Pero qué fantástica que es Parks and Recreation

Promo de Parks and Recreation

He tardado años en ver “Parks and Recreation” pero ha merecido la pena solamente por darme el gusto de hacer un maratón con ella y disfrutarla aún más de esa manera. A mi ritmo, con atracón de episodios si procedía o acompañándome en mis viajes de metro a trabajar.

El título de la entrada lo dice todo porque si bien ni la cortísima primera temporada de tan solo seis episodios, estrenada en la midseason de 2009, ni la última de trece finalizada en la, también, midseason de 2015, fueron las mejores, la serie creada por Greg Daniels y Michael Schur es una comedia simplemente fantástica y lo es por muchas razones, pero la primera de todas es por los personajes (que sí,que yo soy mucho de personajes, siempre lo he sido y siempre lo seré).

Amy Poehler y rashida Jones en la sexta temporada de Parks and Recreation

Los personajes de “Parks and Recreation” son de esos a los que se les coge cariño inmediato, a alguno a lo mejor cuesta más, en mi caso me pasó con Tom Haverford (Aziz Ansari) que al principio me parecía bastante cansino, pero que me acabó conquistando porque Tom es mucho Tom. Y en lo que a personajes respecta hay que hablar de la protagonista, porque aunque estemos ante una serie coral, Leslie Knope (Amy Poehler) es la cabeza más visible de la misma. Ya quisiera toda ciudad o pueblo tener funcionarios tan apasionados como esta mujer por su trabajo. Porque “Parks” gira sobre Leslie y su trabajo, sus relaciones, su lucha para que su Pawnee (no natal) sea la mejor ciudad no solo del estado de Indiana sino del mundo, y no el lugar donde más obesos hay.

Todo empieza con un hoyo en la parte trasera de la casa de Ann Perkins (Rashida Jones), un agujero del que Leslie Knope quiere hacer un parque y ahí empieza una más que bonita amistad. En ese hoyo cae Andy Dwyer (Chris Pratt), el por entonces novio de Ann, que es todo un desastre y que no tiene más profesión que tocar en su banda amateur Mouse Rat.

Reparto de Parks and Recreation
Leslie no trabaja sola, aunque su jefe, Ron Swanson (Nick Offerman) la deje hacer porque él odia el gobierno aunque “trabaje” para él. Aunque sea la subdirectora del departamento, comparte oficina con Tom Haverford quien siempre está buscando idear algo para ganar dinero; con Donna Meagle (Retta) cuya tarea nunca me ha quedado clara; con el pobre Jerry Gergich (Jim O’Heir) cuyo nombre real no es ese y que es el hazmereir del lugar por su torpeza, y con la becaria April Ludgate (Aubrey Plaza) que odia todo, todo y a todos. O eso dice, porque al igual que Ron Swanson, va de dura por la vida pero su corazoncito tiene, y lo empieza a demostrar cuando se enamora de Andy, una vez que Ann rompa con este porque nadie puede explicarse qué hacían ambos juntos. Y esa relación hace que tanto April como Andy maduren y que se complementen mejor que con nadie.

Rob Lowe, Aubrey Plaza y Chris Pratt en Parks and Recreation

El trabajo y su mejor amiga llenan la vida de Leslie, pero un buen día en Pawnee aterrizan Chris Traeger (Rob Lowe) y Ben Wyatt (Adam Scott) para sanear las cuentas de la ciudad. Pensaban quedarse poco pero mucho pasa con ellos y acaban convirtiéndose en parte fundamental del grupo de “Parks and Recreation”. Hasta aquí puedo contar porque más sería spoiler.

No me olvido de personajes recurrentes como el amigo de Tom, Jean-Ralphio Saperstein (Ben Schwartz) y la hermana de este, Mona-Lisa (Jenny Slate); el archienemigo de Leslie, Jeremy Jamm (Jon Glaser); Tammy Two (Megan Mullally), la segunda exmujer de Ron y única debilidad de este; Perd Hapley (Jay Jackson), periodista; Joan Callamezzo (Mo Collins), conductora de un talk shaw; o la implacable Jen Barkley (Kathryn Hahn), que dan mucho juego.

