Comedias: Últimas temporadas de Mom, Life in Pieces, Angie Tribeca y Kimmy Schmidt

Pensaba que había escrito sobre mis comedias de cabecera cuyas cuarta y segunda temporada finalizaron en CBS a finales de mayo. Son, respectivamente, “Mom” y “Life in Pieces”. Así que aprovecho a comentar sus temporadas y las de otras dos comedias que sigo en cuanto aparecen, prácticamente, como son “Angie Tribeca” y “Unbreakable Kimmy Schmidt”.

Temporada 4 de Mom

Mom

Sigue en plena forma tras cuatro años de problemas, soluciones, reuniones de alcohólicos anónimos y esa relación de amor-reproches entre las protagonistas Christy (Anna Faris) y Bonnie (Allison Janney). Los primeros episodios muy centrados en Bonnie y su novio Adam (William Fichtner) no hicieron que la entrega se iniciara muy bien pero enseguida “Mom” recuperó su buen ritmo de siempre y dejó de lado un poco a Adam y desterró casi al completo a los hijos de Bonnie y su exmarido, que tras las dos primeras temporadas ya perdieron la práctica totalidad del piso que tenían.

“Mom” son Bonnie y Christy y las secundarias de lujo como Marjorie (Mimi Kennedy), Jill (Jaime Pressly) y Wendy (Beth Hall). Adam ha sido un buen añadido a la historia y de vez en cuando aparecen otros personajes ya conocidos como el abogado Steve (Don McManus), al que siempre es genial ver, y otros episódicos.

La quinta temporada, tras el encuentro de Bonnie con un familiar al que no conocía, promete. Además puedes seguir explorando las tramas de Jill o de Marjorie, por ejemplo, siempre interesantes. El tira y afloja de Christy y su madre puede seguir dando risas, sonrisas y entretenimiento muchos años porque, en el fondo, cada temporada los responsables de “Mom” añaden cosas para no estancarse

Temporada 2 de Life in Pieces

Life in Pieces

Este año no han tardado tanto, afortunadamente, en anunciart la renovación de la genial “Life in Pieces”. Me han seguido entreteniendo mucho estas cuatro historias cortas semanales sobre los Short y su mundo, algunas de las cuales han sido realmente hilarantes. Aunque normalmente son historias individuales, han habido episodios en los que las historias estaban conectadas entre sí, algo que ayuda al desarrollo de personajes y las relaciones entre ellos. El final de temporada, por ejemplo, ha sido un muy buen ejemplo de ello, aunque nos han dejado en cliffhanhger hasta noviembre, que si no me equivoco, es cuando la serie estrenará su tercera temporada.

Sí que tengo que reprochar una cosa a esta temporada de “Life in Pieces” y es lo poco que ha salido la adorable Sophia (Giselle Eisenberg). Aunque tal vez haya quedado compensado con todas las escenas robadas por quien hace de su padre Tim, Dan Bakkedahl, todo un descubrimiento de actor cómico.

Tercera temporada de Angie Tribeca

Angie Tribeca

Seguramente ninguna temporada de “Angie Tribeca” superará a la de su presentación. Sigue sin engañar, en una serie absurda con parodias del género policial que siempre acaba resultando ridícula y que a veces puede llegar a rozar la verguenza ajena. Pero entretiene mucho y sus episodios parecen durar un pestañeo de lo rápido que se pasan.

En esta entrega Angie (Rashida Jones) y compañía de han enfrentado a un asesino en serie en varios de los episodios, por lo que ha tenido bastante de seriada en vez de episódica.

Los cameos también han seguido y a lo largo de los diez episodios se ha podido ver, entre otros, a Mary McCormack, repitiendo su personaje de la segunda temporada, Chris Pine, Natalie Portman y a Alfred Molina, que supongo que por su trabajo en “Feud” no haya podido aparecer más que en unos tres episodios brevemente.

No es una maravilla, pero “Angie Tribeca” entretiene y una vez al año su consumo se agradece. A ver si la renuevan.

