La segunda temporada de Unbreakable Kimmy Schmidt sigue el camino de su predecesora

Promo de Unbreakable Kimmy Schmidt

Me puse a ver con muchas ganas la segunda entrega de “Unbreakable Kimmy Schmidt” después de haber disfrutado muy mucho con la primera y de esperar  tantos meses a los nuevos episodios, pero me llevé un chasco porque los dos primeros capítulos me parecieron muy normalitos. Pero llegó el tercer episodio en el que Titus Andromedon (Tituss Burgess) desplegó todo su arsenal para ganarme de una vez por todas y hacer suyo el episodio de principio a fin. Y así, “Unbreakable Kimmy Schmidt” siguió imparable e inquebrantable hasta el episodio final de la temporada, el número trece.

Kimmy (Ellie Kemper) sigue siendo un muy buen personaje y durante la temporada consigue trabajo, va al paro, se hace conductora de Uber sin tan siquiera tener el carné y acaba yendo al psiocólogo por el poco control de la ira que tiene a veces.

Fotograma de la segunda temporada de Unbreakable Kimmy Schmidt

Su amistad con Titus se afianza aún más y este consigue tener una relación estable con un obrero recién salido del armario de nombre Mikey (Mike Carlsen) que le gusta de verdad aunque se lo plantee de vez en cuando. Titus, además, aún tiene esperanza de poder triunfar haciendo lo que más le gusta.

Jacqueline (Jane Krakowski)  regresa de su pueblo tras estar un tiempo con sus padres y volver a abrazar su cultura nativa americana, para acabar en un enorme y vacío piso necesitando dinero y a Kimmy para que le asista de forma gratuita, porque la buena de Kimmy lo hace por amistad. Jacqueline, de todas formas, pierde algo de protagonismo en esta temporada, sobre todo por los episodios en los que Kimmy pasa tiempo con la psicóloga Andrea a quien da vida la genial Tina Fey en un papel muy dual, ya que por un problema de adicción la mujer es de una forma por el día y de otro por la noche y eso da mucho juego.

Tina Fey y Ellie Kemper en la segunda temporada de Unbreakable Kimmy Schmidt

Y no me olvidó de Lilian (Carol Kane) que siempre está por el apartamento de Titus y Kimmy y que se embarca en una lucha contra el paso del tiempo en su vecindario y en la plaga de hipsters que se van mudando a él. Claro que en “Unbreakable Kimmy Schmidt” hacen una apelación a la nostalgia en muchas cosas, ya sea por lo que el paso del tiempo trae consigo o de la cultura popular: léase cassettes, canciones, series de televisión, personajes famosos…

Pero qué buena comedia, qué entretenida, friki y entrañable en ocasiones. Yo no puedo más que seguir agradeciendo a Tina Fey y a Robert Carlock haberla creado, a NBC haber pasado de ella y a Netflix habernosla traído. Larga vida a Kimmy Schmidt y compañía y ojalá que en  la tercera entrega haya más escenas en el bunker porque siempre me resultan muy divertidas.

2 comentarios en “La segunda temporada de Unbreakable Kimmy Schmidt sigue el camino de su predecesora

    • Si es como mejor se ve. Mira que cada episodio dura media hora pero sabe a poco🙂 Seguro que te gusta tanto como la primera.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s