Temporada seis de Parks and Recreation

El grupo de personajes no sería ni la mitad de bueno sin los guiones que los respaldan, llenos de historias interesantes y muy buenos momentoshumorísticos, dramáticos, musicales, frikis y entrañables, pero tampoco sin la gran labor que hicieron sus actores para darles vida. Y, que nadie piense que creo que la primera y última temporada son malas, ni mucho menos. Es que la primera simplemente nos sitúa y nos presenta a Leslie, Ann, Ron y compañía siendo un aperitivo de lo que viene después, y la última ya fue el “vamos a hacer lo que nos de la gana por friki que sea ya que el final se acerca”. De hecho en la séptima y última entrega “Parks and Recreation” realizó uno de sus mejores episodios “Leslie & Ron”.

Nick Offerman y Amy Poehler en la finale de Parks and Recreation

Porque, si la amistad de Leslie y Ann es genial, la de Leslie y Ron es magnífica, principalmente porque son como el agua y el aceite pero vaya si se tienen aprecio, aunque Ron no lo quiera demostrar. El doble episodio final “One Last Ride” me pareció una muy buena manera de cerrar, principalmente porque acaban donde empezaron.

Me ha encantado, sí, vaya si lo ha hecho, esta serie de siete temporadas y ciento veinticinco episodios. Tanto que acabé hace tres días de verla y ya la hecho de menos porque “Parks and Recreation” es grande, mucho.

La segunda temporada de Unbreakable Kimmy Schmidt sigue el camino de su predecesora

Promo de Unbreakable Kimmy Schmidt

Me puse a ver con muchas ganas la segunda entrega de “Unbreakable Kimmy Schmidt” después de haber disfrutado muy mucho con la primera y de esperar  tantos meses a los nuevos episodios, pero me llevé un chasco porque los dos primeros capítulos me parecieron muy normalitos. Pero llegó el tercer episodio en el que Titus Andromedon (Tituss Burgess) desplegó todo su arsenal para ganarme de una vez por todas y hacer suyo el episodio de principio a fin. Y así, “Unbreakable Kimmy Schmidt” siguió imparable e inquebrantable hasta el episodio final de la temporada, el número trece.

Kimmy (Ellie Kemper) sigue siendo un muy buen personaje y durante la temporada consigue trabajo, va al paro, se hace conductora de Uber sin tan siquiera tener el carné y acaba yendo al psiocólogo por el poco control de la ira que tiene a veces.

Fotograma de la segunda temporada de Unbreakable Kimmy Schmidt

Su amistad con Titus se afianza aún más y este consigue tener una relación estable con un obrero recién salido del armario de nombre Mikey (Mike Carlsen) que le gusta de verdad aunque se lo plantee de vez en cuando. Titus, además, aún tiene esperanza de poder triunfar haciendo lo que más le gusta.

Jacqueline (Jane Krakowski)  regresa de su pueblo tras estar un tiempo con sus padres y volver a abrazar su cultura nativa americana, para acabar en un enorme y vacío piso necesitando dinero y a Kimmy para que le asista de forma gratuita, porque la buena de Kimmy lo hace por amistad. Jacqueline, de todas formas, pierde algo de protagonismo en esta temporada, sobre todo por los episodios en los que Kimmy pasa tiempo con la psicóloga Andrea a quien da vida la genial Tina Fey en un papel muy dual, ya que por un problema de adicción la mujer es de una forma por el día y de otro por la noche y eso da mucho juego.

