en el que el drama estuvo a flor de piel por muchas cosas. Pero, sabiendo que era el final, creo que cerraron muy bien la historia primero llevándonos por la historia de la anorexia de Emma (Ciara Bravo) y el por qué de la misma, dejando un rayo de luz para que sus padres recapacitaran sobre todo también; después por todo lo sucedido con Kara y Hunter (Daren Kagasoff), que de adolescente poco tiene este; también por explicar mejor la enfermedad de Dash (Astro) aunque no es nada normal que alguien con fibrosis quística se pasee a sus anchas así y haga todo lo que este hacía; y por lo que pasa con Leo y Jordi.

Pero, se lucieron con Charlie (Griffin Gluck), ese pobre crío postrado en una cama con coma que cuando por fin abre los ojos no puede hablar ni mover excepto los ojos y las manos. Fue genial, todo sea dicho, que lo que sus compañeros seguro más querían de él, pasara al final.

Sí, me ha gustado “Red Band Society” y, como digo, es una pena que la hayan cancelado pero bueno, así es la vida seriéfila y estas cosas siempre pasan.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s