El sopor hace que me plante a la la mitad de la segunda temporada de True Detective

Promo de la segunda temporada de True Detective

 

El titular lo dice todo. Me gustó la primera temporada de “True Detective”, que fue haciéndose mejor según pasaban los episodios hasta llegar a ese gran final, probablemente de lo mejor que se vio el pasado año en televisión. Así que había ganas por ver la segunda entrega, un nuevo caso con nuevos actores en el que el nombre de Colin Farrell, un actor a reivindicar siempre, hacía que las ganas fueran aún mayores.

Pero no he aguantado más allá de tres episodios y medio. Digo eso porque llegué al cuarto y tuve que utilizar el fast forward, principalmente en las escenas protagonizadas por Vince Vaughn, un tipo al que nunca he aguantado y que siempre me parecerá un actor del montón, del montón malo además.

El caso de la desaparición primero y asesinato después del gerente de la ciudad californiana de Vinci, ficticia urbe, Caspere, no me interesa lo más mínimo. De hecho, encuentro la historia abierta por muchos frentes lo que la hace liosa.

Por un lado el malote sin personalidad ni carisma Frank Semyon (Vince Vaughn) tiene que resolver sus asuntos mafiosos. A a la policía de Vinci la tiene más que comprada y por eso el policía, y ayudante ocasional de Semyon, Ray Velcoro (Colin Farrell) acaba investigando el caso. También acaban investigando un caso que nadie quiere resolver la detective de la oficina del Sheriff Ani Bezzerides (Rachel McAdams) y el patrullero motero Paul Woodrugh (Taylor Kitsch).

Su trabajo se combina con sus historias personales: Velcoro es un desastre aunque trata de no serlo y su exmujer quiere que no vea a su hijo por no ser bueno para él; Bezzerides tiene lo que parecen fantasmas del pasado y una familia atípica; y Woodrugh lucha contra unos sentimientos que no quiere tener. También está la historia personal de Semyon que tiene unas largas conversaciones con su mujer Jordan (Kelly Reilly) sobre su vida y si adoptan o no adoptan un bebé.

He visto algunas cosas muy buenas, pero solamente en dos episodios y durante un período breve en cada hora de metraje de cada capítulo. Dispuesta estaba a seguir dándole un voto de confianza y a ver el episodio número cinco pero la pereza se apoderó de mí recordando el aburrimiento sufrido con los episodios previos, y decidí leer lo que pasaba. El final del cuarto fue muy bueno pero lo que leí sobre el quinto no me llamó la atención y decidí plantarme.

Esperaré a la tercera temporada, esta ni por Colin merece mi tiempo. Una pena porque podrían haber hecho algo muy bueno.

2 comentarios en “El sopor hace que me plante a la la mitad de la segunda temporada de True Detective

  1. Vaya, pues también me gustó mucho la primera temporada, y quiero ver la segunda, pero los elementos que has mencionado tampoco me resultan atractivos. Un saludo🙂

    • Hola! A mí me ha defraudado mucho, al final la historia no deja de mezclar muchas cosas que hemos visto y se hace pesada. Dale una oportunidad, a lo mejor le ves más cosas buenas que yo.

      Saludos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s