Tina Fey y Ellie Kemper en la segunda temporada de Unbreakable Kimmy Schmidt

Y no me olvidó de Lilian (Carol Kane) que siempre está por el apartamento de Titus y Kimmy y que se embarca en una lucha contra el paso del tiempo en su vecindario y en la plaga de hipsters que se van mudando a él. Claro que en “Unbreakable Kimmy Schmidt” hacen una apelación a la nostalgia en muchas cosas, ya sea por lo que el paso del tiempo trae consigo o de la cultura popular: léase cassettes, canciones, series de televisión, personajes famosos…

Pero qué buena comedia, qué entretenida, friki y entrañable en ocasiones. Yo no puedo más que seguir agradeciendo a Tina Fey y a Robert Carlock haberla creado, a NBC haber pasado de ella y a Netflix habernosla traído. Larga vida a Kimmy Schmidt y compañía y ojalá que en  la tercera entrega haya más escenas en el bunker porque siempre me resultan muy divertidas.

Upfronts 2016-2017: Cancelaciones y renovaciones de las cadenas de Estados Unidos

He esperado unas semanas para publicar la lista de renovaciones y cancelaciones de las cadenas estadounidenses para ver si había alguna noticia más como así ha pasado, aunque no recuerdo unos upfronts tan poco emocionantes como los de este año porque las  cadenas tenían casi todo anunciado desde semanas, qué digo, meses antes.

logo-abc

Renovaciones:

-Anatomía de Grey (Grey’s Anatomy): Llegará al menos a su décimo tercera entrega y en plena forma, aunque sin Sara Ramírez que ha decidido marcharse.

-American Crime: La serie volverá con una tercera entrega y un nuevo caso. Me alegro mucho, porque hoy en día es de lo mejorcito.

-Black-ish

-The Catch: Una renovación sorpresa en toda regla dado el batiburrillo de tramas que tiene, pero Shondaland está detrás y es raro que algo no les funcione. Yo no seguiré con ella.

-Dr. Ken

-Érase una Vez (Once Upon a Time)

-Fresh Off The Boat

-The Goldbergs

-How to Get Away With Murder

-Last Man Standing

-Marvel’s Agents of Shield

-The Middle

-Mistresses

-Modern Family

-Quantico

-Scandal: A midseason se va la sexta temporada por el embarazo de Kerry Washington. Yo ya no pienso verla.

Cancelaciones:

-Blood & Oil: Una de las series nuevas y de las primeras en caer.

-Castle: Ocho temporadas ha durado el procedimental, y aunque hubo polémica antes del final de temporada, al final ABC decidió que ya era suficiente.

-The Family: En mediocre se quedó, con final abierto pero demostrando que de haber sido más larga seguro que hubiera mejorado.

-Galant

-Marvel’s Agent Carter: No sé a quién le pudo pillar de sorpresa si su protagonista iba a hacer un piloto de otra serie.

-The Muppets

-Nashville

-Of Kings & Prophets: A los dos episodios se la cargaron.

-Wicked City: La primera cancelación de la temporada 2015-2016, que cayó a los tres episodios.

Logo de la CBS

Renovaciones:

-2 Broke Girls (Dos Chicas Sin Blanca): Tendrá sexta temporada pero yo no la veré. Esta serie ya no tiene sentido.

-The Big Bang Theory: Estaba renovada por dos temporadas más.

-Blue Bloods

-Code Black: Fue de las últimas que anunciaron y me alegré pero tras la noticia de que Bonnie Sommerville y Raza Jaffrey no seguirán, siendo de los mejor que había, me planteó varias cosas como, por ejemplo, si saben los respoinsables por dónde tirar con ella.

-Elementary

-Hawai 5-0 (Hawaii Five-O)

-Life in Pieces: Lo que tardaron en renovarla y lo buena que es.

-Madam Secretary: Aunque haya tenido altibajos en su segunda entrega, es una buena serie y yo seguiré con ella sin dudarlo.

-Mentes Criminales (Criminal Minds): Sin Shemar Moore pero a por la duodécima entrega que van.

