Temporada final de Person of Interest, compacta pero bien construida

Promo de Person of Interest

Un teléfono suena, una voz más que familiar, la de Root (Amy Acker), narra:

“Si puedes oír esto, estás sola. Lo único que queda de nosotros es el sonido de mi voz. No sé si alguno de nosotros lo logró. ¿Perdimos? ¿Ganamos? No lo sé. Ya ni siquiera estoy segura de qué es una victoria. Pero en cualquier caso, ha terminado. Así que déjame decirte quiénes éramos. Déjame decirte quién eres… y cómo contraatacamos.”

Y así arrancó el 3 de mayo la quinta y última temporada de “Person of Interest” en CBS. Una de las etapas del duelo es la negación. Cuando una serie que me gusta mucho termina, siempre digo que quedan los revisionados, porque aunque no vaya a haber nuevo material, se puede volver a disfrutar de lo anteriormente visto. Y tenía muy claro que “Person of Interest” iba a acabar casi antes de ponerme a verla en maratón el pasado verano tras decidirme a darle una segunda oportunidad (aquí conté todo), pero no me esperaba que a tres episodios del final iba a cabrearme tanto y a sentir esa negación, y no porque la serie se estuviera acabando, nada de eso, sino porque algo le pasó a un personaje y dolió, vaya si lo hizo. Ahí fue, realmente, cuando por fin decidí quién era realmente mi personaje preferido de la serie. Algo nada fácil de determinar cuando tienes tantos tan buenos.

Pero lo cierto es que el recurso que se buscaron para suplir la ausencia en pantalla de dicho personaje fue tan maravilloso que, al final, tuve que aceptarlo (no quedaba otra) y a un episodio del final decidí que no merecía la pena cabrearse sino disfrutar porque el penúltimo episodio, “.exe”, fue tan bueno, excepto por la estúpida forma en la que se quitaron de encima a Greer, que dejó todo listo para una buena finale.

De todas formas, creo que ya quisieron decirnos con ese párrafo de arranque que nos hiciéramos a la idea de que nuestro querido Team Machine no iba a sobrevivir fácilmente y que iban a sufrir, más que nunca.

5x06 A More Perfect Union de Person of Interest

En el episodio número seis, “A More Perfect Union”, Finch (Michael Emerson), Reese (Jim Caviezel) y Root se fueron de boda para salvar a una persona. Al bueno de Harold le tocó cantar y no se le ocurrió otra cosa que lanzarse con el “We’re Not Gonna Take It” de Twisted Sister,  que dice así:

We’ve got the right to choose it  (Tenemos derecho a elegir)
 And there ain’t no way we’ll lose it  (Y de ninguna manera lo vamos a perder)
This is our life, this is our song  (Esta es nuestra vida, nuestra canción)
 We’ll fight the powers that be  (Pelearemos por el poder de la justicia)
Don’t pick our destiny ‘cause (No elijas nuestro destino porque)
You don’t know us, you don’t belong (No nos conoces ni te pertenecemos)
 We’re not gonna take it  (No lo vamos a aguantar)
No, we ain’t gonna take it  (No, de ninguna manera lo aguantaremos)
 We’re not gonna take it anymore  (No lo vamos a aguantar nunca más)

Bastante significativa la letra, aunque las caras de la foto superior prácticamente lo decían todo. ¿Se puede disfrutar de un momento de tranquilidad y felicidad, bailando y riendo en una boda, mientras una amiga está desaparecida y la amenaza de Samaritan sigue ahí fuera, implacable?

Porque la batalla se presentaba dura. Yo me lo esperaba todo más espectacular, pero ciertamente es que los guionistas han sabido hacer una quinta entrega final compacta pero muy bien construida. No creía que hubiera episodios procedimentales, parecían de relleno pero estaban todos muy bien hilados y relacionados con Samaritan, Shaw (Sarah Shahi) o la Máquina.

Sarah Shahi en el 5x08 de Person of Interest, Reassorment

Hablando de Sameen… Algo largo el tema de su desaparición, creo que todos teníamos ganas de verla pateando a los malos una vez más, pero se les perdona todo por ese fantástico “6,741”, el número cuatro de la entrega y uno de los mejores episodios de toda la andadura de “Person of Interest”; y también porque aunque su vuelta no fue tan espectacular como podría haber acabado siendo (a la simulación es difícil vencerla, todo sea dicho), tras pasar por lo que pasó y lo que vino después, hasta el final se ha mantenido fiel a lo que el personaje ha sido desde el principio.

