Spoilers, malditos spoilers

Spoiler alert

 Hoy quienes hemos amanecido tempraneros, no tanto en realidad, al entrar en Twitter, Facebook o incluso en blogs habremos maldecido (tal vez no) cuan el gato de “Pixie y Dixie” (Pixie, Dixie and Mr. Jinx) pero no habremos dicho “mardito roedore” como la versión doblada de los dibujos en los que en España el gato tenía acento andaluz, sino que habremos exclamado “¡malditos spoilers!” en el caso de ser seguidores de “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy).

Twitter echa humo porque algo ha pasado en la serie de Shonda Rhimes, algo que ayer predije y que llevaba una semana segura de ello y al parecer, sin haber visto aún el episodio 11×20 de la serie, ha sucedido. No diré qué, si no os habéis tragado el spoiler ahora, afortunados vosotros pero huir como de la peste de Twitter, si sois usuarios, y de cualquier página con información televisiva.

Hay varias cosas que se pueden decir sobre este tipo de spoilers, aunque la más evidente es que son un gran fastidio (por no decir otra cosa) se esperen o no. En este caso concreto el principal culpable ha sido la cadena porque llevaban toda una semana alimentando su página de Facebook con frases lapidarias que, llevando la serie al día, dejaban muy poco a la imaginación. A ellos son a quienes hay que culpar principalmente, y no solamente porque las series estadounidenses se exporten y lleguen a muchísimos países en los que las emisiones no se llevan con cercanía, sino por deferencia incluso a los espectadores de Estados Unidos y Canadá, donde se emiten el mismo día, que pongan sus grabadores a punto porque no puedan o quieran ver el episodio en el mismo momento de su emisión.

En este caso, también se puede culpar a las páginas de comunicación sobre televisión por lanzar rumores antes de la emisión del episodio de turno, y a esas mismas páginas por no cortarse a la hora de escribir sus titulares. Claro que si pones “a nosequién le pasa tal o cuál”, sean desde unos cuernos hasta un accidente pasando por que le metan a la cárcel o conozca al amor de su vida, claramente con o si aviso de spoiler, seguro que acabas teniendo más tráfico en la web.

Y Twitter estaba que ardía, claro, porque blogs, páginas web españolas y hasta periódicos, ya habían destripado lo que había sucedido con titulares incluso tan  directos como los de las webs norteamericanas o dejando las informaciones más que claras.

Al final lo que se consigue es que sabiendo el espectador lo que pasa de antemano, la experiencia de ver un episodio no sea la misma que si se ve a ciegas. En el fondo, hay que hacer autocrítica también porque si somos fans de una serie en Facebook y le hemos dado a Me Gusta en su página o leemos las noticias televisivas o las miramos por encima en la IMDB, siempre corremos el riesgo de enterarnos. Por eso, cada año con los Oscar evito Internet antes de poder ver la ceremonia.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s