De realities va la cosa: Pekín Express, The Voice, The Real Housewives of Beverly Hills

Imagen de Pekín Express 2015

La semana pasada Antena 3 finalizó la emisión de “Pekín Express”, reality que volvió a la pequeña pantalla tras unos años fuera de ella. Es un programa que está muy bien, vale que a veces se centran en las broncas de los concursantes, pero básicamente el centro es la supervivencia porque si a este lado de la pantalla se ve muy duro ¿cómo será en realidad? Hay que valer para ir allí y llegar a la final.

Cristina Pedroche ha sido la maestra de ceremonias de esta edición que ha tenido ocho programas y, aunque empezó un poco tibia, programa tras programa su presentación mejoró. Ha sido una temporada entretenida que nos ha llevado a Malasia, Indonesia y Singapur y que finalmente ganaron quienes probablemente más se lo merecían, los cuñados Ángel y Bea, aunque yo hubiese preferido que las amigas canarias, Yareli y María del Amor, hubiesen logrado la victoria.

Gran trabajo el de todo el equipo, que tampoco debe ser fácil trabajar en “Pekín Express”, sobre todo los cámaras.

Jacquie Lee, Will Champli y Tessanne Chin, finalistas de The Voice 5

Enganchadísima a “The Voice” estoy desde que Fox Life lo estrenó el pasado año y ya van tres temporadas emitidas, de la tres a la cinco. La sexta se estrena este mismo sábado.

No hablé de la cuarta temporada que fue mejor que la tercera y que me descubrió el amplísimo vocabulario en inglés de Shakira y lo guapo que es Usher aparte de buenos cantantes. No ganó mi favorita entonces, Michelle Chamuel, sí lo ha hecho en la quinta la espectacular voz de Tessanne Chin. A la jamaicana no le podían quitar el trofeo que se merecía, sin desmerecer el buen trabajo hecho por sus contendientes Jacquie Lee y Will Champlin, que llegaron a la final por méritos propios.

Pero lo de Tessanne es estar al nivel de las mejores voces femeninas de la historia de la música, tanto que en la final cantó con su ídolo, con el mío: Céline Dion. No grité tongo esta vez como en las dos pasadas ediciones, Tessanne Chin es grande y se lo reconocieron. Y, afortunadamente, Adam Levine fue el coach ganador y no Blake Shelton de nuevo.

Para muestra, su versión de “I Have Nothing”:

promo-the-real-housewifes-of-beverly-hill

¿Qué hacía yo viendo “The Real Housewives of Beverly Hill”? Uno, matar la curiosidad de haber visto el nombre de este reality y no saber de qué iba exactamente, aunque lo intuía; y dos echarme unas buenas risas porque aunque estas “amas de casa” ricachonas residentes en el exclusivo barrio de Los Ángeles tengan sus problemas serios, es imposible no reírse ante determinados gestos, falsedades o actos.

Episodio y medio vi tras la final de “The Voice” y entretenido me pareció.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s