Promo tercera temporada Unbreakable Kimmy Schmidt

Unbreakable Kimmy Schmidt

Normalmente esta serie tendría un post escrito con mucho entusiasmo para ella sola, como acostumbro a hacer pero lo cierto es que la tercera temporada de “Unbreakable Kimmy Schmidt” no ha estado a la altura de sus predecesoras. De hecho, a veces (nunca pensé que diría esto) Kimmy (Ellie Kemper) me ha resultado hasta cansina y es que si un personaje ha brillado para mí esta temporada, esa ha sido Lillian (Carol Kane).

Kimmy ha tenido momentos buenos, claro, también Titus (Titus Burgess) y, como no, Jacqueline (Jane Krakowski) pero los episodios no me han parecido tan redondos, ni de lejos, como sus predecesores.

Ya la temporada pasada empezó titubeante hasta que resurgió a los pocos episodios, pero en esta le ha costado hasta llegar al ecuador de la entrega donde sí que han habido episodios mejores y la voz de Kimmy dejó de retumbarme en los oídos. Apariciones estelares a parte de la citada Laura Dern, las de Josh Charles, Ray Liotta, Tina Fey, Jon Hamm y la hilarante Maya Rudolph, además de viejos conocidos de “30 Rock” como Judah Friedlander, Scott Adsit, John Lutz y Chris Parnell.

Hay algo necesario, más flashbacks del búnker y que vuelva Laura Dern porque el despliegue cómico y dramático que hizo en un momento en el episodio en el que salió fue espectacular, y que Tina Fey escriba más episodios por favor.

A ver si la cuarta entrega llena más.

Anuncios

Tercera temporada de Mom: Christy y Bonnie han seguido en plena forma

Fotograma de la tercera temporada de MomA “Mom” hay que agradecerle muchas cosas, entre ellas ser una dramedia capaz de reírse de los problemas más gordos y hacer reír al espectador de ellos, y también reinventarse temporada tras temporada. En su primera entrega trató mucho sobre esa recién reconectada relación de madre e hija, Christy (Anna Faris) y Bonnie (Allison Janney) y de sus muchos altibajos, pero había esas historias familiares de los Plunkett, con los hijos de Christy, y también los problemas laborales de esta y las locuras de su progenitora.

En la segunda los hijos pasaron a un segundo plano, ganando en protagonismo la esponsor de Christy, Marjorie (Mimi Kennedy), personaje muy importante en “Mom”, y desapareciendo el lugar de trabajo de Christy casi por completo porque, poco aportaba. El cambio de escenario de la temporada, con esa mudanza a la fuerza, ayudó para situarnos en un espacio diferente, que se ha mantenido durante la tercera temporada, pero ya en él, prácticamente, no hay ni rastro de Violet (Sadie Calvano), salvo al orincipio y final de temporada, ni Roscoe (Blake Garrett Rosenthal) y sí muchas conversaciones madre e hija y visitas varias.

Promo del episodio 3x13 de Mom

El grupo de adictas al alcohol en recuperación se ha incrementado por lo que “Mom” oficialmente ya no la considero una serie familiar, y la dramedia ha seguido su curso porque las adicciones, al fin y al cabo, persiguen a quienes las sufren alguna vez en su vida. En plena forma creo yo que han seguido Bonnie y Christy durante toda esta entrega con sus problemas, algunas tiranteces en su relación y sus historias varias. Los guiones de la serie siguen teniendo calidad y un equilibrio realmente bueno entre lo cómico y lo dramático, pero de lo mejor sigue siendo el gran trabajo que realizan las dos protagonistas a la hora de dar vida a sus personajes y esa química que lleva a pensar que, por dramática que pueda llegar a ser “Mom” a veces, grabándola se lo tienen que pasar muy bien.

Episodios a destacar en el que aparece la madre de Bonnie, interpretada por Ellen Burstyn, en el que ella y Allison Janney tienen una grandísima escena hacia el final del capítulo; y en el que las protagonistas y sus tres amigas, Marjorie, Jill (Jaime Pressly) y Wendy (Beth Hall), viajan en coche a Canadá a por sirope de arce para ganar dinero con él. 

Pero, mi favorito, el vigésimo, “Pure Evil and a Piece of Cheesecake” (Pura Maldad y un Trozo de Cheesecake) en el que Christy y Bonnie tienen una acalorada discusión nocturna, una pelea diurna en una tienda de vestidos de boda y donde al final hay un sorpresón y guiño fantástico a los fans de “El Ala Oeste” (The West Wing).

