Segunda temporada de Shades of Blue: Corrupción, mafia y sangre

Reparto de la segunda temporada de Shades of Blue

El pasado domingo finalizó con episodio doble en Estados Unidos y Canadá, que nunca lo digo pero las series allí van a la par, la segunda entrega de “Shades of Blue”, una serie que me enganchó en su primera tanda de episodio y que me ha hecho disfrutar de nuevo durante estos siguientes trece capítulos. No será un serión ni mucho menos pero su cometido lo cumple así que su temprana renovación para una tercera temporada la recibí con alegría a pesar de que, para que llegue, falta mucho todavía. Pero ¡menudo cliffhanger!

Tras el final de su primer año, había que ver qué pasaba con Harlee (Jennifer Lopez) tras terminar con su peor pesadilla, y con Woz (Ray Liotta) al que acechaba el FBI con el agente Robert Stahl (Warren Kole) teniéndole muchas ganas. Una vez resuelto de una satisfactoria manera todo eso, el grueso de la temporada se ha dividido entre los fantasmas de Harlee; los intentos del grupo liderado por Woz, acechado esta vez por Tom Verco (Dov Davidoff) de Asuntos Internos, quien está dispuesto a descubrir cueste lo que cueste qué pasó con su amigo y colega en el departamento Donnie Pomp (Michael Esper); el mafioso Bianchi (Ritchie Coster) al que el FBI quiere pillar junto con la candidata a la alcaldía, expolicía y buena amiga de Woz y algo menos de Harlee, Julia Ayres (Anna Gunn); y la insana obsesión de Stahl con Harlee, que trata por todos los medios de permanecer lo más cerca que puede y de descubrir qué pasó con Miguel (Antonio Jaramillo).

Ray Liotta y Jennifer Lopez en la segunda temporada de Shades of Blue

Hay alguna otra trama relacionada con los componentes del grupo y con la familia de Woz, pero el grueso de la temporada se resume en lo anterior. Cuando hay un mafioso de por medio, siempre hay problemas, aunque con una banda de policías que no juega según las reglas, corruptos al fin y al cabo, las dificultades llegan solas. Y por ellas a veces sigue sorprendiendo en los berenjenales que, principalmente, Harlee y Woz se meten.

Pero las tramas de “Shades of Blue” están muy bien hiladas y la forma de cerrarlas durante la entrega ha estado bien. Ha habido sangre, además, alguna que otra persecución y momentos de intriga. Eso sí, el caramelo nos lo han quitado otra vez de la boca dejando a Harlee y Woz como los han dejado.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s