-Mentes Criminales Sin Fronteras (Criminal Minds Beyond Borders)

-Mom: ¡Bien!

-Navy (NCIS)

-NCIS: Los Angeles

-NCIS: New Orleans

-The Odd Couple

-Scorpion

-Supergirl: Pasará a The CW

Cancelaciones:

-Angel From Hell: Iba de simpática pero buena no era y no duró más allá de cinco episodios.

-CSI Cyber: Con ella muere la franquicia iniciada en el año 2000.

-Extant

-The Good Wife

-Limitless: Casi pasa a otra cadena pero al final, cancelada.

-Mike & Molly

-Person of Interest: Poco lo queda a la quinta entrega y, por tanto, a la serie. Una pena pero, cinco temporadas es un muy buen número para futuros revisionados.

-Rush Hour

Logo de la NBC

Renovaciones:

-The Blacklist

-Blindspot

-Chicago Fire

-Chicago Med

-Chicago PD

-Grimm

-Ley y Orden: UVE (Law & Order: SVU): La longeva serie va a por la decimoctava entrega. A este paso superará a la original, tiempo al tiempo.

-Little Big Shots

-Shades of Blue: Sin ser nada del otro mundo, la serie de Jennifer López está entretenida y me alegro por su renovación, que fue  rápida porque unos cuantos episodios les bastaron.

-Superstore

Canceladas:

-Crowded

-Game of Silence

-Heartbeat

-Heroes Reborn

-Mr. Robinson

-The Mysteries of Laura

-The Player

-Telenovela

-Truth Be Told

-Undateable

-Welcome to Sweden

-You, Me and the Apocalypse

Logo de Fox

Renovaciones:

-Bob’s Burgers: Renovada para, al menos, dos temporadas más.

-Bones: Acabará con su duodécima temporada.

-Brooklyn Nine-Nine

-Empire

-Gotham

-The Last Man on Earth: Aunque su segunda entrega no fue tan buena como la primera, bienvenida es su renovación.

-Los Simpson (The Simpsons): La familia de Springfield y compañía iniciarán en septiembre su temporada número veintiocho. Aunque, se renovó el pasado año para dos temporadas más.

-Lucifer

-New Girl: Debería ser la última ya.

-Padre de Familia (Family Guy)

-Rosewood

-Scream Queens: Que semejante despropósito siga en antena… En fin.

-Sleepy Hollow

Cancelaciones:

-Bordertown

-Cooper Barrett’s Guide to Surviving Life

-Grandfathered: Esta sí me ha dolido con lo entrañable, entretenida y disfrutable que fue. Y encima nos dejaron con un cliffhanger… Seguro que Sara (Paget Brewster) hizo lo que tenía que hacer.

-The Grinder

-Minority Report

-Second Chance

Logo CW

Renovaciones:

-The 100

-Arrow

-Crazy Ex-Girldfriend

-Crónicas Vampíricas (The Vampire Diaries)

-DC’S Legends of Tomorrow

-The Flash

-iZombie

-Jane the Virgin

-Masters of Illusion

-The Originals

-Reign

-Sobrenatural (Supernatural)

Cancelaciones:

-Bella y Bestia (Beauty and the Beast)

-Containment

22.11.63, una miniserie bastante aburrida

Poster de 22.11.63

Hace un par de semanas FOX España emitió los dos últimos episodios de la miniserie de Hulu “22.11.63” (11.22.63), serie desarrollada por Bridget Carpenter basándose en la novela del mismo título de Stephen King y con producción del propio escritor y de J.J. Abrams.

La premisa trata sobre el profesor de literatura Jake Epping (James Franco) a quien su amigo Al Templeton (Chris Cooper) cuenta que en su cafetería hay un portal para volver al pasado y que lleva tiempo intentando salvar a John Fitzgerald Kennedy, pero que tiempo es lo que no le queda porque los continuos viajes han hecho que enferme. Jake es escéptico al principio pero tampoco tardará demasiado en tomar el relevo de su amigo y viajar hasta el 21 de octubre de 1960, porque por alguna razón no se puede llegar al pasado ni antes ni después de esa fecha.

