A Mi Manera, un entretenido programa musical con parte de reality

Promo de A Mi Manera
Hace un par de semanas terminó la emisión de la primera temporada de “A Mi Manera”, programa producido por Magnolia TV para La Sexta en el que siete reconocidos cantantes del panorama musical español vivieron juntos durante unos cuantos días versionando las canciones de sus compañeros.

El programa está basado en “The Best Singers”, show emitido en diversos países europeos y en él, cada semana hay un protagonista y sus compañeros, sin que él o ella sepa cuáles, tienen que cantar una versión de una canción suya o del grupo en el que estuviera anteriormente, caso de varios de los artistas de la entrega.

En los siete programas de los que constó, uno para cada uno de los participantes,  Marta Sánchez, Mikel Erentxun, Sole Giménez, David DeMaría, Antonio Carmona, Nacho García Vega y Manolo Tena compartieron confidencias, anécdotas e historias varias tanto profesionales como personales. No es “A Mi Manera” un reality de esos que buscan que se vea la convivencia, no, de hecho todo fue muy amable y se notaba el buen rollo, sino de que en un ambiente distendido los protagonistas hablaran (bastante guión en lo que a preguntas se refiere creo que se notaba), pero sobre todo que se atrevieran a coger una canción de otra persona y a hacerla suya.

Ciertamente me gustó lo que vi, sin ser fan de ninguno de los participantes en particular, creo que el grupo elegido estuvo muy bien y que el programa es puro entretenimiento. Lo mejor, sin duda, el tema versiones, claro que gustando la música y conociendo diversos de los temas cantados, ¿cómo no disfrutar con las increíbles versiones, en su mayoría, realizadas?

Por eso espero que hagan más, con artistas que aporten conversaciones y chascarrillos interesantes y que se complementen bien como los que hicieron la primera temporada.

Famosos en Peligro con Bear Grylls, un programa muy entretenido

Promo de Bear Grylls Famosos en Peligro

La pasada semana finalizó Discovery Channel la emisión de “Famosos en Peligro con Bear Grylls” (Running Wild with Bear Grylls), un superviviente más que preparado que estuvo en las Fuerzas Especiales. El simpático Bear se lleva en cada programa a un famoso a pasar dos días extremos en la montaña, la selva o el desierto sin más que algunos utensilios, las mochilas para guardarlos y las cuerdas que nunca pueden faltar para hacer rappel.

El programa, realizado el pasado año, es la segunda temporada de la aventura y en el primero se fue con Barack Obama en un glaciar de Alaska es diferente ya que el llamado hombre más poderoso del mundo, por su cargo no podría hacer lo que los siguientes participantes realizaron, cosas muy peligrosas bajo la supervisión de Bear Grylls.

Bear Grylls y Barack Obama en la segunda temporada de Famosos en Peligro con Bear Grylls

Así, el actor Michael B. Jordan se fue a gales y tuvo que dormir con una oveja o salir de una cueva en la que Bear puso explosivo para volar la salida; Kate Hudson tuvo que superar su claustrofobia y seguir al superviviente por un túnel de la Segunda Guerra Mundial en las montañas italianas; Michelle Rodríguez aguantó el calor del desierto y tener que pasar por hendiduras más que estrechas; James Marsden se las tuvo que ver con una pared vertical enorme para llegar al punto de extracción; el jugador de fútbol americano Drew Brees ayudar a Bear a matar a un cocodrilo; Kate Winslet se descubrió como una auténtica aventurera y mujer de recursos; Jesse Tyler Ferguson se demostró a sí mismo de lo que es capaz entre montañas nevadas; y Ed Helms, a pesar de su miedo a las alturas logró hacer un rappel interminable y emocionarse por su hazaña.

Bear Grylls y Kate Winslet en la segunda temporada de Famosos en Peligro con Bear Grylls

Y entre subida y bajada, Bear les hace algunas preguntas y buscan la comida y/o cena, sean roedores, insectos u hojas para hacer un caldo. Muy entretenido me ha resultado este programa, que está muy bien realizado y en el que los participantes han dado mucho juego tanto a Bear como de cara al espectador.

El debate político a cuatro bandas, un fiasco tedioso

Debatientes del debate a 4 del 7 de diciembre de 2015

Habrá sido muy visto, seguramente. Comentado sí que fue antes y durante su emisión, y después también lo está siendo. Consiguió, además, el “honor” de ser trending topic en Twitter, cómo no. Pero, en líneas generales, el debate a cuatro bandas previo a las elecciones españolas del 20 de diciembre, emitido anoche por La Sexta y Antena 3, me pareció un fiasco tedioso.