CBS renovó “Mom” hace semanas para una nueva temporada así que en otoño, madre e hija Plunkett regresarán con más risas.

Me Llamo Earl, una divertida comedia sobre hacer el bien

Promo de Me Llamo Earl

Hace unos ocho veranos descubrí “Me Llamo Earl” (My Name is Earl) en la noche de La Sexta. Hasta cinco, o tal vez seis, episodios seguidos emitían y me enganché. Después desapareció de la parrilla, o la cambiaron de hora, y decidí que algún día debería verla del tirón, que es como mejor se acaban consumiendo las series, especialmente una vez acabadas, y ya puedo ponerla en la lista de series terminadas.

Creada por Greg Garcia, “Me Llamo Earl” vio la luz por primera vez en la NBC estadounidense en septiembre de 2005. Su premisa era sencilla: a un ladronzuelo de poca monta llamado Earl Hickey (Jason Lee), que siempre va con sus camisas de cuadros y bigote y que sale con los ojos cerrados en las fotos, le tocan un montón de dólares en un rasca y gana de lotería. Su alegría le acaba llevando al hospital ya que no ve que un coche va directo hacia él. Tras escuchar hablar del karma en un programa de televisión, piensa que su atropello ha sido por eso y que el karma le castiga por todas las cosas malas que ha hecho en la vida. Earl decide hacer una lista, doscientas y pico cosas apunta, y compensar cada una yendo donde las personas a las que algo malo hizo.

Lista de Me Llamo Earl

Earl no estará solo, le ayudará su hermano Randy (Ethan Suplee), un chico de pocas luces con el que comparte cama y habitación en el motel de su Camden natal, en el que limpia su amiga Catalina (Nadine Velazquez), una inmigrante ilegal que también les ayuda de vez en cuando y de la que Randy está enamorado.

Los tres pasan tiempo en la Taberna del Cangrejo donde Earl siempre saluda al camarero Darnell Turner (Eddie Steeples) con un “¿qué pasa Hombre Cangrejo?”. Resulta que Darnell es el marido de Joy (Jaime Pressly), la exmujer de Earl, que siempre anda por ahí también, si no está en el parque de caravanas donde vive con su marido y sus dos hijos de padres diferentes, Dodge (Louis T. Moyle) y Earl Junior (Trey Carlisle).

Fotograma de Me Llamo Earl

A pesar de que Earl sea el personaje principal, “Me Llamo Earl” es una serie muy coral, tanto que se hace raro si Darnell y Joy apenas salen. Catalina es un personaje más secundario, dentro del plantel principal, sobre todo en las temporadas tercera y cuarta. Esto me lleva a mencionar, también, al amplio espectro de personajes recurrentes que pueblan el lugar, desde los padres de Earl y Randy, Carl (Beau Bridges) y Kay (Nancy Lenehan) hasta la prostituta de día Patty (Dale Dickey), pasando por el cartero del ojo de cristal Willie (Bill Suplee, el padre de Ethan), el actor alcoholizado que parece una parodia de David Hasselhoff Tim Stack (Timothy Stack) y que de hecho lo es, el gay Kenny (Gregg Binkley) enamorado del agente de policía Stuart (Mike O’Malley), Didi (Tracy Ashton) la chica de una sola pierna que quiere acabar con la existencia del protagonista por abandonarla, o excompañeros de fatigas de Earl y Randy como Ralph (Giovanni Ribisi) o Frank (Michael Rapaport).

En cada episodio, básicamente, Earl trata de arreglar alguna maldad que hizo en el pasado ya fuera un robo, insultos, haberse reído de alguien, haber estropeado alguna celebración, etcétera. Randy, su fiel aliado siempre, le ayuda con la lista como he dicho antes y así vemos también cómo viven ambos. Pero también Joy y Darnell tienen sus historias, que a veces están relacionadas con las de Earl y otras son independientes, o Catalina las suyas en las que normalmente deben ayudarla sus amigos.

Reparto de Me Llamo Earl

Las dos primeras temporadas de “Me Llamo Earl” son casi idénticas en estructura. Earl recuerda algo que hizo tiempo atrás y se dispone a arreglarlo para tachar a esa persona en concreto de su lista; pero a partir de la tercera entrega por seguir queriendo hacer el bien, acaba en un escenario diferente donde ya no tiene lista pero sí quiere que el karma no le ataque de nuevo.

