Happy Town, una de esas series entretenidas que duraron muy poco

Reparto de Happy Town

El verano da para maratonear series pendientes y descubrir algunas que hace años pasaron desapercibidas. Los nombres del siempre solvente Sam Neill y la genial Amy Acker (aquí mera comparsa, prácticamente) hicieron que, a pesar de saber que solo tuvo ocho episodios, me pusiera a ver “Happy Town”, y que enseguida me enganchara a una intriga bastante bien construida.

La serie empieza cuando tras dejar a su novio Andrew Haplin (Ben Schnetzer) en el coche d noche para ir a su casa, la adolescente Georgia Bravin (Sarah Gadon) ve algo en el helado lago de Haplin, Minnesota, algo que resulta ser un asesinato. El crimen, por su brutalidad, devuelve a Haplin el recuerdo del llamado Magic Man (Hombre Mágico), quien durante años secuestró a mujeres de todas las edades del pueblo sin que dejara rastro alguno más que un ramo de flores secas.

Robert Wisdom y M.C. Gainey en Happy Town

El sheriff Griff Conroy (M.C. Gainey) se encarga del caso junto a su ayudante, su hijo Tommy (Geoff Stults), a la vez que al pueblo llega una joven llamada Henley Boone (Lauren German), que se instala en una casa de huéspedes donde viven cuatro mujeres cotillas, una misteriosa dueña y otro inquilino, el encantador Merritt Grieves (Sam Neill), llegado desde Inglaterra para abrir una tienda de recuerdos cinematográficos llamada “House of Ushers” (La Casa de los Acomodadores), que tiene a sus vecinas enamoradas.

Griff sufre un extraño accidente y Tommy se convierte en el sheriff a pesar de sus reticencias, pero Haplin está gobernado por la familia del mismo nombre cuya cabeza más visible es Peggy (Frances Conroy) que no deja a Tommy hacer lo que quiere, no aceptar el cargo.

Sam Neill en Happy Town

Henley no está en Haplin porque sí, su motivo es un martillo escondido en la casa en la que se instala. Merritt Grieves está allí para pillar en realidad al Magic Man porque a él también le arrebató a alguien años atrás. Y claro queda que ese hombre ha regresado cuando la mujer de Tommy, Rachel (Amy Acker), desaparece aunque regresa sin acordarse de nada.

Por ahí también está un policía que aparece de la nada llamado Dan Farmer (Peter Outerbridge) y que a misterioso no le gana nadie, ya que no es difícil pensar que él es Magic Man; el clan de los Stiviletto, liderado por Greggy (Warren Christie), recién salido de la cárcel que se junta con la incauta Henley; Big Dave Duncan (Abraham Benrubi), el mejor amigo de Tommy desde la infancia; o el hijo de Peggy, padre de Andrew y jefe de Rachel, John (Steven Weber), a quien su hija fue arrebatada y cuya mujer desapareció mentalmente, no en presencia, desde entonces.

Geoff Stults y Amy Acker en Happy Town

La serie creada por Josh Appelbaum, André Nemec y Scott Rosenberg fue estrenada en la ABC estadounidense en abril de 2010 pero la audiencia no la acompañó y enseguida fue retirada durante tres semanas para regresar y ser apartada de la parrilla a dos episodios del final. Por suerte, la cadena los compartió en Internet para que los seguidores de “Happy Town” pudieran tener un final. 

Después de buscar durante casi todos los episodios a Magic Man, de destapar intrigas varias bastante interesantes y de dejar tramas algo colgadas por falta de tiempo, lo cierto es que el final de esta serie fue realmente bueno, descubriéndose para el espectador quién demonios era esa persona que tanto dolor causó en Haplin y en otros lugares del mundo. Hubo más preguntas que respuestas, pero lo principal, con sorpresa incluida (o sorpresas porque alguna más hubo), queda bastante atado.

Una pena, como digo, que durara tan poco porque “Happy Town” engancha desde el principio, no solo por esa intriga que ya he dicho que me parece muy bien construida, sino también por varios de los personajes principales y secundarios como Tommy, Merritt, Dan Farmer o incluso Peggy Haplin (ver a Frances Conroy me lleva siempre a recordar “A Dos Metros Bajo Tierra” [Six Feet Under], no puedo evitarlo).

Geoff Stults en Happy Town

Los guiones están repletos de referencias a la cultura popular pero también de frases muy buenas, lo que demuestra que quienes los realizaron al menos los cuidaron. Y esa banda sonora tan fantástica… La canción de Heart “Magic Man” lleva en mi cabeza desde que en el episodio número cinco suena una versión de Omar and The Howlers, aunque la original también está con otros temas de The Rolling Stones, Carly Simon, Simon & Garfunkel, Elvis Costello o Crosby, Still & Nash.

Ocho disfrutables episodios, sin duda. A mí, al menos, me ha gustado “Happy Town”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s