Freaks & Geeks, posiblemente la serie de instituto más realista que se haya hecho

Reparto de Freaks & Geeks

Cuando pensamos en películas o series con un instituto como lugar de acción principal se nos pueden venir a la cabeza muchos ejemplos. Prácticamente en todas ellas nos encontramos lo mismo: los guays del lugar que suelen ser los populares y el 99 por ciento de las veces son los del equipo de fútbol americano y las animadoras; los empollones que parece que no disfrutan de la vida; los problemáticos que suelen ser unos matones y/o adictos a algo; y los novatos, que nunca se quitan ese sambenito de ser los últimos en llegar.  Todos tienen algo en común, que normalmente no se relacionan con gente menor que ellos, mayor sí, pero nunca más jóvenes.

Con “Freaks & Geeks” (Instituto McKinley en castellano), disponible en Prime Video tristemente sin la opción de versión original y también en la recién nacida y gratuita Pluto TV, Paul Feig decidió darle una vuelta al género y no es de extrañar que con su única temporada de vida se convirtiera en una de esas series llamadas “de culto” aunque a mí el término no me guste nada, porque es digna de toda alabanza. Además fue maltratada por NBC, que ni siquiera terminó de emitirla y además salteó episodios rompiendo toda línea temporal. Sobre esto, aviso para navegantes, si la veis en Prime mirad antes aquí el orden correcto de los episodios, si no veréis el final antes de que en realidad deba suceder.

John Francis Daley y Linda Cardellini en Freaks and Geeks

Ambientada en Michigan en 1980, Lindsay (Linda Cardellini) y Sam (John Francis Daley) Weir son dos hermanos que acuden al Instituto McKinley, siendo en el caso de Sam su primer año. Lindsay es la chica más lista del instituto, como todo profesor la llama, pero ella decide que ha de rebelarse a sus dieciséis años y dejar el equipo de matemáticas, por mucho que su amiga Millie (Sarah Hagan)  intente que vuelva cada dos por tres. Claro que es entonces cuando se une a un grupo de amigos totalmente diferente a ella ya que no son buenos estudiantes, toman drogas y son tirando a vagos. Ese grupo es el liderado por Daniel Desario (James Franco), quien invita a Lindsay a unirse a ellos y a quien parece que ella pone ojitos al principio, la novia de este Kim Kelly (Busy Phillips), el obseso de la batería y de la marihuana Nick Andopolis (Jason Segel) y el irónico y poco hablador Ken Miller (Seth Rogen).

Fotograma de Freaks & Geeks

Millie no entiende por qué su amiga se junta con ellos y ese empeño en llevar siempre la misma chaqueta (un misterio no resuelto que imagino que algo tendría que ver con su abuela), pero menos lo entiende su padre Harold (Joe Flaherty), a quien Lindsay llama estricto aunque no lo sea tanto en comparación con los padres y madres de sus amigos, en esto el padre (Kevin Tighe) de Nick se lleva la palma. Quien pone paz en el hogar Weir es Jean (Becky Ann Baker), quien apoya a su marido pero siempre está muy de parte de su hija e hijo. La relación de Lindsay y Sam es muy, muy buena, nunca discuten y siempre están el uno para la otra y viceversa cuando se necesitan. De hecho, ella se lleva bien con los amigos de Sam, a quienes conoce de toda la vida, y él aceptará a los de su hermana.

Si el grupo de Lindsay, sin contarla a ella en realidad, serían los llamados frikis, la misma acepción puede ser utilizada para los geeks, al fin y al cabo la denominación peyorativa de “bicho raro” es aplicable a ambas traducciones. Claro que los primeros son unos inadaptados porque no quieren hacerlo, mientras que los segundos tratan de encajar. La diferencia de edad entre Lindsay y su hermano es de tres años y se nota. Sam va con sus inseparables amigos Neal Schweiber (Samm Levine) y Bill Haverchuck (Martin Starr), a quienes no les va mal en los estudios pero quieren que el matón de clase, Alan White (Chauncy Leopardi) les deje en paz; además de empezar a tener suerte con las chicas. Sam, de hecho, está enamorado de Cindy Sanders (Natasha Melnick) hasta las trancas. Ella es animadora y Sam cree que nunca se fijará en él aunque suelen hablar mucho y ella se preocupa por él y hasta hará del chico su confidente.

Joe Flaherty y Becky Ann Baker en Freaks & Geeks

Si Jean y Harold tratan de guiar a Lindsay y Sam en su hogar, en su segunda casa, el instituto, lo tratará de hacer Jeff Rosso (Dave “Gruber” Allen), el tutor más enrollado que cualquier estudiante quisiera tener ya que siempre está dispuesto a escuchar y aconsejar hasta de cosas fuera del ámbito académico. Él es totalmente contrapuesto al profesor de matemáticas que la tiene tomada con Daniel, y es que el señor Kowchevski (Steve Bannos) es ese típico profesor amargado que piensa que sus alumnos son unos borregos y que no llegarán nunca a nada. Entre uno y otro estará el profesor de gimnasia y entrenador Ben Fredricks (Tom Wilson), quien se llevará alguna lección por parte de uno de los protagonistas.

Lindsay tratará de encajar en su nueva vida y grupo aunque tarde en ganarse el afecto, sobre todo de Ken, y no empiece con nada de buen pie con Kim, mientras Sam y sus amigos intentarán progresar en su adolescencia a veces con ayuda de su gurú particular, un chico no mucho mayor que ellos de nombre Harris Trinsky (Stephen Lea Sheppard) que va muy a lo John Lennon y que suelta frases lapidarias además de dar consejos de persona de más edad.

Los geeks de Freaks and Geeks

Entre los temas que se tratan en “Freaks & Geeks” están los de la familia, la amistad, la adolescencia, la educación, las drogas, el sexo, la imposición, la infidelidad, el matrimonio, la política o el futuro. Pero para temas los musicales porque la serie tiene una banda sonora de lujo desde la cabecera con el famoso “Bad Reputation” de Joan Jett hasta el último tema que suena de los Grateful Dead, con artistas de renombre y tan dispares como Van Halen, Bob Seger, Billy Joel, Gloria Gaynor, David Bowie, Jackson Browne, Dean Martin, The Who, Boston, The Charlie Daniels Band, Queen, Kansas o los compositores Bill Conti y Henry Mancini. Para mí, una de las mejores bandas sonoras de serie habida junto con la de “Caso Abierto” (Cold Case), que a diferencia de la que nos ocupa, no está en DVD porque nadie ha pagado los derechos musicales y ni esta ni aquella se entienden sin banda sonora.

En dieciocho episodios “Freaks & Geeks” nos muestra algunos estereotipos que rompe enseguida y nos da buenos personajes de los que vamos conociendo más y más cada vez, dejando momentos muy cómicos pero también algunos que otros de índole más dramática. Me ha gustado mucho, no el doblaje que es bastante malo pero como digo en Prime no está la versión original, y el reparto lo hace fenomenal. De hecho, es muy realista porque a pesar de la diferencia de edad de casi todos con respecto a sus personajes, estos son muy realistas por comportamiento, origen y aspecto. Es muy recomendable.