A pesar de las cosas malas que tanto unos como otros hacen, para mí la serie es una divertida comedia que trata, fundamentalmente, de hacer el bien. Bien le hace al espectador que se enganche a ella, también, puesto que “Me Llamo Earl” provoca sonrisas, risas y carcajadas en casi todos sus episodios. Hay algunos que son más flojos que otros, pero se le puede permitir porque en su conjunto es una buena comedia que resulta de lo más entretenida.

NBC decidió cancelarla tras su cuarta temporada dejándonos con, tal vez, el peor episodio de la serie y un cliffhanger. Una pena porque hubiese sido genial que Earl terminara su lista en el fin de la serie pero, aunque hubo negociaciones para que otra cadena le diera un cierre, no prosperaron y así, como se ve en el episodio número 27 de la cuarta temporada, acabó “Me Llamo Earl”. Recomendable.

Mom, fantástica tragicomedia en su segunda temporada

Allison Janney y Anna Faris en la segunda temporada de Mom

Soy fan de “Mom” desde el primer día. Ya dije al término de su primera entrega el año pasado que no me costó nada engancharme y hoy en día se ha convertido en mi comedia de cabecera. La segunda temporada de la serie de CBS (en España se puede ver en TNT y Neox) finalizó su emisión el pasado jueves y largos se harán los seis meses sin ella, porque desde hace un tiempo está renovada para una tercera temporada.

La segunda entrega rompió con la segunda desde el principio ya que el escenario principal se trasladó de la casa de los Plunkett hasta un motel, primero, y un edificio de apartamentos, pasando por la casa de Marjorie (Mimi Kennedy), siempre dispuesta a ayudar a Christy (Anna Faris), Bonnie (Allison Janney) y compañía.

Un acierto que Marjorie se haya convertido en personaje fijo porque su personaje no solo aporta, sino que es de los buenos y se complementa a la perfección con las protagonistas. Otro cambio importante es que el lugar de trabajo de Christy apenas ha aparecido, y es que es esa parte de la serie a la que estaba claro que no iban a poder sacar jugo, pero tampoco han salido demasiado los hijos de Christy. Acertado también haber recuperado a Regina (Octavia Spencer) y fichado a Jill (Jaime Pressly)

La segunda temporada se ha caracterizado por los palos que se le han dado a Bonnie y Christy, las protagonistas de esta fabulosa tragicomedia que es “Mom”.

Y a partir de aquí, spoilers, así que no sigas leyendo si aún no has visto la temporada o no la llevas al día.

Kevin Pollack y Allison Janney en la segunda temporada de Mom

En los últimos episodios de la primera temporada, Christy fue a buscar a Alvin (Kevin Pollack) y aunque Bonnie en un primer momento no quiso saber nada de él, al final aceptó las razones por las cuáles él la había abandonado con la recién nacida hija de ambos, y acabó metiéndose en su vida teniendo una segunda oportunidad con ambas.

Poco le duró, tristemente porque Alvin ha dado mucho juego, porque un infarto acabó con su vida de repente… ¡Estando en la cama con Bonnie! La pena de Christy fue grande, la de Bonnie mayor y al final esta, por otras cosas también, acabó cayendo de nuevo en las drogas y el alcohol despertando el “odio” de su hija y la necesidad de intervención de sus amigas de AA.

Mientras Christy no solo tiene que lidiar con su madre sino con la rebeldía de su hija Violet (Sadie Calvano) y con las ganas de su hijo Roscoe (Blake Garrett Rosenthal) de vivir con su padre Baxter (Matt Jones), quien ha rehecho su vida con una una chica con dinero y que vive en una gran casa y tiene un buen empleo.

Fin de los spoilers.

Promo de la segunda temporada de Mom

La serie fue hilarante en su primera entrega pero la segunda ha tenido un tono más trágico de ahí que la catalogue de tragicomedia porque aunque en “Mom” se utilice el humor a cada rato, se hace para ocultar el drama no solo el de Bonnie o Christy, sino también el de Marjorie, Jill o el de Regina.

Larga vida a “Mom”, porque ella lo vale por lo que hace disfrutar y por los personajes y el buen trabajo de la siempre grande Allison Janney, Anna Faris y el resto del elenco, en su mayoría.