Batiburrillo crítico en la tercera temporada de American Crime

Promo de la tercera temporada de American Crime

Una pena. Tras dos muy buenas temporadas de una calidad que muchas series con mucha más audiencia quisieran para ellas, la tercera temporada de “American Crime”, y más que probable última, no ha estado para nada a la altura. La premisa con la que se inició el pasado doce de marzo la entrega prometía, una trama interesante en la que un padre, Luis Salazar (Benito Martínez), dispuesto a encontrar a su hijo desaparecido hace el mismo trayecto que realizó este desde México, para acabar en la misma granja donde el chico estaba trabajando y recabar información sobre el posible paradero del muchacho, siendo testigo del maltrato de los propios capataces, mexicanos también, las deplorables condiciones de higiene del lugar y la dejadez de los dueños y su falta de escrúpulos ante las vejaciones, violaciones y muertes accidentales o no que se suceden en ella.

Ahí entra Jeanette Hesby (Felicity Huffman), ama de casa suspicaz con su familia política a raíz de enterarse de lo que sucede, quienes dirigen la granja junto a su marido, que decide que no puede aguantar más mentiras y quiere romper con su vida, la única que conoce desde hace mucho tiempo y lo que le produce el sustento para vivir, ya que también se da cuenta de que no tiene absolutamente nada y que en el estado donde vive la libertad de una mujer casada está limitada por su marido.

Lili taylor y Timothy Hutton en la tercera temporada de American Crime

Ese argumento ya hubiese bastado para los ocho episodios de la temporada (parece que en un principio iba a tener diez así que la recortaron), Pero no, John Ridley tenía que liar la historia introduciendo más protagonistas para hacer su denuncia, supuestamente a cómo está la servidumbre del siglo XXI, en especial la mano de obra inmigrante. Así de repente aparece la historia del matrimonio Coates,  Clair (Lili Taylor) y Nick (Timothy Hutton), en la que ella contrata a una chica de Haití llamada Gabrielle Durand (Mickaëlle X. Bizet) para que cuide de su hijo y le enseñe francés, y es que la mujer no sabe inglés.

Una decisión que Nick no entiende, nada raro teniendo en cuenta que lo pintan como si su hijo le importase nada y con un resentimiento hacia su mujer al decidir ser madre y dejar de trabajar en su empresa. Resentimiento mutuo, por otra parte, porque Clair no entiende el rechazo de Nick hacia su hijo. Claro que eso se queda en nada teniendo en cuenta que Gabrielle empieza bien en la casa pero en poco tiempo sufre extrañas lesiones que Clair afirma que se hace ella misma, pero hay gato encerrado porque la actitud de la jefa se vuelve más y más despótica.

Regina King en la tercera temporada de American Crime

La tercera historia es la de Kimara Walters (Regina King), una asistente social especializada en ayudar a menores, principalmente que se prostituyen y son esclavos de sus chulos. Ciertamente no es que pegue casi nada con las otras dos, a excepción de ser otro tipo de servidumbre que muestra a personas en peligro.

Cada tema por separado hubiese dado para una temporada y así, esta tercera entrega de “American Crime” hubiese estado más acertada porque episodio tras episodio, quitando los dos primeros, me ha dejado sensación de batiburrillo, de querer abarcar mucho y quedarse en poco. Porque es cuando al final se dice “estamos aquí reunidos para asegurarnos de que se haga justicia”, criticar a la justicia así no creo que haya sido muy efectivo, la verdad. Aunque, al final hay que darse cuenta de que las víctimas siguen sin voz ni justicia porque a pocos importan.

Lástima porque su calidad es excepcional pero no ha sabido estar a la altura de las temporadas predecesoras. Si no hubiese sido por ellas y por el buen trabajo, una vez más, de un reparto donde también han repetido Richard Cabral y Connor Jessup (para ser bastante mal utilizados todo sea dicho) y aparecido en papeles secundarios Sandra Oh, Janel Moloney, Cherry Jones, Ana Mulvoy Ten o Tim Dekay, tal vez la hubiese dejado. Reparto donde esta vez han brillado más Regina King y Felicity Huffman.

Felicity Huffman en la tercera temporada de American Crime

Si ABC decide cancelarla, y todo indica que así será, “American Crime” se marchará dejando un mal sabor de boca a pesar de dos temporadas muy buenas. Una pena, insisto.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s