Así, tras una misión personal primero, Jake acabará con la ayuda de un chico, Bill (George MacKay) espiando a Lee Harvey Oswald (Daniel Weber), el asesino de JKF para tratar de evitar que lo haga. En su empeño acabará trabajando en un colegio, llevando una doble vida, y enamorándose de Sadie Dunhill (Sarah Gadon), mientras trata de destapar si hubo conspiración en el magnicidio o Oswald actuó solo.

Daniel Webber en 22.11.63

El piloto no estuvo nada mal e incluso el segundo episodio resultó interesante pero poco más de entretenimiento he encontrado en “22.11.63”, una miniserie de nueve episodios (en Estados Unidos de 8, supongo que el último fue doble pero en España lo partieron en dos) con mucha palabrería que no hace que la trama principal avance y una investigación que pierde el interés rápido porque se acaba dando más importancia a la trama de Jake y Sadie que a otra cosa. De hecho, el final me pareció algo precipitado pasándose los días muy rápido hasta llegar al día en el que dispararon al entonces presidente de los Estados Unidos de América.

Ciertamente, esperaba algún tipo de posición en el argumento sobre si hubo complot, si Oswald era un solitario que quiso que alguien le tomara en serio o las razones que le llevaron a hacerlo, pero supongo que ni en la ficción han querido especular con ello. Así que en lo que a la historia real respecta, que cada uno piense lo que quiera.

Sarah Gadon y James Franco en 22.11.63

Algún aspecto positivo puedo decir, como por ejemplo que James Franco no lo hace nada mal y que Daniel Webber tampoco, y que la ambientación está bastante bien, así como la música sesentera total. Pero, me ha aburrido, mucho.

The Catch, una serie con tres tramas que prometía algo más de lo que da

Reparto de The Catch

La semana pasada finalizó la primera entrega de “The Catch”, una serie que con los nombres de Mireille Enos y Peter Krause como cabezas de cartel ya valía para llamar la atención. La trama se resume en que a la detective privado Alice Vaughan (Enos) se la mete doblada su prometido Christopher (Krause) cuando desaparece quitándole todo lo que tiene,  y es que el tal Christopher, cuyo nombre real es Ben, es un timador que trabaja para la Kensington, un grupo criminal británico. Junto a sus compinches Margot Bishop (Sonya Walger) y Reginald Lenox (Alimi Ballard), tiene la tarea de “recaudar” mucho dinero porque tienen una deuda grande que el hermano de Margot, Rhys (John Simm), acaba yendo a cobrar.

¿Y Alice? Pues la vida sigue, claro, y tiene que trabajar en la compañía que tiene a medias con su mejor amiga Val (Rose Rollins), pero también tiene ganas de pillar a quien la estafó, ya no por todo el engaño y lo que la quitó, sino por orgullo. Pero claro, él la estafó en lo material pero no en lo sentimental y, cuando por fin lo encuentra, las chispas del amor vuelven a saltar.

Leí que los showrunners fueron cambiados después de que ABC diera el visto bueno a emitir la serie porque no tenían muy claro cómo seguir la historia. No es raro porque ¿cuánto iba a tirarse Alice buscando a su amado timador? Así “The Catch” es una serie con tres tramas: la de la detective yendo a por Ben, la de este con su grupo y la del caso episódico de la agencia de detectives. Un tres por uno en toda regla, lo que hace que la serie no tenga identidad alguna porque va de muchas cosas.