Este no es un blog político, así que no voy a entrar a valorar ninguna de las afirmaciones, quejas o valoraciones realizadas por los participantes, sino lo meramente televisivo. El debate nos lo han vendido como histórico porque por primera vez en la historia de la democracia española hay cuatro partidos que, según las encuestas, pueden rascar muchos votos poniendo fin al bipartidismo imperante. Claro que, no estaban todos los candidatos a la presidencia porque uno envió a su mano derecha. Hubiese sido raro que el partido en el gobierno no tuviera representación, por una parte, pero por otra ¿por qué dar la cara en propaganda política (cartas, carteles) pero no en un debate con otros candidatos? Ahí pierde parte de su razón denominar a este espectáculo televisivo de histórico.

Extraño fue verles de pié durante la duración del debate. Más de dos horas estuvieron Soraya Sáenz de Santamaría, Pablo Iglesias, Albert Rivera y Pedro Sánchez en el plató en posición vertical frente a una silla que nadie usó en directo, y que parecía de lo más incómoda hasta para subirse a ella, y a un atril cutre que parecía de cartón y que a algunos les sirvió para dejar sus folios con información. “¿Quién se va a sentar primero?”, pensé. Nadie, en directo al menos como digo, lo hizo, provocando balanceos o agarrotamiento, que alguno tuvo que acabar así fijo.

El plató a mí no me acabó de convencer, tan luminoso, tan frío. Había trescientas personas entre el público, además, a las que apenas enfocaron, obviamente porque ellos no eran los protagonistas y porque no podían demostrar ni frío ni calor por lo que los participantes decían. Para eso ¿para qué llenar un plató con gente?

Promo debate a 4

A los presentadores sí les enfocaron, en especial a Ana Pastor, cuando reaccionaba con miradas o interrumpía, algo que hizo en varias ocasiones por lo que era difícil enterarse  bien de qué es lo que estaba diciendo uno de los debatientes en ese momento. Se debe interrumpir cuando el que habla degenera o se va por los cerros de Úbeda, que en este caso fue así en algún momento, no cuando se está acabando de exponer dentro de un tiempo normal y lógico para responder. En ese sentido, me gustó más Vicente Vallés, quien en ningún momento abrió la boca cuando no debía, aunque se puede pensar que tanto él como ella tenían su función más que delimitada.

Lo peor de todo fue la rapidez con la que pasaron de un tema a otro, lo mismo hablaban de educación que después pasaban a las pensiones o a la lucha contra la violencia de género. Unas cortinillas les habrían venido muy bien en estos casos, a ellos y a los espectadores.

Lo de contar los minutos que cada participante hablaba en la denominada sala de tiempo me pareció una absoluta estupidez, podrían haberlo hecho poniendo unos contadores debajo del debatiente de vez en cuando a modo de curiosidad. Así, lo más vistoso acabó siendo el más que preparado minuto de cierre que tuvieron cada uno al finalizar.

Lo dicho, a mí me pareció aburrido y un espectáculo televisivo muy flojo. Fiasco.

De realities va la cosa: Pekín Express, The Voice, The Real Housewives of Beverly Hills

Imagen de Pekín Express 2015

La semana pasada Antena 3 finalizó la emisión de “Pekín Express”, reality que volvió a la pequeña pantalla tras unos años fuera de ella. Es un programa que está muy bien, vale que a veces se centran en las broncas de los concursantes, pero básicamente el centro es la supervivencia porque si a este lado de la pantalla se ve muy duro ¿cómo será en realidad? Hay que valer para ir allí y llegar a la final.

Cristina Pedroche ha sido la maestra de ceremonias de esta edición que ha tenido ocho programas y, aunque empezó un poco tibia, programa tras programa su presentación mejoró. Ha sido una temporada entretenida que nos ha llevado a Malasia, Indonesia y Singapur y que finalmente ganaron quienes probablemente más se lo merecían, los cuñados Ángel y Bea, aunque yo hubiese preferido que las amigas canarias, Yareli y María del Amor, hubiesen logrado la victoria.

Gran trabajo el de todo el equipo, que tampoco debe ser fácil trabajar en “Pekín Express”, sobre todo los cámaras.

Jacquie Lee, Will Champli y Tessanne Chin, finalistas de The Voice 5

Enganchadísima a “The Voice” estoy desde que Fox Life lo estrenó el pasado año y ya van tres temporadas emitidas, de la tres a la cinco. La sexta se estrena este mismo sábado.