Y el equipo se reunió e inició su etapa final, la de tratar de acabar con la guerra entre inteligencias artificiales, aunque Finch no quería escuchar las buenas razones de Root que trataron por todos los medios de hacer que liberara a la Máquina para que pudiera defenderse, algo que iba contra todo lo que Finch le había inculcado. Y así, otro de los grandes episodios de la temporada y de la serie, el número 100, “The Day The World Went Away”, ese por el cuál me enfadé…

Spoilers a continuación así que si no has visto la temporada al día, avanza hasta después de las siguientes negritas.

Michael Emerson en el 5x10 de Person of Interest, The Day The World Went Away

El número de Harold aparece, víctima piensan todos, claro. El bueno de Harry ni siquiera quiere que la Máquina pueda liberarse y contraatacar. Elias (Enrico Colantoni), uno de esos personajes recurrentes a los que siempre ha sido fantástico ver, ayuda a Finch a escapar de los agentes de Samaritan, pero acaba con un tiro entre ceja y ceja. Harold tiene una reunión con Greer (John Nolan) pero no se vende, está claro, y ¿quiénes van al rescate? Root y Shaw, que entre tiro y tiro tienen una conversación que aclara los sentimientos de la segunda de una vez por todas (por si no nos quedaban ya claros, y más desde el “6,741”) y la primera se lleva a Harry en coche mientras la segunda les cubre las espaldas. Un viaje en coche accidentado que acaba siendo una magnífica escena de acción, con persecución y tiroteo, porque Root vuela un coche ametralladora en mano y tacón en el volante.

Y es que Root empezó siendo villana y un personaje que iba a estar seis episodios solamente (al final estos acaban siendo siempre de los mejores, que ejemplos hay muchos), nunca le tuvo miedo a nada, ni a morir, y eso es lo que, tristemente, como una heroína hace para salvar al padre de su preciada Máquina. Una Máquina que, ya con su voz y en el siguiente episodio, muy buen recurso aunque no amortiguó mi cabreo hasta el penúltimo, admite haber tratado de salvarla pero que en todas las simulaciones el resultado era el mismo. Una Máquina a la que Harold decide liberar haciendo caso a lo que Root quería que viera después de perder a la señorita Samantha Groves.

Amy Acker en el 5x10 de Person of Interest, The Day The World Went Away

Ahí, el gran Michael Emerson, al final del episodio 100 dio un genial discurso, hablando no al policía que tenía enfrente sino a una inteligencia artificial a la que ya estaba dispuesto a liberar para tratar de que no murieran todos lo que le importaban. Sí, solo una cosa pudo desatar la ira de Harold y es que Root acabara muerta, por él.

Así, la mejor terapia para el Team Machine es acabar lo que empezaron y por lo que Root dio su vida. Harold está dispuesto a que la Máquina muera pero no quiere que ni Reese ni Shaw terminen como Root, quien aunque solo con su voz mediante la Máquina le sigue acompañando a pesar de que sea la inteligencia artificial quien realmente le hable. Y le acompaña, salvándole, cómo no, y guiándole como ya hiciera con la señorita Groves, que para algo la eligió de interfaz.

Así llegamos al final, “return 0”, cuarenta y cuatro minutos en los que pensaba que iban a morir todos. El virus descargado por Harold para acabar con Samaritan empieza a hacer efecto pero a la inteligencia artificial no hay que menospreciarla. Así, la voz de Root hablando como la Máquina, vuelve a la frase de inicio de temporada. Harold aparece en la azotea de un edificio, está herido de bala y se pone a hablar con la Máquina que está perdiendo facultades. Esta le indica que le quedan ocho minutos y medio, él responde que sabe que le pasó a John pero no sabe nada de Shaw y Fusco (Kevin Chapman) y la Máquina le indica que no lo sabe.

Amy Acker y Michael Emerson en la finale de Person of Interest

Finch pregunta a su creación si en todos los años operativa aprendió algo, y ella empieza a hablar de la muerte, de que todos mueren solos pero que no se acuerda del resto.

Ese flashforward nos devuelve al tiempo real, donde Shaw va a despedirse a la tumba de Root, la 050313, aunque eso no sea lo suyo pero por lo que pueda pasar. La Máquina se comunica con ella y le habla como si de Root se tratase, y de hecho Sameen le indica que es igual de inoportuna que su amiga, pero la Máquina hace que Shaw no acabe a tiros con los de Samaritan en el cementerio.