Peter Krause y Sonya Walger en la primera temporada de The Catch

Que Alice va muy de lista porque su trabajo lo hace muy bien pero la engañan hasta el fondo una y otra vez, vaya que no aprende y como espectadora no puedo evitar pensar en Mireille Enos embutida en su papel de Linden en “The Killing” y en lo perceptiva que era, deben serlos modelitos o las pestañas postizas extra largas que hacen que no me pueda tomar su personaje en serio, y tanta sonrisa ¿por qué? Chica, ¡tu vida debería ser miserable que te han robado todo!

Los casos episódicos son de esos que pasan sin pena ni gloria porque es lo que menos importa en “The Catch” siendo lo mejor la parte de los timadores que recuerda algo a “Las Reglas del Juego” (Leverage) y que es lo que mejor construido está y más real puede ser de algo tan estúpidamente ficticio como nos quieren vender. Vaya que hasta hay un homenaje a “Downton Abbey” que yendo de simpático es un momento WTF en toda regla.

Mireille Enos y Rose Rollins en The Catch

Buena no es, y yo lo que vería de “The Catch” sería su spin off centrado única y exclusivamente en los timadores, vaya que quiero la precuela la cual sería mucho más interesante que este despropósito. Diez episodios me han bastado, no quiero más a pesar de que volverá.

Duodécima temporada de Anatomía de Grey, o la vida sin Derek Shepherd

James Pickens Jr. y Ellen Pompeo en la temporada 12 de Anatomía de Grey

Se dice pronto pero llevo casi un tercio de mi vida viendo “Anatomía de Grey” (Grey’s Anatomy). Doce temporadas en once años son muchas para una serie pero la de Shonda Rhimes es una de esas rarezas en las que por mucho que pasen los años, la calidad no decae, a pesar de que se recree una y otra vez en dar por saco a los mismos personajes.

Cuánto más tienen que sufrir Callie (Sara Ramírez) y Arizona (Jessica Capshaw), me he preguntado más de una vez y, mira por dónde aún les quedaban cosas por las que pasar. Con una conclusión a una batalla en la que se enzarzan muy buena, sobre todo por todo lo que se dijo en un tribunal a favor y en contra de una y que acaba de forma satisfactoria para la doctora a la que di mi apoyo desde el principio. Y, no es spoiler que ya ha sido noticia, pero la doctora Torres desaparece del plantel porque Sara Ramírez dice necesitar un descanso. Su última escena, cómo no, con Arizona.

Creo que en la vida, es decir todas las temporadas de esta longeva serie, Meredith (Ellen Pompeo) ha estado tan calmada, aunque durante el brillante episodio de la cena, como hay que llamar al quinto “Guess Who’s Coming to Dinner” (Adivina Quién Viene a Cenar), se pasó mucho con la recién llegada Penny Blake (Samantha Sloyan), novia de Callie y quien mató, según Mer, a su marido. Penny ha sido, probablemente, uno de los mejores personajes de la temporada y una de las mejores internas que han pasado por el otrora Seattle Grace, porque casi todos al principio, internos iniciales aparte, fueron horribles. Lástima que la temporada que viene no vaya a estar (es difícil suponer lo contrario).

Samantha Sloyan y Ellen Pompeo en la temporada 12 de Anatomía de Grey

Ninguna relación ha tenido una estabilidad durante la temporada, y eso que hay unas cuantas, porque absolutamente todas han tenido sus altibajos: desde la de Owen (Kevin McKidd) y Amelia (Caterina Scorsone), hasta la de Bailey (Chandra Wilson) y Ben (Jason George) y, sobre todo, la de Jackson (Jesse Williams) y April (Sarah Drew), a quienes dedicaron un aburrido episodio para que viéramos todo lo importante sucedido desde que se casaron hasta que dejaron de estarlo. Porque ninguna relación está a salvo en “Anatomía de Grey” siendo las más estables las de amistad.