No hablé de la cuarta temporada que fue mejor que la tercera y que me descubrió el amplísimo vocabulario en inglés de Shakira y lo guapo que es Usher aparte de buenos cantantes. No ganó mi favorita entonces, Michelle Chamuel, sí lo ha hecho en la quinta la espectacular voz de Tessanne Chin. A la jamaicana no le podían quitar el trofeo que se merecía, sin desmerecer el buen trabajo hecho por sus contendientes Jacquie Lee y Will Champlin, que llegaron a la final por méritos propios.

Pero lo de Tessanne es estar al nivel de las mejores voces femeninas de la historia de la música, tanto que en la final cantó con su ídolo, con el mío: Céline Dion. No grité tongo esta vez como en las dos pasadas ediciones, Tessanne Chin es grande y se lo reconocieron. Y, afortunadamente, Adam Levine fue el coach ganador y no Blake Shelton de nuevo.

Para muestra, su versión de “I Have Nothing”:

promo-the-real-housewifes-of-beverly-hill

¿Qué hacía yo viendo “The Real Housewives of Beverly Hill”? Uno, matar la curiosidad de haber visto el nombre de este reality y no saber de qué iba exactamente, aunque lo intuía; y dos echarme unas buenas risas porque aunque estas “amas de casa” ricachonas residentes en el exclusivo barrio de Los Ángeles tengan sus problemas serios, es imposible no reírse ante determinados gestos, falsedades o actos.

Episodio y medio vi tras la final de “The Voice” y entretenido me pareció.

En Tierra Hostil, periodismo de calidad y de denuncia

Careta de En Tierra Hostil

Hasta dentro de unas semanas no volverá a Antena 3 el programa “En Tierra Hostil” así que tras cinco emisiones ya es hora de hacer balance del mismo. Los periodistas Jalis de la Serna y Alejandra Andrade son expertos ya en realizar este tipo de programas tras su paso por “Callejeros” o “Encarcelados”. Esta vez se han ido con el resto del equipo a países en los que suceden cosas impactantes como República Democrática del Congo, México, Colombia, Corea del Norte o incluso se han quedado en España para que veamos la realidad de la Barriada del Príncipe en Ceuta.

Se han jugado mucho el tipo metiéndose en la boca del lobo, mezclándose con personas peligrosas o haciendo preguntas incómodas y todo para hacernos ver desde el funcionamiento de las minas de coltán donde mucha gente parece que muere sacando el preciado mineral para que tengamos teléfonos móviles, por ejemplo; en una barriada española que más parece de cualquier país musulmán donde impera una ley que no es la misma que en el resto de la ciudad; en un país donde los carteles de la droga siguen y seguirán sembrando el pánico entre una ciudadanía que a veces es consciente de que algo hay que hacer; entre traficantes y drogadictos en un peligroso barrio colombiano o en un país que solo se puede visitar con un guía porque nadie puede campar a sus anchas no vaya a hacer preguntas no deseadas o a ver cosas que no le corresponde.

“En Tierra Hostil” es un muy buen programa periodístico que nos muestra lugares como tal vez no los habíamos visto y que hace pensar en este mundo en el que vivimos, no solo en lo mal repartido que está sino en que parece que si nadie habla de determinadas cosas, no interesan.

Espero que el retiro del programa sea corto porque lo estoy disfrutando mucho y si se animan a hacer una segunda temporada bienvenida será. Desde aquí mi más sincera enhorabuena a todo el equipo de “En Tierra Hostil” y a Antena 3 por haber decidido emitirlo apostando por el periodismo de calidad.

En la web del programa se pueden ver todos los episodios emitidos.

Tercera edición de The Voice USA

Final de la tercera temporada de The Voice

 

Cuando FOX Life aterrizó en España el pasado mes de octubre, no estaba muy ilusionada con su llegada porque, quitando alguna serie que sigo, el grueso de la programación no me parecía nada atractivo. Me sigue pareciendo igual pero he de agradecerles al menos que sigan emitiendo series en VOSE antes que en versión doblada, y que nos hayan traído el programa “The Voice” en su versión estadounidense.

No entiendo que hayan empezado por la tercera temporada pero aplaudo la decisión de que se hayan molestado en hacernoslo llegar a quienes nunca lo hemos visto por Internet. No soy seguidora de “La Voz” en España, sí he visto algo pero de audiciones a ciegas que probablemente sea de lo mejor del programa, pero cuando estás más acostumbrada a escuchar música en inglés, “The Voice” es mucho mejor.

