American Crime: Crimen, culpables, mentiras

Promo de la primera temporada de American Crime

Aún no he hablado de las cancelaciones y las renovaciones para la temporada que viene, pero en breve llegarán mis comentarios al respecto. De las segundas una que ha habido por sorpresa diría yo ha sido la de “American Crime”, serie de midseason estrenada por ABC hace tres meses.

Creada por John Ridley, ganador de numerosos premios incluido el Oscar por la adaptación del guión de “12 Años de Esclavitud” (Twelve Years a Slave), “American Crime” no es una serie policíaca, se podría definir como un drama con dosis de suspense, pero básicamente es una historia de personas rotas a causa de un crimen, el asesinato de Matt Skokie y la violación a su novia Gwen (Kira Pozehl), que queda en coma.

Ese es el punto de partida para lo que se desarrolla después, una historia con muchos protagonistas que de una u otra forma se ven involucrados en el asunto. Por una parte están las familias de las víctimas: los Skokie, Russ (Timothy Hutton) y Barb Hanlon (Felicity Huffman) que llevan muchos años divorciados, su hijo Mark (David Hoflin) que les culpa a ambos de muchas cosas; y por otro los padres de Gwen, Tom (W. Earl Brown) y Eve (Penelope Ann Miller), que no pierden la esperanza de que su hija se despierte.

Caitlin Gerard y Elvis Nolasco en la primera temporada de American Crime

Su historia es dura porque los primeros han perdido a un hijo y poco a poco se enteran que no le conocían en absoluto, no es el buen chico que ellos pensaban que era, sino que estaba metido en asuntos turbios que acabaron causándole la muerte; mientras que a los segundos les pasa justamente lo mismo ¿pero vas a dejar de querer a tus hijos de la noche a la mañana por no ser lo perfectos que tú creías?

Después está quien tiene el dedo apuntador sobre él desde el principio, prácticamente, Carter Nix (Elvis Nolasco) que junto a su novia Aubry Taylor (Caitlin Gerard) tienen una historia desgarradora. Son una pareja con una seria adicción a las drogas. Carter ama a Aubry, Aubry ama a Carter pero no son buenos el uno para el otro porque no en el pozo en el que están nunca. Y si el dinero y/o la droga se acaban, ella se prostituye para que puedan tener otro chute.

Hector Tontz (Richard Cabral), un exintegrante de bandas chungas de México huido a Estados Unidos, afirma cosas de Carter cuando le detienen. Hector tiene lo suyo, no quiere ser deportado a su país porque sabe que será su fin y lo que hizo fue por una buena causa. Además, su deseo es poder estar cerca de su familia.

La noche de los hechos, Hector conduce un coche prestado por Tony Gutiérrez (Johnny Ortiz), que lo saca del taller de su padre Alonzo (Benito Martínez) sin que este lo sepa. Así que el chico, por ayudar a cometer un crimen indirectamente, porque el coche fue visto cerca de casa de Matt y Gwen, acaba en el correccional de menores. Su padre, que se ocupó de su hijo y de su hija al morir su mujer, siempre sobreprotegió a su vástago que acaba rebelándose y teniendo malas compañías. La línea para convertirse en un pandillero está muy cercana.

Felicity Huffman y Timothy Hutton en la primera temporada de American Crime

Familias rotas, personas rotas. De eso hay mucho en “American Crime”, una serie muy bien escrita y ejecutada de una forma elegante y nada común. Hay reflejos en espejos, planos que no muestran escenas completas o conversaciones que se escuchan íntegramente pero que no se ven porque lo que se nos muestra son primeros planos de personas pensativas.

Y se habla de racismo, de un crimen por odio, de divorcios malos, de descubrimientos incómodos, de cómo la familia debe apoyar a las víctimas, sean inocentes o culpables, de la pena de muerte, de la justicia de la inmigración o del menosprecio por ser diferente.

“American Crime” es lenta, pausadamente nos desgrana toda la historia y once episodios han sido suficientes para que la primera temporada se haya cerrado por completo con un último episodio que, personalmente, de todo lo que he visto en la temporada televisiva estadounidense 2014-2015, me ha parecido de lo mejorcito. Me ha llegado la historia, lo de la muerte de Matt Skokie ha sido lo de menos, lo más importante ha sido descubrir las historias delos personajes, verles caer, verles levantarse. Y no hay que alabar solo la escritura de los episodios sino al grupo de personas que se han metido en la piel de esas personas ficticias que perfectamente pueden vivir en cualquier lugar.

Richard Cabral en la primera temporada de American Crime

Particularmente, Elvis Nolasco, Caitling Gerard y Richard Cabral me han parecido de lo mejor. Felicity Huffman y Timothy Hutton siempre son solventes y lo han demostrado de nuevo, Benito Martínez ha estado muy bien y fantástica Regina King en el papel de Aaliyah, la hermana de Carter.

Una serie muy interesante y recomendable. No para todos los públicos, sí para quienes sin prejuicio alguno se sumerjan en ella y se dejen llevar por lo que se cuenta, todo desgracias prácticamente.

2 comentarios en “American Crime: Crimen, culpables, mentiras

  1. Pingback: Renovaciones y cancelaciones de la televisión estadounidense | Diario de una Teléfila

  2. Pingback: Segunda temporada de American Crime: Homofobia, racismo, burocracia… | Diario de una Teléfila

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s