Michael emerson y Jim Caviezel en la finale de Person of Interest
Fusco y John acaban con una pistola apuntando a sus respectivas cabezas, pero un francotirador acaba con la amenaza y Harold se reúne con ellos. Antes de que el team Machine se reúna en la estación de metro y Lionel conozca a la Máquina por primera vez, volvemos a la azotea donde Harold está medio desmayado. La Máquina le habla y él la visiona con el cuerpo de Root (Amy Acker no podía faltar en la finale, no podíamos contentarnos solo con su voz su voz), aunque a pesar de estar desangrándose sabe perfectamente que habla con su creación y no con su fallecida amiga. Y de la muerte siguen hablando, pero la Máquina se sigue sin acordar del resto de la frase.

En la estación de Metro trazan un plan. Harold y John van a infectar la copia de seguridad de Samaritan, mientras Sameen y Lionel deben proteger a la Máquina. Ahí aparece quien mató a Root, que hiere a Shaw en el brazo y a Lionel en el estómago, y la primera quiere acabar con él pero logra escaparse. Antes, la Máquina sabedora de que le queda poco tiempo, hace que Sameen llore la pérdida de Root brevemente, cuando le dice que la señorita Groves querría que supiera que de ser Shaw una forma, sería una línea recta, una flecha.

Jim Caviezel en la finale de Person of Interest

Mientras en la Reserva Federal, John y Harold hacen lo que tienen que hacer, Finch acaba dejando a Reese encerrado, no sin antes decirle que cuando le contrató no pensó que acabarían siendo tan buenos amigos, para terminar con todo de una vez aunque signifique sacrificarse. Pero una sorpresa le espera en la azotea, donde en esos ocho minutos y medio, un misil impactará. Finch se da cuenta de que no es el lugar donde se supone que debe estar, y en la azotea de enfrente aparece John para sacrificarse por quien le salvó la vida. Ahí Reese cuenta que tenía un trato con la Máquina para no dejarle morir. Los hombres de Samaritan llegan y acaban con John a balazos, en una escena dura, no sin antes de que se despida de Harold y complete su última misión.

La Máquina dice que se queda con Reese todo lo que pueda y recuerda la frase:

“Todos morimos solos. Pero si has significado algo para alguien, si ayudas a alguien o quieres a alguien, si una sola persona te recuerda… entonces quizá… nunca mueres realmente.”

Michael Emerson en la finale de Person of Interest

La Máquina se despide de Harold, y antes de marcharse de la azotea, este mira a una cámara y se despide de la Máquina.

Shaw consuma su venganza matando a quien acabó con Root, y se reúne con Lionel para llevarse a Bear sin saber cuándo se verán el uno al otro y sin saber qué pasó con sus amigos. La voz de Root como la Máquina suena hablando sobre la muerte, una tumba con el nombre de John se ve y Harold se reune con Grace (Carrie Preston) y mientras Sameen va por la calle, enfundada con la chaqueta de cuero de Root, un teléfono suena, Shaw lo coge y acaba sonriendo a la cámara que tiene sobre su cabeza mientras una imagen muestra cómo las personas de la calle siguen siendo observadas porque, como dice la Máquina, ” Tal vez, este no sea el final para nada”.

Sarah Shahi en la finale de Person of Interest

Fin de los spoilers.

Una buena finale llena de sentimientos pero que en ningún momento cayó en la lágrima fácil. De hecho estaba preparada para llorar, pero no lo hice, acabé con una sonrisa de oreja a oreja, aunque tras procesarlo todo, las lágrimas sí que brotaron por las mejillas. Eso solo lo consiguen las grandes series y “Person of Interest” se fue convirtiendo poco a poco en una de ellas. De esas a las que es difícil decir adiós, aunque siempre queden los revisionados. De esas que te hacen sentir muchas cosas, de las que te enganchan y no te quieren soltar (quién me lo iba a decir a mí después de darla por perdida). Con las que se disfruta y de las que salen personajes memorables de los que siempre te acordarás. Se la echará de menos.

Y termino esta larguísima entrada, tenía que desahogarme, dando las gracias a Jonathan Nolan por haber creado este divertimento inteligente y fantástico y a esos personajes. También a los guionistas por las historias y a todos quienes han formado parte de la familia de “Person of Interest”, con ese reparto fantástico reparto como caras más visibles.

Person of Interest, 5x09

Imagen: @pediaofinterest

Team Machine, you were being watched, you’ll always be remembered.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s