El nuevo médico, Nathan Riggs (Martin Henderson), no ha aportado demasiado que se diga, aunque nos han abierto la puerta al final a algo; a Arizona la han tenido de muy secundaria durante buena parte de la temporada hasta la recta final; a Jo (Camilla Luddington) hace tiempo que dejaron de darle historias buenas y Stephanie (Jerrika Hinton) es muy Cristina sin llegarle a esta a los talones. A Maggie (Kelly McCreary) la han dejado estancada con una historia que se repite una y otra vez, la relación amorosa entre un adjunto y un interno. 

Fotograma del episodio 12x01 de Anatomía de Grey

Y, sobre los temas médicos, que en esta serie son lo secundario, puedo seguir hablando bien porque siempre suelen hacerlos interesantes.

No ha estado mal la temporada aunque la primera mitad de la misma fue más entretenida que la segunda pero yo tengo muy clara una cosa, aunque dure treinta años, ahí me van a tener enganchada a ella hasta el último minuto. A partir de septiembre, temporada trece.

Tercera temporada de Mom: Christy y Bonnie han seguido en plena forma

Fotograma de la tercera temporada de MomA “Mom” hay que agradecerle muchas cosas, entre ellas ser una dramedia capaz de reírse de los problemas más gordos y hacer reír al espectador de ellos, y también reinventarse temporada tras temporada. En su primera entrega trató mucho sobre esa recién reconectada relación de madre e hija, Christy (Anna Faris) y Bonnie (Allison Janney) y de sus muchos altibajos, pero había esas historias familiares de los Plunkett, con los hijos de Christy, y también los problemas laborales de esta y las locuras de su progenitora.

En la segunda los hijos pasaron a un segundo plano, ganando en protagonismo la esponsor de Christy, Marjorie (Mimi Kennedy), personaje muy importante en “Mom”, y desapareciendo el lugar de trabajo de Christy casi por completo porque, poco aportaba. El cambio de escenario de la temporada, con esa mudanza a la fuerza, ayudó para situarnos en un espacio diferente, que se ha mantenido durante la tercera temporada, pero ya en él, prácticamente, no hay ni rastro de Violet (Sadie Calvano), salvo al orincipio y final de temporada, ni Roscoe (Blake Garrett Rosenthal) y sí muchas conversaciones madre e hija y visitas varias.

Promo del episodio 3x13 de Mom

El grupo de adictas al alcohol en recuperación se ha incrementado por lo que “Mom” oficialmente ya no la considero una serie familiar, y la dramedia ha seguido su curso porque las adicciones, al fin y al cabo, persiguen a quienes las sufren alguna vez en su vida. En plena forma creo yo que han seguido Bonnie y Christy durante toda esta entrega con sus problemas, algunas tiranteces en su relación y sus historias varias. Los guiones de la serie siguen teniendo calidad y un equilibrio realmente bueno entre lo cómico y lo dramático, pero de lo mejor sigue siendo el gran trabajo que realizan las dos protagonistas a la hora de dar vida a sus personajes y esa química que lleva a pensar que, por dramática que pueda llegar a ser “Mom” a veces, grabándola se lo tienen que pasar muy bien.

Episodios a destacar en el que aparece la madre de Bonnie, interpretada por Ellen Burstyn, en el que ella y Allison Janney tienen una grandísima escena hacia el final del capítulo; y en el que las protagonistas y sus tres amigas, Marjorie, Jill (Jaime Pressly) y Wendy (Beth Hall), viajan en coche a Canadá a por sirope de arce para ganar dinero con él. 

Pero, mi favorito, el vigésimo, “Pure Evil and a Piece of Cheesecake” (Pura Maldad y un Trozo de Cheesecake) en el que Christy y Bonnie tienen una acalorada discusión nocturna, una pelea diurna en una tienda de vestidos de boda y donde al final hay un sorpresón y guiño fantástico a los fans de “El Ala Oeste” (The West Wing).

CBS renovó “Mom” hace semanas para una nueva temporada así que en otoño, madre e hija Plunkett regresarán con más risas.