Bueno, sería mentir si dijéramos que es mejor solo si te gusta la música en inglés, porque siendo solamente de 45 minutos, estando bien editado, con coaches que tienen mucho que decir y un vocabulario más amplio (casi todos, que el amigo Blake Shelton a veces parece que no arranca a no ser que tenga alguien de country) y con una presentación nada cargante y ágil, “The Voice” resulta muy entretenido.

Ayuda, además, que FOX Life lo emitiera de dos en dos, excepto la última semana cuando un día dieron un bloque de tres y me quedé sin ver una de las galas finales, pero vaya que es un buen programa. Tiene variedad musical y no sé cómo puede haber tanto buen cantante por ahí suelto, algunos incluso mejores que muchos de carreras consagradas pero, no hay mercado para todo el mundo, eso es cierto y creo que sería una locura si lo hubiera.

Me enganché con las audiciones a ciegas, los fragmentos de ensayos con los coaches y sus ayudantes sí que podrían ser más largos pero en realidad lo que importa es ver la actuación final. Las mejores llegaron tras las batallas, cuando se curraron escenografía impresionantes para acompañar a los artistas en el escenario.

Y así en unos dos meses se emitió toda la tercera temporada, finalizado el pasado viernes 19. Con una final en varios programas donde no ganó quien para mí tenía la mejor voz, sino quien se lució más en sus últimas actuaciones porque la calidad de los otros dos concursantes quedó más que patente desde el principio. Ahora, ganó quien no quería y me imaginaba que se llevaría el triunfo.

Eso sí, mi favorita se quedó bastante cerca, a un paso de la semifinal y sí, para mí Amanda Brown fue la auténtica voz de la tercera temporada de “The Voice” en su versión estadounidense Para muestra, “Dream On”

Espero que con el año nuevo “The Voice” vuelva a FOX Life España, que en Estados Unidos acaban de finalizar su séptima temporada y, vamos bastante retrasados.

Cachitos de Hierro y Cromo: Recuerdos musicales del archivo de RTVE

Careta de Cachitos de Hierro y Cromo

 

El pasado domingo finalizó la segunda entrega de “Cachitos de Hierro y Cromo”, un programa musical que he descubierto recientemente y que me encanta. Presentado por Virginia Díaz y realizado en colaboración entre La 2 y Radio 3 de RTVE, “Cachitos de Hierro y Cromo” dedica cada programa a un género musical o a diversos  siempre mostrando la riqueza de los archivos con los que cuenta RTVE a través de porciones de programas como “Aplauso”, “Rockopop”, “Galas del Sábado” o “Música Sí”.

En aproximadamente cincuenta y cinco minutos se bucea en la nostalgia del telespectador recuperando imágenes para el recuerdo o para crear recuerdos nuevos, que TVE lleva casi 60 años emitiendo y muchos no habíamos nacido aún, a base de pequeños fragmentos de imagen y sonido. Además, el programa cumple una función didáctica porque a través de sus rótulos se aprende tanto sobre los grupos y cantantes de España y del extranjero que llenan la pantalla.

Así, he podido descubrir que Peret era todo un friki que hacía divertidísimos vídeos musicales dignos de ser visionados, que Valerio Lazarov no solo impulso la televisión en España sino también los vídeos musicales, ver a grupos que ni conocía, comprobar que Fernando Esteso es un genio de la imitación clavando el “Delilah” de Tom Jones o recordar el escenario del que siempre será mi programa música favorito, “Rockopop”.

Parece que a veces salen los mismos artistas pero es que Raphael, Alaska, Lola Flores, Rocío Jurado o Peret son de los que han marcado a generaciones.

“Cachitos de Hierro y Cromo” está disponible para ver a la carta, al menos desde España, en su página dentro de la web de RTVE. Espero que vuelva con una tercera temporada y más si así lo decide la cadena porque es un programa muy recomendable para todo amante de la música.

Mientras esperamos a que haya más, al menos en Nochevieja, entre las 9 de la noche y las 3 de la mañana en La 2 habrá cinco programas para deleitar a los fans y para que quienes no lo sean aún descubran el programa que, seguramente, será lo mejor de la última noche del año 2014  y de sus primeras horas en lo que a la televisión se refiere.

Gracias a los responsables de “Cachitos de Hierro y Cromo” por su buen hacer.